El secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, está decidido a ejercer mayor presión sobre el Gobierno de Nicolás Maduro y por eso ha emprendido una gira por cuatro países de la región –México, Argentina, Colombia y Perú- los que más han expresado una posición dura respecto a la política de Venezuela.

El objetivo del viaje sería el de construir un consenso en torno a una serie de medidas que, tal y como lo dijo Tillerson antes de arrancar la gira, “devuelvan a Venezuela a la senda constitucional”.

Tillerson, que ya visitó México y Argentina, estaría buscando alinear a los países de la región en torno a un consenso para establecer sanciones internacionales a través de las cuales se pueda impulsar un cambio en Venezuela.

“Tillerson busca un proceso de concertación y diálogo político para alinear a los países en torno a las sanciones internacionales para presionar un cambio político en Venezuela. Para ello visita los países del Grupo de Lima”, señaló Carlos Luna, internacionalista y profesor de Estudios Internacionales de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

Estados Unidos ya ha impuesto varias rondas de sanciones que alcanzan a medio centenar de altos funcionarios del entorno de Maduro y al propio presidente.

La gira de Tillerson se produce en un momento álgido de la crisis política que vive Venezuela. El Gobierno y la oposición de este país se encuentran en un proceso de diálogo que parece estar trabado luego que la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), un órgano con suprapoderes e integrado por chavistas en su totalidad, decidiera el adelanto de las elecciones presidenciales correspondientes a 2018 para el primer trimestre del año.

Varios países de la región, EEUU y la Unión Europea (UE) han adelantado que no reconocerán un proceso comicial que se realice sin haberse acordado condiciones democráticas entre la oposición y el Gobierno.

Durante su estadía en Argentina, Tillerson se reunió con el canciller de ese país, Jorge Faurie. Ambos anunciaron que estudian aplicar sanciones petroleras a Caracas y la prohibición de vender productos venezolanos en EEUU y Argentina, según expresaron en una rueda de prensa conjunta.

“El segundo objetivo de la gira de Tillerson es alinear a los países en función de establecer unas sanciones petroleras para frenar el rentismo en Venezuela y que Venezuela no se convierta en un país con un financiamiento indirecto”, señaló Luna.

La gira de Tillerson también buscaría crear un consenso regional en torno al no reconocimiento de unas elecciones presidenciales en Venezuela que no se realicen con las condiciones de justicia y libertad, agregó el analista.

Recientemente, el presidente Mauricio Macri afirmó que Argentina no reconocerá las elecciones que fueron convocadas por la ANC. El canciller Faurie se hizo eco de las palabras de Macri y ratificó, junto a Tillerson, que no avalarán el proceso comicial.

Este lunes 5 de febrero, Tillerson llegó a Perú, tercer destino de su viaje. Luego se trasladará a Colombia y Jamaica.

A juicio de Luna, la parada en Jamaica también estaría insertada dentro de la presión que se quiere ejercer sobre Venezuela. “EEUU quiere quitarle al Caribe la dependencia del petróleo venezolano”, dijo el experto.

De Cuba a Venezuela

EEUU también estaría insistiendo en una salida negociada en Cuba, luego que se produzca la salida de los Castro del poder de la isla. El gobierno de Raúl Castro anunció en diciembre pasado que las elecciones generales se realizarán el 19 de abril de 2018.

Las próximas elecciones generales cubanas suscitan un gran interés, ya que la próxima legislatura será la primera ocasión en seis décadas que la Presidencia de Cuba no estará ocupada por un mandatario apellidado Castro, tras más de 40 años de Gobierno de Fidel Castro, sucedido en 2006 y hasta la fecha por su hermano menor, Raúl.

“Los Castro no van a continuar en el poder y ellos van a tener que ver cómo hacer la transición y una vez haya un nuevo Gobierno ejercer desde allí presión sobre Venezuela”, opinó Luna.

Sin embargo, a Cuba no parece gustarle la idea. El Gobierno de la isla catalogó este lunes como "alarmantes, injerencistas e inaceptables" las declaraciones sobre Venezuela y la propia isla realizadas por el secretario de Estado de Estados Unidos, durante su gira por América Latina y el Caribe, reseñó Efe.

Una declaración del Ministerio cubano de Relaciones Exteriores (Minrex) publicada en el diario estatal Granma alerta sobre la "gravedad" del mensaje de "arrogancia y desprecio" trasmitido por Tillerson en sus declaraciones y considera que "instigan abiertamente al derrocamiento, por cualquier vía" del Gobierno de Venezuela.

La nota oficial afirma también que los pronunciamientos del alto funcionario estadounidense buscan "socavar el repudio unánime" de la región al retroceso en las relaciones entre EEUU y Cuba y al endurecimiento del embargo económico contra la isla, una política con la que a juicio de La Habana tratan de doblegar al país caribeño.

"Vuelve con los fracasados condicionamientos a Cuba y, sin autoridad moral alguna, se entromete en los asuntos internos cubanos, al reclamar de nuestro próximo proceso electoral, cambios que sean del agrado de los Estados Unidos", añade la declaración.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la economía en EEUU ha mejorado con el Gobierno de Donald Trump?

No
No hay mayor cambio
ver resultados

Las Más Leídas