Acuerdo de paz:

El proceso de paz en Colombia es uno de los puntos focales de la agenda de Tillerson en Bogotá. En el discurso que ofreció la semana pasada, en una universidad de Texas, y que sirvió como preámbulo a la gira por Latinoamérica, el secretario de Estado norteamericano dijo que Colombia es uno de los aliados más estrechos de EEUU en la región, y ratificó que su país seguirá apoyando el proceso de paz. Sin embargo, Tillerson no dejó de decir que a EEUU le parece que el proceso se ha estancado.

Según reseña el diario El Tiempo de Bogotá en su página web no está claro cuál es el apoyo de Washington a Bogotá después de que en 2017 el presidente Donald Trump pidiera al Congreso reducir la ayuda al país suramericano en un 35%. El tema del presupuesto aún no ha sido definido por el Congreso estadounidense, por lo que habrá que esperar para ver si se concreta ese recorte para Colombia.

De acuerdo a la información de El Tiempo, EEUU ha dejado claro que no está satisfecho con algunos puntos del acuerdo de paz, entre ellos los que impiden la extradición a EEUU de aquellos exguerrilleros que están solicitados por la justicia de ese país.

En la agenda de Tillerson estarán temas como el programa de desminado y sustitución de cultivos. También, se espera que los representantes de EEUU y Colombia acuerden los preparativos para el diálogo de alto nivel que ambos países realizarán en Cartagena en el mes de marzo.

Venezuela:

Durante su gira, que ya lo llevó a México, Argentina y Perú, Tillerson ha dejado claro que el tema de Venezuela es prioridad para EEUU en su política exterior hacia Latinoamérica. Colombia, por compartir una frontera con Venezuela, es un actor clave en todo lo que se decida sobre este país.

Tillerson busca un consenso regional sobre la necesidad de aplicar más sanciones económicas a Caracas. En su encuentro con el presidente de Argentina, Mauricio Macri, y el canciller de este país, Jorge Fauria, Tillerson mencionó la posibilidad de implementar un embargo petrolero a Venezuela, así como otras medidas similares referidas al comercio.

Indicó el diario El Tiempo que la administración Trump busca que otros países de la región asuman una posición similar hacia Venezuela, es decir, en torno a la aplicación de medidas económicas más duras.

Por parte de Bogotá, el tema de Venezuela es clave para relacionarse con el presidente Trump, en la medida que la administración republicana, consciente del importante papel que juega Colombia en la relación con Caracas, pueda bajar las exigencias en torno a otros temas como el acuerdo de paz y la lucha contra las drogas.

Cultivos ilícitos y narcotráfico:

Recientemente, el presidente Trump dijo que los países productores de drogas “no son amigos de EEUU” y amenazó con retirar la asistencia a Colombia si no intensifica la lucha contra los cultivos ilícitos. También, en septiembre de 2017, el mandatario amenazó con descertificar a Colombia si no se producen cambios en ese sentido. Las estadísticas sobre la existencia de cultivos ilícitos en el país, en 2017, mostraron que hubo un aumento de éstos.

En el discurso en la Universidad de Texas, Tillerson reconoció el esfuerzo que está realizando Colombia para lograr alcanzar metas históricas de interdicción de cultivos, e incluso, reconoció que EEUU es parte del problema por los altísimos niveles de consumo de cocaína que tiene el país. Sin embargo, a Colombia le preocupa la impredecibilidad del presidente Trump y lo que finalmente pueda decidir.

FUENTE: Diario El Tiempo

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la economía en EEUU ha mejorado con el Gobierno de Donald Trump?

No
No hay mayor cambio
ver resultados

Las Más Leídas