WASHINGTON.- El Gobierno de Donald Trump le negó este martes al Congreso el acceso a testigos en su investigación para juicio político al Presidente, incluso después de que los demócratas de la Cámara de Representantes advirtieron que tales obstrucciones también podrían ser objeto de juicio político.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, intentó demorar la entrega de documentos y testimonios por parte de cinco funcionarios y exfuncionarios en la investigación que podría derivar en cargos en contra de Trump. Pero los demócratas fueron capaces de fijar una audiencia a puerta cerrada en la que el jueves comparecerá el exenviado especial a Ucrania Kurt Volker, seguido por la exembajadora Marie Yovanivitch, la siguiente semana.

Te puede interesar

La escalada en el intercambio de acusaciones y advertencias es un nuevo paso en la confrontación entre los poderes ejecutivo y legislativo después de que los demócratas iniciaron el proceso formal de juicio político a finales de la semana pasada.

La investigación se dio después de la revelación de un denunciante de seguridad nacional sobre una llamada telefónica de Trump en julio pasado en la que pidió ayuda al presidente de Ucrania Volodymyr Zelenskiy para investigar a su rival político, el demócrata Joe Biden, y a su hijo Hunter.

Pompeo señaló que los demócratas intentaban “intimidar” y “abusar” de funcionarios de carrera para que comparecieran y declaró que podría “no ser posible” de la manera en que lo exigen. Los investigadores de la Cámara baja respondieron que sería ilegal que el secretario intentara proteger a Trump al evitar que los funcionarios rindieran testimonio ante el Congreso.

Algunos de los simpatizantes de Trump aplaudieron la respuesta tajante de Pompeo a los demócratas. Pero también complicó la situación del propio secretario, un día después de que se dio a conocer que estuvo presente durante la conversación telefónica de Trump con Zelenskiy, la misma que desencadenó la pesquisa de juicio político.

“Cualquier intento de intimidar a testigos o evitar que hablen con el Congreso –incluyendo a empleados del Departamento de Estado– es ilegal y constituirá evidencia de obstrucción en la investigación de juicio político”, dijeron los presidentes de tres comisiones de la Cámara de Representantes: Adam Schiff, de Inteligenci;, Eliot Engel, de Asuntos Exteriores, y Elijah Cummings, de Supervisión y Reforma del Gobierno.

Señalaron que de estar presente durante la llamada de Trump, “el secretario Pompeo es ahora un testigo de los hechos en la investigación de juicio político de la Cámara de Representantes”. Y advirtieron: “Debe dejar de intimidar de inmediato a los testigos del Departamento con tal de protegerse a sí mismo y al Presidente”.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la visita de Estado de los reyes de España a Cuba?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas