SAN JUAN.- La Unión Americana de Libertades Civiles representará a dos periodistas que demandaron al gobierno de Puerto Rico por una ley que penaliza la difusión de noticias sobre emergencias que sean consideradas falsas.

La ACLU sostuvo que las dos leyes, aprobadas en 2017 y en abril de 2020, violan la Primera Enmienda y la Decimocuarta Enmienda de la Constitución de Estados Unidos e inhiben el reporteo sobre la crisis del coronavirus y otras emergencias, pues dejan vulnerables a los periodistas en caso de que el gobierno dispute sus hallazgos. Las leyes estipulan penas de hasta tres años de cárcel y multas de hasta 5.000 dólares.

Te puede interesar

William Ramírez, director ejecutivo de la ACLU en Puerto Rico, aseguró que esas leyes sólo sirven para inculcar miedo entre quienes están exigiendo respuestas al gobierno.

Las leyes referidas abarcan sólo noticias sobre emergencias en Puerto Rico y la respuesta que el gobierno les da. La ACLU destacó que, según las leyes mencionadas, el gobierno ni siquiera tiene que demostrar que el reportero sabe que el contenido es falso.

Un portavoz del Departamento de Justicia de Puerto Rico no respondió de momento a pedidos de comentarios.

La demanda es en nombre de dos periodistas puertorriqueños: Sandra Rodríguez, quien tiene un programa radial y un blog de internet, y Rafelli González, un periodista independiente. Rodríguez es conocida por haber publicado las primeras 11 páginas de un chat privado entre el entonces gobernador Ricardo Rosselló y otros funcionarios, lo que desató multitudinarias protestas que al final llevaron a Rosselló a renunciar.

González trabajó en artículos sobre el contrato que el gobierno puertorriqueño —tras el impacto del huracán María en 2017— otorgó a Whitefish, una pequeña empresa radicada en Montana. El contrato fue rescindido y el director de la compañía de electricidad de Puerto Rico renunció.

Los dos periodistas se oponen a una cláusula de la ley que tipifica como delito sonar alarma sobre una emergencia inminente o esparcir rumores falsos y a otra cláusula según la cual es un delito transmitir, o permitir a otra persona transmitir, noticias falsas sobre una declaración de emergencia, una declaración de desastre o la imposición de un toque de queda con fines de provocar confusión o pánico.

La demanda sostiene que las leyes de 2017 y 2020 son demasiado vagas, amplias y violan los derechos constitucionales a la libertad de expresión y libertad de prensa. La ACLU denunció que existe el peligro que las leyes sean usadas para silenciar a quienes critiquen al gobierno.

Aparte de eso, los dos periodistas sostuvieron en documentos judiciales que algunas fuentes se han negado a darles información en días recientes, por temor a ser enjuiciados

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Varias municipalidades de Miami-Dade comienzan a reabrir locales comerciales no esenciales como restaurantes, cafeterías, barberías, salones de belleza y tiendas minoristas, bajo estrictas medidas de sanidad. Usted, ¿qué piensa?

Es una decisión precipitada. Vamos a sufrir un rebrote de COVID-19.
Hay que abrir ya la economía y aprender a convivir con este virus.
La responsabilidad individual será lo que diga si reabrir está bien o no.
Hay que mejorar nuestro sistema inmunológico, esa es una defensa natural.
ver resultados

Las Más Leídas