Tres arrestos en relación con la muerte de un hispano en una "ejecución planeada" en Florida
06 de septiembre de 2018 - 15:09
La Policía de Daytona Beach ha calificado como una "ejecución planeada" la muerte de Carlos Cruz-Echevarría, con el objetivo de evitar su declaración contra Kelsey Terrance McFoley, quien le había apuntado con una pistola en un semáforo

MIAMI.- Un hispano que detuvo su coche para ayudar a dos hombres a sacar su auto de una zanja en una carretera de Florida fue asesinado a tiros, en una supuesta "ejecución planeada", para que no testificase contra un conductor que le había apuntado con una pistola en 2017, informaron este miércoles medios locales.

Carlos Cruz-Echevarría, de 60 años, fue asesinado a tiros en noviembre de 2017 tras detener su automóvil para prestar ayuda a los ocupantes de otro vehículo a sacarlo supuestamente de una zanja en una carretera del condado de Volusia, en el centro de Florida.

El cuerpo de Cruz-Echevarría, veterano de la Armada, fue encontrado próximo a un auto robado y quemado en una zona de hierba en la carretera donde se produjo el crimen, recogió el diario The Daytona Beach News-Journal.

La investigación inicial apuntaba a un intento de robo de la camioneta del hispano, pero pruebas posteriores, entre otras las huellas dactilares y de ADN halladas por agentes de la policía, condujeron a la detención de los sospechosos.

Ahora la Policía del citado condado ha presentado cargos de asesinato en primer grado contra Benjamin Jaquaric Antonio Bascom, de 24 años, Kelsey Terrance McFoley, de 28, y Melissa Ríos-Roque, de 21 por lo que los detectives han llamado "ejecución planeada".

Un asesinato planeado para evitar, según la Policía, que Cruz-Echeverría testificara como víctima contra MacFoley, traficante de heroína, quien había apuntado al hispano con una pistola por tocarle el claxon en un semáforo.

Los hechos se remontan a 2017, cuando Cruz-Echevarría se encontraba en su coche detrás del de McFoley, parados en un semáforo en rojo, y el primero le tocó el claxon cuando cambió a luz verde.

Entonces, McFoley le preguntó a Cruz-Echevarría si tenía algún problema y le apuntó con una pistola, un hecho que el hispano denunció a la Policía. En una ronda de fotografías que le mostraron, el hispano identificó al primero como el atacante.

McFoley era conocido por la Policía como un traficante de heroína con múltiples antecedentes criminales.

Bascom fue arrestado este miércoles y McFoley y Ríos-Roque el pasado martes.