*El novelón de Epstein “pica y se extiende”. Cuarenta y ocho horas “antes de suicidarse” firmó su testamento que incluye una fortuna de más de $580 millones. El beneficiario es su hermano. Muchos abogados que representan a algunas de las jóvenes que tuvieron relaciones sexuales con él ahora se aprestan a ir a corte a pelear por el dinero, aduciendo que debe repartirse entre todas las abusadas. ¡Éramos pocos y pario la abuela!

*Muy deprimente ver a peloteros de las Ligas Mayores de béisbol supuestamente involucrados en el tráfico de drogas. El fiscal general de República Dominicana habla en su informe de la mayor operación contra el crimen organizado y menciona a Luis Castillo, expelotero de los Marlin, a Octavio Dótelo y otros. ¡Muy penoso!

Te puede interesar

*No haber aceptado los demócratas el resultado de las elecciones del 2016 (porque estaban seguros de la victoria de Hillary y cayeron en un trance con el triunfo del Donald), trajo como consecuencia dos años de Rusia, Rusia, Rusia, una historia falsa que fue desbaratada después de $35 millones perdidos en investigaciones y lavado de cerebro en todas las emisoras de radio y TV. Después fue racismo, racismo, racismo, que no pegó mucho por la trayectoria del Presidente desde sus años juveniles. Ahora estamos con la retórica de recesión, recesión, recesión. Jamás habíamos visto tanta envidia y odio. Periodistas que abogan por que exista recesión para tratar de que Trump no sea reelecto. Es decir, preferir ver a miles o millones de estadounidenses sin trabajo, que pierdan sus casas, que sufran con tal de obtener una ganancia política. ¡Lo nunca visto!

*Vuelve Daniel Craig como agente 007 en la película No Time To Die, durante el primer trimestre de 2020. Las últimas actuaciones de Craig han sido muy aplaudidas con el personaje de James Bond. En mi opinión, tanto Sean Connery como Roger Moore fueron mejores.

*No hay duda que Elizabeth “Pocahontas” Warren está subiendo en las encuestas entre todos los candidatos demócratas, aunque Biden sigue en la delantera. Esta semana hizo públicas sus excusas por haberse presentado por más de 30 años como descendiente de indios americanos. Como resultado de esto obtuvo beneficios económicos. Una verdadera mentirosa a la que se le ha dado “un pase” por la prensa liberal. ¡Para colmo socialista!

*El senador estatal demócrata de Illinois Martín Sandoval hizo un acto de recaudación de fondos, cuya atracción era matar a una figura del Presidente Trump. Menuda forma de incitar a la violencia.

*El mejor jugador de basquetbol de todos los tiempos, Michael Jordan, estaba comiendo con un grupo de 16 personas en Fortei di Mare, restaurante italiano en Ocean Drive, Miami Beach, el pasado viernes. Jordan está casado con una joven cubana muy linda y simpática.

*John Hickenlooper, uno de los candidatos demócratas a la Presidencia, renunció a seguir con su aspiración y, aparentemente, se apresta a postularse para el Senado de Colorado a insistencia de Chuck Schumer. Me imagino que antes de los debates de septiembre renunciarán a la aspiración algunos de los que no han levantado cabeza y están entre 0 y 1 por ciento en la preferencia de los votantes de su partido. Entre ellos el alcalde de New York, Bill Di Blasio.

*La información suministrada por el expresidente de Colombia, Andrés Pastrana, que había acompañado a Jeffrey Epstein a Cuba por invitación especial de Fidel Castro, ha creado más preguntas. ¿Fue a actuar de negociador con Clinton para mejorar las relaciones con Cuba? ¿Fue a conocer nuevas “niñas” que Castro le proporcionaría para satisfacer su enfermiza mente? ¡Aquí definitivamente hay gato encerrado!

*Las ventas al detalle siguen creciendo y los números son impresionantes. Malas noticias para los que después de pasar más de dos años hablando de Rusia y empujando la teoría de una conspiración ahora quieren vender la idea que estamos en las puertas de una recesión. ¡Ya ni saben qué inventar!

*Una pareja de ancianos van al Burger King y ordenan un cheeseburger y una sola orden de papitas fritas. Un camionero que estaba en la mesa de al lado le pregunta al hombre: ¿Por qué sólo una orden? ¿Me permite invitarlos?” “No, gracias”, le respondió. “Nosotros todo lo compartimos”. El hombre se quedó observando y vio que solo el esposo comía, mientras la mujer esperaba calladamente. Vuelve a la carga y le dice: ¿De verdad no me importa invitarlos”. “No señor le digo que nosotros todo lo compartimos”. “¿Pero, por qué usted come y ella no? “ “Porque está esperando a que yo acabe para que le preste mi dentadura”.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuestiona Ud. la actuación policial tras el robo a una joyería en Coral Gables y donde murió un chofer de UPS, rehén de los dos atracadores?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas