CARACAS.- El régimen de Venezuela autorizó este viernes a una red de tres casas de cambio para realizar operaciones relacionadas con las remesas que envían venezolanos desde el exterior a sus familiares, que se estima superan los 2.000 millones de dólares al año, sin aclarar el tipo de cambio al que se efectuarán.

El vicepresidente Tareck El Aissami informó que las casas de cambio Zoom, Italcambio e Insular, fueron autorizadas para operar con las remesas, lo que permitirá el funcionamiento de unas 124 agencias en todo el país.

"Hemos autorizado tres casas de cambio, operadores cambiarios privados legalmente autorizados por el Gobierno nacional para realizar todas las operaciones asociadas a las remesas", señaló el funcionario.

En una declaración a la televisión oficial, El Aissami dijo que las casas de cambio tienen alianzas con operadoras de remesas internacionales, lo que facilitará las transacciones.

"Son las tres operadoras legalmente facultadas para este tipo de transacciones, recibir divisas del mercado por remesas", señaló.

Sin embargo, el vicepresidente no dio detalles de las operaciones como el tipo de cambio al que se realizarán, de manera que los venezolanos en el exterior entreguen divisas y en Venezuela sus familiares reciban el equivalente en moneda local, bolívares.

Hasta ahora las operaciones con remesas estaban prohibidas por el control cambiario vigente desde 2003. Actualmente, las transacciones se hacen al tipo de cambio del mercado negro, donde los compradores reciben divisas y a cambio depositan los bolívares.

Especialistas pusieron en duda el funcionamiento de las operaciones, ya que el tipo de cambio oficial es de 79.800 bolívares por dólar, mientras que en el mercado negro ha escalado hasta alrededor de dos millones de bolívares.

El jefe de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional (Congreso), el economista José Guerra, se preguntó si las remesas se van a pagar al cambio oficial.

"Obviamente si la tasa de cambio no es la del mercado, no van a funcionar las casas de cambio", señaló en Twitter.

A la vez, el economista Asdrúbal Oliveros, de la firma Ecoanalítica, dijo ser escéptico de que el tipo de cambio sea suficientemente competitivo para que las remesas se canalicen mediante las casas de cambio.

Señaló que hay un factor de desconfianza muy arraigado en los agentes económicos, que "no desean hacerse visibles para el Estado en sus transacciones".

Venezuela tiene un control de cambio desde hace 15 años, pero como nunca el precio del dólar negro es el marcador de los precios, lo que ha contribuido a alimentar la hiperinflación.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué decisión debe tomar el Gobierno de EEUU con las familias de inmigrantes indocumentados en la frontera?

Mantener a las familias unidas bajo detención
Mantener a las familias unidas bajo supervisión
Detener a los padres y mantener a los menores bajo supervisión
ver resultados

Las Más Leídas