VALENCIA.- Más de treinta mil personas vivieron momentos de angustia cuando una entrega de regalos por parte de la Alcaldía de Valencia se convirtió en casos y peligro, donde no hubo fuerza policial que contuviera a las masas.

La Monumental Plaza de Toros del estado Carabobo se colmó de asistentes que acudieron a la cita bajo la promesa de una "sorpresa para los niños", tras las palabras del alcalde y la exhibición de uno de los mamíferos, los ánimos comenzaron a caldearse pues sobre grandes mesas se exhibían miles de juguetes que, en principio, iban a ser entregados a los asistentes.

No obstante, como por arte de magia la tierra de la Plaza se alzó y cubrió a niños y adultos que corrían en busca de refugio pues, un gran número de personas se abalanzó sobre los obsequios y pretendió arrebatarlos sin el debido protocolo.

La información, reseñada por el portal web el-carabobeno, indica que los juguetes empezaron a volar por los aires, lanzados por los efectivos de seguridad que intentaban contener a los asistentes.

Embed

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario