Miles de personas se dieron las manos y formaron una cadena humana de 60 kilómetros de longitud que ocupaba las principales vías de Hong Kong. Esta acción de protesta fue realizada el pasado 23 de agosto, cuando se cumplía 30 años de la realización por los ciudadanos de los países bálticos de una gran cadena humana para exigir la independencia de la Unión Soviética.

Los hongkoneses llevan tres meses de continuas protestas, no por su independencia de China sino por asegurar la autonomía política y jurídica de su región, garantizada por la Declaración Conjunta Chino-Británica del 19 de diciembre de 1984, al traspaso de este territorio a la soberanía China en 1997 y bajo el concepto de “Un país y dos sistemas” y la protección de la Ley Básica.

Te puede interesar

El concepto de un país y dos sistemas fue aprobado por los órganos de poder de China, el Gobierno y la Asamblea Popular Nacional, y consideraron que Hong Kong mantuviera la economía del sistema capitalista de libre mercado por 50 años, o sea hasta 2047. También se aprobaron una serie de derechos humanos básicos para esos ciudadanos recogidos en la Ley Básica de Hong Kong.

La Ley Básica o Fundamental hongkonesa tiene su aplicación principal dentro de Hong Kong, como Región Administrativa Especial (RAE) de China; sin embargo, esta es una ley nacional con fuerza jurídica en todo el territorio chino, incluido el de China continental.

Para profundizar más sobre la sociedad hongkonesa y su relación con China debemos preguntarnos: ¿Cuál es la estructura y contenido de la Ley Básica?

La Ley Básica de Hong Kong, Región Administrativa Especial (HK-RAE), está constituida por nueve capítulos y tres anexos.

Los Capítulos son: Principios Generales(I); II: Relación entre las Autoridades Centrales y la Región Administrativa Especial de Hong Kong; III: Derechos y Deberes Fundamentales de los Residentes de HK; IV: Estructura Política; V: Economía; VI: Educación, Ciencia, Cultura, Deporte, Religión, Trabajo y Servicio Sociales; VII: Asunto Exteriores; VIIII: La interpretación y modificación de la Ley Fundamental; IX: Disposiciones Complementarias.

Los Anexos son los siguientes: Anexo I: Método para la selección del Jefe Ejecutivo de la Región Especial de Hong Kong; II: Método para la formación del Consejo Legislativo de Hong Kong, Región Administrativa Especial y sus procedimientos de votación; III: Leyes Nacionales que deben aplicarse en la RAE de Hong Kong.

Esta Ley Básica define muy bien los objetivos de proteger mediante un ordenamiento jurídico y las garantías de los derechos y libertades de los ciudadanos de HK-RAE, con un sistema presidencialista y poderes independientes y en equilibrio, pero como territorio adjunto de la República Popular China (RPC).

Comento algunos artículos de la Ley Básica para mejor compresión del disfrute de los derechos humanos básicos y las libertades del pueblo de Hong Kong. Por ejemplo: El art. 39 de la ley Fundamental de HK-RAE establece que “Las disposiciones del Pacto Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos (PIDCP), el Pacto Internacional sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC) y los Convenios Internacionales del trabajo aplicado a HK, permanecieran en vigor y se aplicaran mediante las leyes de la HK-RAE. Los derechos y libertades de que gozan los resientes de HK no podrán ser limitados salvo por lo prescrito por la ley. Tales restricciones no podrán contravenir las disposiciones del párrafo anterior de este artículo”.

El sufragio universal expuesto en los artículos 39, 45 y 68 de la Ley Básica, que supone la posibilidad de que los ciudadanos residentes en HK pudieran elegir democráticamente a su Jefe Ejecutivo y Consejo Legislativo, al completo, mediante sufragio universal (promesa antes de la entrega de HK a la RPC, aún no implementada), y constituye la base constitucional y legal para la democratización de la sociedad hongkonesa.

El Estado de derecho es garantizado por el artículo 2 del Capítulo I de la ley Fundamental, que establece que “La Asamblea Popular Nacional autoriza a la Región Administrativa Especial de HK para ejercer un alto grado de autonomía y disfrutar de un poder judicial, ejecutivo y legislativo independiente, incluso el de fallo definitivo, de conformidad con las disposiciones de la presente Ley”.

Por supuesto, existen profundas contradicciones entre el sistema legal de la RPC y el de Hk. China comunista muestra una doble moral, mientras permite una independencia judicial para los hongkoneses a los chinos continentales se les niega ese derecho. Además, la Ley Fundamental de HK es una extensión de la Constitución de China y cuando surgen controversias o conflictos de interpretación sobre la Ley Fundamental, debe acudirse a la doctrina constitucional china para una correcta interpretación jurídica.

Los ciudadanos hongkoneses sufren menoscabo de su autonomía y a sus libertades fundamentales por la intromisión de China comunista en el ordenamiento de la jurisprudencia de la isla. Los logros democráticos estipulados por su Ley Fundamental aún no implementados a favor del pueblo hongkonés, han desencadenado protestas desde el traspaso de su soberanía a China hasta los días recientes.

En estos momentos existen manifestaciones de protestas públicas, este es el duodécimo fin de semana de multitudinarias protestas callejeras con los métodos de la desobediencia civil, el pueblo hongkonés no cede ante las barbaries de la dictadura china, la cual ya tiene sus tanques preparados en la frontera con Hong Kong, enviando el mensaje de represión y de persuasión a través del vivo recuerdo de la masacre de Tiananmen de 1989.

La solidaridad internacional del mundo libre ha de hacerse más intensa con el pueblo de Hong Kong, en especial de los Estados Unidos y del Reino Unido (RU); el primero por ser la democracia más poderosa del mundo y RU por poseer compromisos de honor con el cumplimiento de las leyes de la existencia de RAE de Hong Kong. Este pueblo solo busca el restablecimiento de los compromisos de democracia y libertad estipulados en su estatuto jurídico político o Ley Fundamental.

Gracias, pueblo hongkonés, por su paradigma de amor a la libertad y la democracia; las intensas riquezas generadas por el trabajo de Uds. no les ha segado el espíritu de dignidad de una nación: vivir en libertad.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario