El Departamento de Estado de EEUU publicó este miércoles el informe anual por país sobre Terrorismo, que revela que Cuba y Venezuela mantienen vínculos estrechos con patrocinadores del terrorismo.

El informe indica que Cuba mantiene vínculos estrechos y de colaboración con países patrocinadores del terrorismo, como Irán y Corea del Norte. Al mismo tiempo señala que el régimen cubano continúa apoyando a guerrilleros del Ejército de Liberación Naciona (ELN) a pesar de las reiteradas solicitudes de extradición de Colombia.

Te puede interesar

"Cuba también continúa albergando a múltiples fugitivos que cometieron o apoyaron actos de terrorismo en los Estados Unidos. El Departamento de Estado de EE. UU. Certificó a Cuba como "patrocinador del terrorismo" luego que esa designación fue cancelada en 2015" durante la administración del presidente Barack Obama.

El régimen comunista fue designado por primera vez como patrocinador del Terrorismo en 1982 debido a “su larga historia de brindar asesoramiento, refugio, comunicaciones, capacitación y apoyo financiero a grupos guerrilleros y terroristas”.

"Cuba rechazó la solicitud de Colombia de extraditar a 10 líderes del ELN que viven en La Habana, luego de que ese grupo guerrillero se atribuyera el atentado, en enero de 2019, contra una academia de policía de Bogotá, el cual dejó 22 personas muertas y unas 87 heridas", revela el informe.

Igualmente, el informe señala que además de los terroristas del ELN, el régimen de La Habana brindó refugio a varios disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que abandonaron el proceso de paz. Estados Unidos se refiere a los excabecillas Iván Márquez y Jesús Santrich.

“El 28 de julio, durante las palabras de clausura del Foro de Sao Paulo en Caracas, Nicolás Maduro declaró que Iván Márquez y Jesús Santrich, exlíderes desmovilizados de las FARC que huyeron de Colombia después de abandonar el proceso de paz y retornaron a las acciones terroristas, eran bienvenidos en Venezuela. Cuba es un defensor clave del narcorégimen de Maduro y es un participante activo en el mantenimiento de la autoridad de Maduro”, subraya el informe.

Por su parte, en el texto, aunque se afirma que no hubo ataques terroristas en Cuba en 2019, las autoridades estadounidenses denuncian que el régimen comunista cubano “continúa albergando a múltiples fugitivos que cometieron o apoyaron actos de terrorismo en los Estados Unidos”.

Entre esos casos menciona que Cuba se niega a extraditar a Joanne Chesimard, conocida como Assata Shakur, una fugitiva que integra la lista de terroristas más buscados del FBI, condenada por ejecutar al agente de policía estatal Werner Foerster de Nueva Jersey. Igualmente a William ‘Guillermo’ Morales, un fabricante de bombas fugitivo de las Fuerzas Armadas para la Liberación Nacional (FALN), buscado por el FBI y quien escapó de la detención después de ser condenado por cargos relacionados con terrorismo interno.

Venezuela

Sobre Venezuela, el informe establece que el régimen de Nicolás Maduro fomenta un "ambiente permisivo" para la acción de grupos terroristas, entre ellos las disidencias de las FARC, el ELN y Hezbolá.

El reporte sobre terrorismo en Venezuela durante 2019 señala que "Maduro y sus asociados usan actividades criminales para ayudar a mantener su control legítimos del poder". Así "los lazos financieros con las FARC-D, el ELN y los grupos paramilitares venezolanos facilitan la corrupción pública y los esquemas de corrupción del régimen para incluir a miembros de las fuerzas armadas".

El reporte señala además la "cooperación esporádica entre las FARC-D y el ELN en las áreas de control de carreteras / fronteras, distribución subsidiada de alimentos, reclutamiento y desplazamiento forzado de comunidades indígenas vulnerables y tráfico de narcóticos y oro ilegales".

También reseña que de acuerdo a reportes de medios locales e internacionales, el ELN tiene presencia en 12 de los 24 estados de Venezuela, con mayor fortaleza en Anzoátegui, Amazonas, Apure, Bolívar, Zulia y Táchira).

"La presencia del ELN se ha expandido más allá de su base histórica en la zona fronteriza con Colombia. Los medios informan un papel cada vez más importante para el ELN en la distribución de alimentos subsidiados por el régimen, el contrabando (gas, productos básicos, carne), la extorsión, la minería ilegal y la propaganda de reclutamiento, a veces a través del control de las estaciones de radio", dice el reporte.

Asimismo, señala que el régimen de Maduro "no ha demostrado voluntad política para abordar las preocupaciones sobre terrorismo en Venezuela".

"La usurpación del régimen del sistema judicial y los servicios militares / de seguridad para sus propios fines ilícitos, la corrupción pública desenfrenada y la cooperación con elementos criminales proporcionaron condiciones ideales para la actividad ilegal. La mala gestión económica del régimen ha creado graves limitaciones de recursos. El régimen usa regularmente cargos de terrorismo para perseguir a la oposición política y reprimir la disidencia. Ha acusado sin evidencia o debido proceso al Jefe de Gabinete de Guaidó y a varios diputados de AN de 'terrorismo'".

El Embajador de Venezuela ante EEUU Carlos Vecchio señaló en Twitter que "es lamentable que vínculos del régimen de Maduro con el terrorismo internacional, con organizaciones como ISIS, Al Qaeda, el ELN y la disidencia de las FARC, comprometan y afecten a #Venezuela. El Pdte. (E) @jguaido ha activado mecanismos como el #TIAR para combatir este peligro".

Informe presentado por el Departamento de Estado:

Visión general: El 10 de enero de 2019, Nicolás Maduro buscó comenzar un segundo mandato ilegítimo como presidente, luego de las elecciones presidenciales de 2018 que fueron ampliamente condenadas como fraudulentas. Juan Guaidó, como presidente de la Asamblea Nacional (AN), invocó la constitución venezolana el 23 de enero sobre las vacantes en la Oficina del Presidente para asumir el papel de Presidente Interino. Maduro y sus asociados usan actividades criminales para ayudar a mantener su control ilegítimo del poder, fomentando un ambiente permisivo para grupos terroristas conocidos, incluidos los disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-D), el Ejército de Liberación Nacional (ELN) de origen colombiano. y simpatizantes de Hezbolá. Lazos financieros con FARC-D, ELN, y los grupos paramilitares venezolanos facilitan la corrupción pública y los esquemas de corrupción del régimen para incluir a miembros de las fuerzas armadas. Preocupante, hubo informes que señalaban una cooperación esporádica entre las FARC-D y el ELN en las áreas de control de carreteras / fronteras, distribución subsidiada de alimentos, reclutamiento y desplazamiento forzado de comunidades indígenas vulnerables y tráfico de narcóticos y oro ilegales. Según los medios locales e internacionales, el ELN estuvo presente en 12 de los 24 estados de Venezuela (con especial fortaleza en los estados de Anzoátegui, Amazonas, Apure, Bolívar, Zulia y Táchira). La presencia del ELN se ha expandido más allá de su base histórica en la zona fronteriza con Colombia. Los medios informan un papel cada vez más importante para el ELN en la distribución de alimentos subsidiados por el régimen, el contrabando (gas, productos básicos, carne), la extorsión, la minería ilegal,

El presidente interino Guaidó condenó la complicidad de Maduro con el ELN y las FARC-D. En octubre, dijo que el antiguo régimen "promueve y protege el terrorismo, lo que representa un riesgo para la paz en la región". Dentro de la misma resolución, la AN designó oficialmente a las FARC-D, ELN, Hamas, Hizballah e ISIS como organizaciones terroristas. Guaidó advirtió que Maduro ha perdido el control de las fronteras y el territorio de Venezuela, corriendo el riesgo de convertir a Venezuela en un "estado fallido".

Incidentes terroristas en 2019: los incidentes terroristas en Venezuela reflejaron la creciente presencia y control territorial del ELN. Se incrementaron las confrontaciones entre el ELN, otros grupos armados ilegales colombianos y venezolanos y las fuerzas gubernamentales venezolanas.

Legislación, aplicación de la ley y seguridad fronteriza: no hubo cambios en la legislación antiterrorista de Venezuela en 2019.

El antiguo régimen de Maduro no ha demostrado voluntad política para abordar las preocupaciones sobre terrorismo en Venezuela. La usurpación por parte del régimen del sistema judicial y los servicios militares / de seguridad para sus propios fines ilícitos, la corrupción pública desenfrenada y la cooperación con elementos criminales proporcionaron las condiciones ideales para la actividad ilegal. La mala gestión económica del régimen ha creado graves limitaciones de recursos. El régimen usa regularmente cargos de terrorismo para perseguir a la oposición política y reprimir la disidencia. Ha acusado sin evidencia o debido proceso al Jefe de Gabinete de Guaidó y a varios diputados de AN de "terrorismo".

La corrupción sistemática plaga la emisión de pasaportes venezolanos y documentos de identificación. En diciembre de 2019, Estados Unidos sancionó a los directores actuales y anteriores de la agencia de pasaportes de Venezuela (Servicio Administrativo de Identificación, Migración e Inmigración) a la luz de actividades como la venta de pasaportes de la agencia por miles de dólares, incluso a ciudadanos no venezolanos. . La seguridad fronteriza en los puertos de entrada era vulnerable y susceptible a la corrupción. El cribado biométrico no se realiza en los puertos de entrada venezolanos. No existe un sistema automatizado para recopilar registros API o PNR en vuelos comerciales o para verificar los manifiestos de vuelo con datos de desembarque de pasajeros.

Contrarrestando el Financiamiento del Terrorismo: Venezuela es miembro del GAFIC. La UIF de Venezuela, la Unidad Nacional de Inteligencia Financiera, es miembro del Grupo Egmont. No hubo actualizaciones significativas en 2019.

Contrarrestar el extremismo violento: no hubo esfuerzos de CVE en curso en 2019.

Cooperación internacional y regional: El gobierno de Guaidó trabajó con socios regionales para invocar el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (también conocido como el Tratado de Río) en septiembre para abordar las actividades ilegales del antiguo régimen de Maduro, incluido el terrorismo y su financiación. Guaidó se comprometió a trabajar estrechamente con el presidente colombiano Duque en la amenaza regional que representan el ELN, las FARC-D y otros actores armados ilegales en Venezuela.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

La Ciudad de Miami ha ordenado el uso obligatorio de mascarillas u otro tipo de protección facial en lugares públicos. Hialeah, Coral Gables y North Miami Beach adoptan medidas similares. Para Usted...

Es la única manera de evitar el aumento de los contagios
El uso de la mascarilla no tiene que ser obligatorio
Está bien usarla en mercados o centros de salud, pero no en la calle
Más que usar mascarilla, hay que controlar a los grupos de riesgo
ver resultados

Las Más Leídas