CARACAS.- Una radiotransmisión entre los cuerpos policiales de Venezuelaque participaron en el operativo de captura contra Óscar Pérez, exfuncionario sublevado contra el régimen de Nicolás Maduro, confirma que él y su grupo fueron capturados con vida, luego de negociar su entrega con el comandante de la operación -que comenzó entre las 4:00 y las 4:30 de la madrugada- el mayor de la Guardia Nacional Rafael Bastardo.

Un audio filtrado a Univision Noticias por fuentes policiales ligadas a la operación, que fue grabado entre las 11:15 y las 11:42 del día 15 de enero, revela que a esa hora las fuerzas de seguridad ya habían tomado el control de la casa –ubicada en la zona montañosa de El Junquito, a unas 15 millas de Caracas– donde se escondían Pérez, cinco de sus compañeros y la esposa de uno de ellos.

Quienes participan en la conversación reiteran, durante los primeros minutos de la radiotransmisión, la orden de no disparar e informan en 10 oportunidades que tienen pleno control de la situación y que negocian con los rebeldes, cara a cara, su rendición.

"Se está negociando, nadie dispara. Hay cuatro comandos adentro y los demás estamos en toda la entrada, nadie dispara". "Nadie dispara, nadie. Ni los que estamos aquí en la casa, nadie dispara, nadie. Esto es una entrega". "Nadie dispara que estamos en el momento más difícil porque tienen una granada y estamos aquí dentro de la casa. Estamos frente a frente, aquí nos podemos morir todos", fueron las frases utilizadas por el mayor Bastardo y los hombres que lo acompañaban para describir la situación.

Sin embargo, los funcionarios armados con fusiles, cohetes rusos RPG, un tanque y dos blindados, continuaban disparando contra la casa.

En ningún momento de la grabación se habla de un enfrentamiento con Pérez y su grupo, ni se reportan disparos de su parte en ese lapso de tiempo. Tampoco mencionan que alguno de los sospechosos hubiese fallecido como consecuencia del ataque a la casa.

A partir del minuto 4:33 del audio los oficiales que participan en las comunicaciones identifican al mayor Bastardo con el código de Alfa 6, describen que los sublevados se están entregando y que tienen el control total de la vivienda.

Casi tres horas después de las conversaciones reflejadas en la grabación, todos los rebeldes estaban muertos: Óscar Pérez, inspector de policía y piloto; José Alejandro Díaz Pimentel, exfuncionario de la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim); Abraham Israel Agostini, comerciante y exfuncionario de la policía del estado Aragua; Abraham Lugo, exfuncionario de la Guardia Nacional; Jairo Lugo, exfuncionario de la Guardia Nacional y hermano de Abraham; Lisbeth Ramírez, esposa de Jairo Lugo; y Daniel Soto, estudiante de periodismo.

Los siete cadáveres llegaron aproximadamente a las 2:00 de la tarde a la morgue de Caracas. Las actas de defunción entregadas a sus familiares tres días más tarde señalan que la causa de muerte en todos los casos fue un disparo en la cabeza: "traumatismo craneoencefálico severo, herida por arma de fuego disparada en la cabeza", dicen literalmente los documentos.

Esas actas forman parte del sumario de la investigación que está realizando la Asamblea Nacional de Venezuela, de mayoría opositora, sobre lo que ha sido catalogado como "la masacre del Junquito".

El régimen venezolano tardó 24 horas en confirmar la muerte de Pérez y su grupo, y en ofrecer información oficial acerca de la operación.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que se deben modficar las leyes para el porte de armas en EEUU?

Sí, deben ser más estrictas
Sí, debe prohibirse el acceso a armas a civiles
No, deben mantenerse tal como están
No, pero se debe aplicar con mayor rigurosidad
ver resultados

Las Más Leídas