La violencia doméstica se vuelve casi imposible de comprender por su frecuencia, ya que cada nueve segundos una mujer es golpeada o atacada en los Estados Unidos. Una de cada tres mujeres en este país ha sido acosada físicamente por su pareja, y la violencia domestica cuenta por 15% de todos los crímenes violentos. Si todas las mujeres que fueran víctimas en todos los allanamientos, atraco, y todo otro crimen físico fueran contadas, el número de víctimas no alcanzaría al número de víctimas en casos de violencia doméstica. Todos reconocemos que este problema cruza todas las líneas raciales, sociales y religiosas.

¿Por qué es importante denunciar un caso de violencia domestica?

La denuncia es la forma más efectiva de protegerse ante una agresión y a la misma vez le envía un mensaje claro al abusador que la víctima no va a permitir que continúe el abuso.

La victima que denuncia la violencia domestica puede recibir ciertas ayudas para relocalizarse y ayudar a pagar las cuentas de hospital por el tratamiento de sus lesiones que fueron causadas por el abuso.

Del mismo modo, la víctima de violencia domestica que se encuentra indocumentada, al denunciar la agresión, puede iniciar la solicitud de residencia a través de visas otorgadas por las autoridades de inmigración sin necesidad de depender del abusador.

Todas estas ayudas no podrían ser recibidas si la víctima no denunciara el abuso.

¿Cuál es el proceso que debe seguir una víctima de violencia domestica?

La víctima debe denunciar el abuso a la policía comunicándose con el 911 para que el abusador sea arrestado y podamos encausarlo criminalmente. Es conveniente también que la víctima solicite una orden de protección civil.

Si no desea llamar a la policía pero necesita ayuda, puede llamar al teléfono 24 horas al día que el Estado de la Florida tiene para las víctimas de violencia doméstica: 1-800-500-1119.

Normalmente, la víctima de violencia domestica lleva sufriendo este tipo de abuso por mucho tiempo y no actúa inmediatamente con la esperanza de que su esposo o compañero cambie, ya sea su temperamento o su consumo de drogas o de alcohol.

Se recomienda que la víctima tenga un “plan de seguridad personal”, como por ejemplo, tener teléfonos de emergencia donde llamar para pedir ayuda; guardar documentos importantes; dinero en efectivo; identificar un lugar donde pueda acudir en caso de que tenga que escapar, etc. Si sufrió maltratos físicos con lesiones, debe acudir al médico u hospital, y denunciar el incidente. También debe procurar que sus lesiones sean fotografiadas para preservar la evidencia del abuso físico.

¿Qué programas ofrece el Condado? ¿Existe algún costo?

Hay personas e instituciones dedicadas exclusivamente a ayudar a las víctimas de violencia domestica a protegerse y a restablecer su vida. En la Fiscalía Estatal, una vez que el abusador ha sido arrestado, tenemos el programa M.O.V.E.S. (Servicios Móviles Operativos de Emergencia) que interviene inmediatamente después del arresto enviando paralegales a la escena del incidente, al hospital, o a la estación de policía, para entrevistar a la víctima; tomarle fotografías y explicarle los recursos disponibles en la comunidad para poder rehacer su vida y la de su familia. Los paralegales le proveerán y asistirán a conseguir una orden de protección; un refugio si lo necesita; como conseguir ayuda psicológica para ella o su familia, y también le explicaran a la víctima como va a ser el proceso judicial que acaba de comenzar en el cual intervendrán nuestros abogados y consejeros de víctimas y testigos.

En el condado Miami-Dade existen programas y servicios que ayudan a las víctimas de violencia doméstica. Tenemos el “Centro de Coordinación de Asistencia a Víctimas” (CVAC), que alberga a diferentes agencias, entre las cuales nos encontramos nosotros y que proveen servicios de asistencia a la víctima. En un solo edificio la victima puede encontrar asistencia sobre cómo obtener órdenes de protección; servicios legales de inmigración y civil; información sobre manutención económica por daños incurridos en el delito a través de la Oficina General del Fiscal del Estado (Office of the Attorney General); y asistencia para buscar trabajo.

También en el condado existen refugios donde la víctima de violencia domestica puede acudir en caso de emergencia. Todos estos servicios son absolutamente gratis por el hecho de ser una víctima de violencia doméstica.

Es importante repetir que la víctima de violencia domestica debe saber que no está sola. Hay toda una comunidad pendiente de ella y apoyándola a restablecer su vida y la de su familia.

Si no se siente seguro al salir de la casa sola, llame a la policía y pida asistencia. Avísele a la policía si quiere intentar acusaciones legales en contra su abusador.

Llévese todos los artículos personales que pueda con usted, incluyendo las llaves de su casa, dinero, y documentos importantes que pudiera necesitar para usted y sus niños tal como los números de sus seguros sociales y los pasaportes.

Por último, recuerde que su médico personal, enfermeros o enfermeras, trabajadores sociales, y otros profesionales de la salud también pueden brindarle apoyo necesario.

Es primordial que actúen inmediatamente y no dejar que su situación termine en una tragedia. Comuníquese con la línea de abuso al 305-285-5900 en donde se le dará en más detalle todos los pasos que debe tomar para ponerle fin a este ciclo de violencia.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

 

Deja tu comentario