No hay duda de que muchos en el Partido Demócrata deben haber pensado que la interpelación del ahora exfiscal especial para la trama rusa, Robert Mueller, ante el Congreso abriría al menos una rendija de esperanza para iniciar un juicio político contra el presidente Donald Trump.

Sin embargo, ahora sabemos cuán equivocados estaban, ya que el exasesor especial para la investigación de las denuncias de connivencia entre la campaña de Trump y Moscú no reveló nada nuevo ante el Comité Judicial y el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes.

Te puede interesar

Había tal expectativa en los medios que tal vez los demócratas se dejaron llevar por el entusiasmo de tratar de extraer del también exdirector del FBI alguna revelación importante que no haya incluido en su informe de 448 páginas publicado en abril pasado.

También es cierto que Mueller había dicho desde un principio que se presentaba ante el Congreso con gran reticencia, pues consideraba que su reporte debería ser la declaración final de su larga investigación.

Quienes presenciaron la exhortación del Congreso, que duró siete horas, pronto se dieron cuenta de que no importaba cuán incisivas fueran las preguntas hechas por ambos comités. Mueller dio respuestas que coincidían exactamente con lo que él y su equipo de investigadores habían plasmado en el informe.

En todo caso, el hombre concluyó que no había pruebas de colusión, aunque Mueller no exoneró del todo al jefe de Estado, ya que no emitió ningún juicio sobre si había obstruido la justicia, pero describió una serie de áreas donde esto podría haber ocurrido.

Los demócratas que instaron a un proceso de destitución a gran escala se quedaron cortos, mientras Trump tuiteaba que era el "fin de la cacería de brujas".

Para la presidenta de la Cámara de Representantes y líder demócrata, Nancy Pelosi, la realidad es clara, no es el momento para intentar un juicio político.

Su convicción viene de que entiende que forzar la barra por un juicio político sería contraproducente, porque los votantes podrían volverse en contra de los propios demócratas y herir de muerte a quien compita por la presidencia.

Esto no significa que la idea de impugnación se vaya para siempre.

Por una parte Mueller aseguró que Trump podría ser susceptible de un juicio político, una vez que abandone la Casa Blanca y Pelosi ha dicho que no detendrá a sus compañeros demócratas si piden un juicio político, aunque no le entusiasme la idea.

Ahora que el Congreso se prepara para el receso de verano, es posible que los ánimos se calmen.

Si bien es cierto que un número significativo, casi la mitad de los legisladores demócratas, apoyan una investigación, cuanto más se acerquen las elecciones de 2020 menos conveniente se verá una acción que persiga debilitar a Trump y sacarlo del escenario político, algo que facilitaría al mandatario el acusar a los demócratas de poner los intereses de su partido por encima de los del país.

Los demócratas de igual manera tratarán de acorralar a Trump con el tema de los estados financieros y la publicación de sus impuestos, pero eso podría llevar meses o incluso años.

Otro tema es la intervención rusa en las elecciones presidenciales, que continúa siendo una amenaza y es un terreno en el que demócratas y republicanos deberían encontrar causa común.

En muchos sentidos, sería un alivio si se permitiera a Mueller irse en paz mientras ambos partidos se concentran en los principales desafíos internos que enfrenta el país.

Lamentable, o afortunadamente, hay muchos demócratas, particularmente entre la nueva generación de legisladores, que se han convertido en los críticos más acérrimos de Trump y que nunca se rendirán en su deseo de ver al Presidente enfrentarse a un juicio político por el deseo de exponerlo ante el país.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la decisión de Trump de imponer aranceles al aluminio y al acero provenientes de Brasil y Argentina?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas