Embed

dcastrope@diariolasamericas.com
@danielcastrope

MIAMI.- Venezolanos radicados en 23 estados de EEUU realizarán una caravana hacia Washington con el propósito de pedirle al Gobierno del presidente Donald Trump que diga cuáles son las “opciones que hay sobre la mesa” para solventar la crisis política y humanitaria en Venezuela, pero, además, a solicitarle “que las ponga en práctica”.

Te puede interesar

En ese sentido, la organización Venezolanos-Estadounidenses Independientes (IVAC) informó este lunes en rueda de prensa en Miami que las delegaciones se concentrarán el jueves 7 de marzo, a diferentes horas, en inmediaciones de la Casa Blanca y el Senado, en donde se abordará el tema relacionado con el futuro de la nación petrolera.

El presidente de IVAC, Ernesto Ackerman, dijo que esta no será una manifestación de rechazo a las acciones del presidente Trump, “sino todo lo contrario”, porque –recalcó– “Estados Unidos puede ser parte de la solución a nuestros problemas, acompañado de otros países de la región”.

Al respecto, el activista explicó que su organización difiere de quienes han pedido una “intervención militar con marines estadounidenses desembarcando en Venezuela”, y acto seguido señaló que una de las “opciones sobre la mesa” debe ser lo que denominó “una gran fuerza de paz integrada por EEUU y países de la región”.

Indicó que el mismo día del mitin está convocada una reunión del subcomité de Relaciones Exteriores para el Hemisferio Occidental de EEUU, presidida por el senador floridano Marco Rubio, “en la que se van a discutir las relaciones de Estados Unidos y Venezuela, y el camino hacia una transición democrática en nuestro país”.

Añadió que el senador Rubio “hará importantes revelaciones ese día”, por lo que hizo un llamado a los venezolanos a sumarse en mayor número a la caravana, que, en el caso de Miami y el sur de la Florida, según anticipó, “debe salir entre las 3 y las 4 de la tarde del miércoles 6 de marzo”.

De acuerdo con Ackerman, quien estuvo en la frontera colombo-venezolana en una misión humanitaria con un buque hospital de los Estados Unidos, en diciembre pasado, sostuvo que es necesario que EEUU tenga en cuenta el “riesgo” que Venezuela representa para este país.

Venezuela es un gran peligro no solo para la región, sino para los Estados Unidos, porque está a 1.600 millas de este país con grupos extremistas como Hezbolá, las FARC y el ELN, que son nuestros grandes enemigos, además del dinero sucio que contamina a la economía de Estados Unidos”, aseguró.

El opositor en el exilio enfatizó que las acciones diplomáticas, sanciones y reuniones en las ONU, OEA y Grupo de Lima “no han dado los resultados que se esperaban”. “Estas personas son unos delincuentes que no aceptan nada que sea por la ley”.

Una vez más insistió en que “es hora de saber cuáles son esas opciones y por el presidente Trump y el senador Rubio tendrán todo nuestro respaldo en Washington”.

El Gobierno de Trump ha impuesto sanciones a funcionarios del régimen de Nicolás Maduro por su vinculación con el narcotráfico, violación a los derechos humanos y corrupción. También como consecuencia de las acciones que impidieron el ingreso de ayuda humanitaria el pasado 23 de febrero.

Finalmente, Ackerman subrayó que la restitución de la democracia en Venezuela no ha caído en un “estado de enfriamiento”. “Este es el momento de hacer las coordinaciones”.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que el sistema de autopistas que maneja el MDX en Miami sea transferido al estado de la Florida?

No
No tengo idea
ver resultados

Las Más Leídas