MIAMI.- El senador de Estados Unidos, Marco Rubio, advirtió a los legisladores estadounidenses en Caracas que no intenten abrir un canal secundario con el presidente Nicolás Maduro mientras la administración de Donald Trump y los aliados regionales trabajan para aumentar las sanciones y formar un frente unido contra su régimen.

El senador Dick Durbin (demócrata por Illinois) y el diputado Pete Sessions (republicano por Texas) viajaron discretamente a Venezuela la semana pasada en viajes separados, reseñó el portal web Freebeacon.com.

Durante su estadía en Caracas los legisladores se reunieron con Maduro y otros funcionarios de alto rango para intentar obtener la liberación de Josh Holton, un hombre de Utah encarcelado en Venezuela durante casi dos años, por lo que el gobierno de Estados Unidos calificó de cargos de armas falsas.

Según la oficina del senador demócrata Dick Durbin durante su reunión con el dictador venezolano, le advirtió que las elecciones anticipadas convocadas para el 20 de mayo serán consideradas ilegítimas si no cumplen con los estándares internacionales establecidos.

Rubio ha estado tratando de convencer a sus colegas del Congreso de no involucrarse directamente con el régimen de Maduro.

Rubio aseguró que Maduro solo está tratando de reunirse con funcionarios de Estados Unidos para legitimar su poder a sus compatriotas y también para tratar de obtener concesiones de su país y evitar sanciones adicionales para su sector petrolero.

"No hay un canal secundario de Maduro con nadie en el gobierno de los EEUU con el poder o la autoridad para llegar a un acuerdo u ofrecer concesiones", dijo Rubio. "El presidente Trump no va a ser engañado para hacer algunas concesiones ridículas", sentenció.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que fue acertada la decisión de EEUU de atacar Siria?

Las Más Leídas