Revelan red venezolana de espionaje en España :: Diario las Americas :: Venezuela
Contáctenos Suscríbase Boletín de Noticias Avisos Especiales   @DLasAmericas  
  

Revelan red venezolana de espionaje en España

Un teniente coronel que logró infiltrarse entre organizaciones opositoras, ha sido identificado por un colega como espía entrenado en Cuba


INFILTRADO EN MADRID | 27 de enero de 2016

Revelan red venezolana de espionaje en España
Ampliar

José Rafael Vásquez Mora durante un evento opositor organizado por la Asociación de Periodistas de Venezolanos en España en 2015. (ARCHIVO)

JOSÉ PERNALETE
jpernalete@diariolasamericas.com
@jpernalete

El historial de un teniente coronel venezolano identificado como José Rafael Vásquez Mora quedó al descubierto tras ser señalado recientemente en España, donde se hizo pasar por estudiante de la Universidad de Complutense, para infiltrarse entre organizaciones venezolanas opositoras radicadas en Madrid, antes del pasado 6 de diciembre.

En entrevista exclusiva con DIARIO LAS AMÉRICAS, el teniente Edmelcar Hosmel Delgado Sánchez, asilado en España, reveló las verdaderas intenciones de este militar activo, quien cuenta con documentos diplomáticos venezolanos y devenga su salario en euros y en bolívares fuertes.

Según el testimonio de Delgado Sánchez, en 2004 él debió buscar refugio en la Embajada de Uruguay en Caracas, por la persecución de que era objeto y que encabezada Hugo “El Pollo” Carvajal, mientras se desempeñaba como  jefe de la Dirección General de Inteligencia Militar de Venezuela (DGIM). Asegura que ese acoso fue el motivo por el cual buscó asilo político en España, donde reside actualmente.

Delgado Sánchez explicó que el teniente coronel Vásquez Mora se graduó en la promoción “Coronel Luis María Rivas Dávila”, en la Academia Militar de Venezuela en 1997.

 “Ambos egresamos con el grado de subtenientes y trabajamos juntos por dos años. Posteriormente nuestros rumbos tomaron caminos distinto”, aseguró el oficial.

Contó que Vásquez Mora continuó su ascenso en las Fuerzas Armadas “tras venderle el alma al diablo pues se declaró chavista, entregaba información confidencial de los demás a sus superiores […] su especialidad de profesión era de policía militar”.

De acuerdo con las declaraciones de Delgado Sánchez, este militar fue entrenado en Cuba en cursos de inteligencia y contrainteligencia y al ser ascendido al grado de mayor del ejército, lo enviaron para la Embajada de Venezuela en España por primera vez entre los años 2009 y 2011.

“Una de las razones que exponía para establecerse en Europa era que su hijo necesitaba recibir un tratamiento médico en España […]. Lo que padece su hijo no es curable ni reversible y pidió esta condición porque no quiere estar en Venezuela, a cobrar en euros”, dijo.

Vásquez Mora regresó a su país para recibir otro curso militar y ascender al grado de teniente coronel en 2014. Tras el ascenso, solicitó de nuevo ser enviado a España por la misma razón médica.

Misión de inteligencia

El segundo viaje de Vásquez Mora a  España se respaldó con una solicitud oficial, de fecha 17 de junio de 2015, bajo el número 2543. Esta carta fue firmada por el contralmirante Franklin Rodolfo Reyes Núñez, quien se desempeñaba como Director de Relaciones Internacionales y Agregados Militares del Ministerio de la Defensa de Venezuela.

En la misiva, el alto oficial chavista le solicitó al Director General de Despacho de la Cancillería, Luis Berrizbeitia, la realización de una resolución oficial, además de pasaporte de servicio y nota de visa para Vásquez Mora, quien fue designado como adjunto a la Agregaduría de Defensa en la Embajada de Venezuela en España.

Una fuente militar activa en Venezuela confirmó que antes de que Vásquez Mora saliera de Venezuela, fue llevado a la Dirección General de Inteligencia Militar (DGIM), donde se le presentó cada resumen curricular y otros datos de venezolanos exiliados en España, tanto estudiantes como políticos y militares.

Entre los objetivos para contactar se encontraban los padres de Leopoldo López, “la orden es infiltrarse dentro de los círculos sociales, la misión es acercarse en los actos de la oposición y establecer contacto para conocer en detalle los planes antes de las elecciones parlamentarias”, explicó el oficial.

En escenario que debía abordar este militar era el de los estudiantes venezolanos en España que  realizan actividades sobre violación de derechos humanos, denunciando los abusos del gobierno bolivariano y las fallas en transferencia de divisas efectivas en España.

A la izq., el teniente coronel venezolano José Rafael Vásquez,
señalado como espía por un excompañero de estudios.(Cortesía)

En una oportunidad, Vásquez Mora se presentó ante una concentración de opositores, “pero dio un nombre falso y se hizo pasar como estudiante de la Universidad Complutense de Madrid, dijo que quería trabajar con los manifestantes para apoyarlos”, comentó Delgado Sánchez.

Luego de haberse infiltrado, logró acudir a varias reuniones de estudiantes, se había integrado a grupos de chat a través de la aplicación Whatsapp, monitoreando cada actividad.

Para el 6 de diciembre de 2015 [en los comicios parlamentarios] los estudiantes descubrieron las intenciones del militar encubierto a quien le impidieron integrar las diversas concentraciones, “sin embargo logró hasta tomarse una foto con la hermana de Leopoldo López”.

José Rafael Vásquez Mora, Teniente Coronel FANB CI 10.010.499 infiltrado como estudiante España. (TWITTER)

La denuncia se consignó ante la Fiscalía en España el pasado viernes, con asistencia del abogado William Cárdenas.

“El Gobierno de Venezuela no estimaba que esta situación fuera más allá de un comunicado […] a partir de la esta denuncia, al corroborar las verdaderas funciones de Vásquez Mora, España debe solicitar explicaciones a Venezuela sobre los motivos de un militar activo para tomarse fotos con opositores exiliados”, declaró.

Además, insistió en que es necesario determinar su estatus legal ya que “no se sabe si en realidad se encuentra en misión diplomática o ante las autoridades españolas se presenta como turista”.

Se conoció que el militar encubierto devenga un salario de 2.000 euros aproximadamente en la Embajada venezolana, además de ganar sueldo en bolívares en Venezuela.

“Por cada opositor identificado con el que haya tenido contacto comprobado, a los infiltrados como él se le otorga un bono adicional, como un mercenario”, indicó.

Trascendió extraoficialmente que este militar tiene asignado a otros cinco funcionarios castrenses, además de ocho agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia, SEBIN.

LEA TAMBIÉN:

Histórico de noticias