dcastrope@diariolasamericas.com
@danielcastrope

MIAMI.- Un activista que se describe a sí mismo como un venezolano “con un gran amor por su país”, emprendió este jueves una caminata desde la pequeña ciudad de Doral, en el condado Miami-Dade, hasta la Casa Blanca, sede del Gobierno de EEUU, en Washington, para “crear conciencia” sobre la crisis que azota actualmente al pueblo de Venezuela.

La travesía que abarca cinco estados hasta la meta final en la capital estadounidense fue iniciada por el joven Miguel Galindo, de 34 años, quien busca rendirle “un tributo muy sincero a todos esos compatriotas que primero llegan a Cúcuta, en la frontera con Colombia, para seguir su camino hasta otros países, huyendo del hambre y de esa crisis que nos está matando”.

Te puede interesar

En entrevista concedida a DIARIO LAS AMÉRICAS, dijo que entre los objetivos de su plan está “hacerle frente al lobby” y a la “guerra mediática financiada por el régimen dictatorial de Nicolás Maduro”, que —según explicó— pretende “distorsionar la opinión pública de los estadounidenses”, para así “quitarle popularidad a la posibilidad de una intervención en Venezuela”.

Además, “aclarar que las sanciones impuestas por parte de la Administración del presidente Donald Trump [al régimen chavista] no son la causa de la crisis en Venezuela” y que “el usurpador es Nicolás Maduro y no Juan Guaido”, a quien reconoce como “el presidente interino legítimo y constitucional” de su país.

Otra de las motivaciones de Galindo, quien marchará solo “porque a los que me iban a acompañar no les dieron permiso en sus trabajos”, consiste en precisar que Juan Guaidó “no intenta un golpe de Estado financiado por los Estados Unidos, sino que pretende recuperar la democracia en Venezuela”.

“También quiero dejar claro que la permanencia del régimen en el poder [en carácter de usurpador] no afecta solo a los venezolanos, sino a la seguridad de Estados Unidos, y de muchos países del mundo, y explicar cuál es la voluntad de más de 90% de los venezolanos, que no creemos en diálogos con asesinos”, subrayó.

Galindo dijo que no tiene ninguna experiencia en este tipo de caminatas, “solo la voluntad de hacer las cosas que necesita mi país”, y acotó que un “estudio mínimo” que hizo sobre el recorrido de “1.800 kilómetros” le permite saber que “hay partes del camino que tienen hasta 60 millas en donde no hay siquiera una estación de servicios”.

Nos hemos cerciorado de que vamos a tener cada 20 o 30 millas una ciudad en donde podamos recargar agua, pero no es un plan muy preparado. Los venezolanos que están en el camino se han puesto a la orden para darme casa, comida y ropa que enviarán mis amigos desde Miami”, señaló.

El joven venezolano es un reconocido influencer en redes sociales que en el pasado reciente tuvo un personaje llamado “El Rey Tukki”, cuya cuenta en Instagram llegó a tener más de 250.000 seguidores. “Hacía videos de humor, —dijo— pero con la muerte del policía Óscar Pérez y por amenazas que me llegaron del mismo régimen, estuve inactivo por unos dos años hasta ahora”.

Un hecho que no despierta orgullo en Galindo es ser hijo de “un reconocido chavista” que “me dejó de hablar hace diez años porque un día le dije que el chavismo había vuelto ñoña [destruido] el Fuerte Tiuna”.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que hay condiciones para que se apruebe el TPS (Estatus de Protección Temporal) para los venezolanos que viven en EEUU?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas