martes 23  de  julio 2024
CINE

Blue Lock The Movie. Episode Nagi: ¿hasta dónde llegarías por tus sueños?

"Blue Lock" es uno de los mangas más vendidos en la actualidad donde el campo de fútbol se convierte en una suerte de 'battle royale'

Diario las Américas | LUIS BOND
Por LUIS BOND

MIAMI.- Contrario a lo que la gente pudiese pensar, los deportes y la animación japonesa siempre han tenido una relación fabulosa. De hecho, gran parte de los mangas y animes más exitosos de la historia —muchos considerados clásicos de culto— han tenido como eje central las más variadas disciplinas deportivas (fútbol, basquet, tenis, voleibol, etc). La razón salta a la vista: un campo de juego es una excusa perfecta para abordar temas como la superación personal, las complejidades del trabajo en equipo, generar tensión con un ticking clock, construir rivalidades entre personajes y generar un setting donde, a veces, perdiendo se gana o viceversa (poniendo el énfasis en los dilemas de la vida donde los hechos no son solamente blanco y negro). ¿Qué sucede cuando una historia toma todos estos elementos —que se han transformado casi en convenciones— y los invierte? Este es el caso de Blue Lock, uno de los mangas más vendidos de la actualidad donde el campo de fútbol se convierte en una suerte de battle royale donde solo el mejor y más egoísta triunfa.

Gracias a su éxito, Blue Lock fue adaptada al anime en el año 2022 y con apenas una temporada ya posee una fanaticada enorme. La historia nos cuenta un ambicioso proyecto liderado por Ego Jinpachi para construir el próximo dream team que representará a Japón en el Mundial de Fútbol. Como si fuese una suerte de reality show, Ego recluta a los mejores delanteros del país y los pone a convivir en un complejo con tecnología de punta llamado Blue Lock. Allí, tendrán que medirse en un “todos contra todos” creando un ambiente donde hay que generar alianzas para sobrevivir, pero es casi imposible mantener una amistad genuina. Partiendo de la premisa de que todo delantero dentro de un equipo de fútbol debe ser autónomo y pensar en sí mismo como la estrella que anota goles, Ego fomenta dinámicas para que los personajes tengan que ser narcisistas y demostrar así quién está dispuesto a lo que sea por alcanzar sus sueños. A través de un sistema de puntos, partidos de fútbol y otras dinámicas, cientos de delanteros tendrán que abrirse paso entre eliminatorias donde el ganador formará parte del equipo de fútbol de Japón y los perdedores serán vetados para siempre del campo de juego. Una situación de “vida o muerte” que hace que nuestros vínculos emocionales con cada personaje pendan de un hilo en cada episodio.

Aunque la serie se enfoca en el arco de Yoichi Isagi, un delantero que a pesar de no ser el mejor y tener muchas dudas sobre sí mismo, trabaja duro para superarse constantemente, Blue Lock The Movie -Episode Nagi- se centra en cambiar la perspectiva contándonos cómo Nagi Seishiro y Reo Mikage llegan al proyecto del misterioso Ego. A diferencia de la gran mayoría de los OVAS de series de anime —que son historias que no forman parte del “canon” de la trama principal y bien podrían ser omitidas—, esta película pone el foco en el arco de personajes que considerábamos antagónicos para resignificar las decisiones que toman y que conocemos a través de los ojos del protagonista de la serie. Esto no solo hace que Blue Lock The Movie -Episode Nagi- sea un muy buen punto de partida para que aquellos que no conocen la historia se acerquen al anime, sino que también permite a los que están al día hacerse preguntas nuevas alrededor de Nagi y Reo (¿cómo llegaron hasta allá?, ¿cómo se hicieron amigos?, ¿qué pasaría si ellos fuesen los protagonistas?), dotando de profundidad a sus respectivos arcos dramáticos.

Lo que hace que Blue Lock The Movie -Episode Nagi- sea tan divertida es que establece un paralelismo con la trama de Yoichi a través del contraste que tiene con Nagi. Mientras que el primero está sumamente emocionado y convencido de lo que desea, el segundo es apático y poco —o nada— parece importarle estar en el campo de juego; ambos tienen amistades que son clave en el desarrollo de su arco dramático y con las que tendrán una relación compleja entre lealtad y rivalidad; ambos terminan trabajando juntos sin sospechar que sus historias de background tienen más en común de lo que creen. Lo interesante de este cambio de perspectiva es que, lejos de ver a Nagi como el genio implacable que se nos muestra en la serie, ahora lo conocemos como un joven talentoso pero sin ningún tipo de motivación (encontrando finalmente el sentido de su vida en el campo de juego, otorgándole una importancia capital a su permanencia en el proyecto Blue Lock). De hecho, es gracias a su amistad con Reo que su personaje evoluciona y eso hace que las decisiones que más adelante toma dentro de la historia tengan un peso todavía mayor.

Blue Lock The Movie -Episode Nagi- nos regala en una hora y media toda la emoción, excentricidad y adrenalina de la serie. De hecho, quedamos con ganas de ver este mismo ejercicio de historia de orígenes aplicado a otros personajes —un poco en la onda what if. Al mismo tiempo, nos invita a hacernos preguntas —en contextos sumamente complejos— sobre hasta dónde estamos dispuestos a llegar por cumplir nuestros sueños, confrontándonos con nosotros mismos y amistades teniendo en consideración el impacto que tienen nuestras decisiones en la vida de otros. Lejos de funcionar como una crítica a la modernidad donde la competitividad está a la orden del día, Blue Lock The Movie —Episode Nagi— sirve como espejo donde podemos reconocernos —para bien o para mal— en la consecución de nuestras metas. Algo que siempre se agradece en un buen anime y que nos ayuda a reflexionar más allá de la diversión del campo de juego.

Embed

Lo mejor: la animación y el ritmo dinámico que tiene la historia. A pesar de presentarte una vez más el universo de Blue Lock, el cambio de perspectiva enriquece a la serie y profundiza la relación entre Nagi Seishiro y Reo Mikage resignificando eventos de la serie.

Lo malo: aunque la historia se sostiene por sí misma —y sirve como un punto de entrada para aquellos que no han visto el ánime—, el tercer acto da un rush de información que, sólo si estás al día con la serie, puedes asimilar —incluyendo escena post-créditos.

Sobre el autor

Luis Bond es director, guionista, editor y profesor. Desde el 2010 se dedica a la crítica de cine en web, radio y publicaciones impresas. Es Tomatometer-approved critic en Rotten Tomatoes.

Su formación en cine se ha complementado con estudios en psicología analítica profunda y simbología. Es co-host del podcast Axis Mundi donde profundiza en el análisis fílmico, la literatura, la psicología y los lenguaje simbólicos.

Twitter (X), Instagram, Threads y TikTok: @luisbond009.

Web: www.luisbond.com.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar