Embed

MIAMI.- Uno de los países más golpeados por la pandemia de coronavirus ha sido España, cuya población actual recuerda con mayor intensidad por estos días la magnitud de la llamada gripe española, que surgió en Estados Unidos, pero causó una gran mortandad en esa nación en los años 1918 y 1919.

Pero la antigua Hispania supo levantarse. Pasó el tiempo y la nación ibérica se convirtió en un referente del turismo mundial por todo su acervo cultural e histórico, además de una climatología y recursos naturales para muchos tipos de gustos. España cuenta con 44 sitios considerados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, lo que es todo un récord.

Te puede interesar

Sin embargo, el coronavirus no estaba en los planes de ese país, y en los de ningún otro sobre la faz de la tierra. De tal suerte, la pandemia se ha ensañado en España con más fuerza que en los demás países europeos, exceptuando a Italia, lo que ha causado devastación en ciudades como Madrid y Barcelona, cuyas cifras de muertes solo ahora comienzan a descender.

El turismo, que es uno de los sectores que más riqueza inyecta a la economía española, se ha venido a pique en medio de ese escenario tan complejo. Cifras oficiales de 2019 dejan ver que ese renglón aporta 176.000 millones de euros anuales que representan el 14.6% del PIB y 2.8 millones de empleos, de acuerdo con la asociación empresarial World Travel & Tourism Council (WTTC).

En este contexto entra el reconocido empresario del sector hotelero Antonio Catalán, un visionario que “con una pequeña inversión” fundó AC Hoteles y hoy es presidente de AC by Marriott. Asimismo, este emprendedor es una de las voces más respetadas en la industria del alojamiento no solo en España, sino también en Europa y el resto del mundo.

Manejo de la crisis

Catalán considera que el Gobierno español que preside Pedro Sánchez ha cometido errores en su manera de afrontar la crisis desatada por la pandemia. “Yo creo que en esta emergencia hay una crítica permanente por todos los lados y creo que se ha fallado en los tiempos”. Luego agregó: “Italia iba por delante nuestro [en casos y muertes por coronavirus]. La sensación que había es que [en España] no iba a pasar nada. Ese fue un error importantísimo”.

El primer paciente con coronavirus en España se registró el pasado 31 de enero. Se trata de un alemán. Posteriormente, el Gobierno español permitió las marchas feministas del 8 de marzo por el Día Internacional de la Mujer que, sólo en el caso de Madrid, convocaron a 120.000 personas. La oposición considera que este evento pudo ser una “gran fuente” de expansión del virus.

Para el empresario, la presencia de Pablo Iglesias, líder del partido Unidas Podemos, que finalmente logró ingresar al Gobierno de Pedro Sánchez mediante una coalición en enero pasado, ha sido nociva. “El socio está haciendo política”, recalcó.

En ese sentido, Catalán se refirió a una medida que permitió flexibilizar la cuarentena a los niños españoles tras seis semanas de confinamiento.

En su criterio, en el marco de esta iniciativa podría considerarse el “cansancio y el agobio”, pero aseguró que esa es una acción que “no tiene pies ni cabezas” y solo tiene un trasfondo “político”. “Pablo Iglesias hace política hasta dormido”, sentenció.

La medida autoriza a un adulto para que acompañe hasta tres niños en un radio de un kilómetro para que puedan “correr, saltar, hacer ejercicio”, según dijo en su momento Pablo Iglesias, quien funge como vicepresidente segundo y encargado de Derechos Sociales.

A Iglesias se le considera “amigo” de los regímenes de Cuba y Venezuela. El español okdiario sostiene que Iglesias recibió 272.325 dólares de la dictadura chavista para financiar actividades políticas.

Otro de los “errores” que señala Catalán se relaciona con el ministerio de Sanidad, “un ministerio sin gente” que “de repente le cae esto [la pandemia de COVID-19]”. Además, dijo, “el perfil de profesionales que había allí es mínimo”.

Vox, un partido político de oposición en España, ha lanzado duras críticas al ministro de Sanidad, Salvador Illa, hasta el punto de que le ha pedido su renuncia por “falta de previsión” y también por “tener abandonados a los profesionales de la salud” en esta emergencia.

Adicionalmente, Catalán hizo reparos frente al hecho de que “no se ha tenido en cuenta a la sociedad civil”, que ha expresado su deseo de apoyar en las estrategias para tratar de contener el virus. “Aquí hay mucha gente valiosa que ha querido colaborar” y, según se infiere de sus palabras, no se les ha permitido.

Al referirse nuevamente al líder de Unidas Podemos, el empresario sostuvo que “yo creo que Pablo Iglesias es un personaje (…) que conoce mejor a Venezuela que Maduro, y sus intenciones son absolutamente claras. No es que esté engañando. Su partido no cree en la economía de mercado y si fuera por él, yo creo que hubieran intentado nacionalizar el país completo”.

El pasado miércoles, el presidente Sánchez habló en el Congreso de los Diputados. Sin precisar en qué cree que se ha equivocado, dijo que reconoce “los errores”, a lo que acotó que “todos los países europeos y del mundo llegaron tarde” para intentar ponerle freno a la pandemia.

“Nos levantaremos”

En medio de la desesperanza que ha traído el complejo hilo de situaciones asociadas al COVID-19, las palabras de Catalán denotan un halo positivo al afirmar que por encima de que “todo está cerrado” y que “seguimos en una situación de alerta”, España se “volverá a levantar” de esta crisis.

“España tiene grandes profesionales, grandes empresarios, absolutamente todos estamos internacionalizados, nadie nos ha regalado nada. Es una generación, venimos todos de abajo y este país turísticamente lo ha hecho un montón de gente muy importante”, aseveró.

Las cifras del empresario resaltan que España recibe anualmente 86 millones de turistas. “Tenemos destinos como Islas Canarias, también Islas Baleares, con Palma de Mallorca, e Ibiza. Madrid tiene un 50% de la clientela internacional”, dilucidó.

Aun así, Catalán reconoce que la situación es “muy compleja”. “Yo pienso que Europa va a tener que tomar medidas diferentes a las de 2008”, cuando el mundo fue sacudido por una fuerte recesión.

La “esperanza” del empresario está cifrada en la reapertura de la economía, “porque hay mucha gente con ganas de salir”, y en una serie de medidas económicas y financieras puestas en marcha por el Gobierno español.

Por ejemplo, alrededor de cuatro millones de españoles esperan recibir ayudas mediante los llamados Expedientes de Regulación de Empleo (ERTE).

En opinión de Catalán, este es un año que terminará con “números superrojos”, proyectado hacia un 2021 en el que se debe enderezar el negocio de la hotelería y un 2022 en donde ese renglón de la economía española estará, según su opinión, “completamente recuperado”.

dcastrope@diariolasamericas.com
@danielcastrope

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Es una buena opción para enlazar Miami con Miami Beach 28.17%
Es una decisión apresurada con varios puntos pendientes 22.61%
Será bien recibido como un medio de transporte sostenible y accesible para residentes y visitantes 30.33%
No debería acometerse. Sería malgastar fondos sin resolver el problema 18.9%
1942 votos

Las Más Leídas