Rosa María Paya, hija del fallecido líder opositor, Oswaldo Payá Sardiñas, asegura que Gustavo Machín, uno de los representantes de la delegación cubana que encabeza el diálogo con EEUU, es un oficial del régimen “ligado a la muerte” de su padre y la de Harold Cepero.

La joven, que considera como condición imprescindible para el diálogo escuchar la opinión del pueblo cubano, aseguró en entrevista con DIARIO LAS AMERICAS que en un encuentro con la subsecretaria de estado Roberta Jacobson, le dijo  a la funcionaria

estadounidense que Gustavo Machín  tenía conocimiento del secuestro del que fue víctima en Cuba el joven sueco Aron Mudig, quien sobrevivió al accidente automovilístico en el que Payá perdió la vida.

Machín, junto a Josefina Vidal, son los representantes del Gobierno cubano que encabezan las rondas de conversaciones en las que se discuten el restablecimiento de relaciones comerciales y diplomáticas entre Washington y La Habana.

“Cuando Aron Modig ofreció la rueda de prensa en Cuba [después del accidente], Gustavo Machín estaba al lado de él y tenía información de que Modig estaba secuestrado [por el Gobierno de Cuba, de quien se especula, presionó al joven sueco para dar una versión falseada de los hechos]. Eso se lo hice saber a Jacobson”, apuntó.

Por eso asegura no estar en desacuerdo con el acercamiento de su país con Estados Unidos pero sí exige que se atienda la realidad del pueblo de la isla.

LEA TAMBIÉN: Hija de Oswaldo Payá: “El diálogo entre élites ha excluido al pueblo cubano”

Para la joven dirigente hay condiciones que deben cumplirse para garantizar la reivindicación del pueblo cubano, como la realización de elecciones de manera libre y pluralista.

“Nosotros no estamos en contra de que existan conversaciones con Cuba, es más, no estamos a favor del aislamiento del pueblo cubano, pero queremos precisar que EEUU está conversando con un gobierno ilegítimo porque en mi país no hay elecciones

libres y plurales desde hace 56 años, todos los días violan los derechos humanos de sus ciudadanos” expresó.

A su juicio, este acercamiento coloca a Cuba bajo la mirada del mundo y es valorado como positivo, pero considera que será positivo “siempre y cuando sea todo consecuente con la realidad cubana”.

“Esa mano que se le quiere extender a Cuba, no es cierta a menos que EEUU pida que los cubanos tengan las manos desatadas y disfruten de las ventajas de este acercamiento” sentenció.

Payá considera que los beneficios inmediatos de la reanudación de relaciones son únicamente para el régimen de La Habana.

Además, espera que “todas las naciones democráticas del mundo” exijan lo que prioridad para el pueblo de la isla, “la realización de un plebiscito para que los cubanos decidan cuál es su futuro”.

Cumbre y negocios

Ante la posible asistencia de Cuba a la VII Cumbre de las Américas, que tendrá lugar en Panamá en abril de este 2015, Payá aseguró que  “eso es una violación de la Carta Interamericana consignada en 2001, porque el gobierno de Cuba no ha sido elegido por sus ciudadanos”.

“Esperemos que como se va a sentar en ese cónclave con el resto de los países, los participantes le exijan a Cuba la realización del plebiscito o de lo contrario esto será un teatro más y los único beneficiados serán los represores de mi país” indicó.

Esta apertura que intentan ambos Gobiernos también ha atraído la atención de empresarios a la isla. Al respecto, la joven opositora opina que “las garantías para la realización de negocios sólo pueden encontrarse en la democracia, un sistema que también es conveniente a los empresarios”.

“Negociar bajo las reglas de un gobierno ladrón y criminal es siempre un riesgo, vamos a ver cómo les va a quienes lo asuman […] hay muchos casos de empresarios que terminaron con sus propiedades embargadas y encarcelados en la isla” mencionó, en relación al comerciante Steven Purvis, de origen británico y quien resultó preso por 16 meses tras divulgar las presiones del gobierno cubano.

Reiteró que está de acuerdo con la inversión y el desarrollo de negocios en su tierra natal, condicionado al el beneficio del pueblo.

Sobre la muerte de su padre dijo que espera coherencia de la Casa Blanca sobre la exigencia de una investigación independiente.

La disidencia

Finalmente, cuestionó algunos señalamientos que critican el recibimiento de fondos por parte de organizaciones no gubernamentales que apoyan a la oposición cubana.

“La disidencia en Cuba ha crecido con el pueblo y no tiene las expectativas fijadas en lo que un gobierno va a hacer o dejar de hacer […] hay un chantaje sobre estas ayudas y parece que los cubanos no pueden recibirlas, esos chantajes no nos interesan” agregó.

 

 

Deja tu comentario