LA HABANA.- El ministro de Turismo de Cuba, Manuel Marrero, alertó este jueves de que el recrudecimiento de las sanciones impuestas por el Gobierno de Estados Unidos contra la isla provocará un descenso del turismo del 10% a lo largo de 2019.

Las declaraciones de Marrero se producen después de que EEUU reforzara el embargo comercial a Cuba al no permitir los viajes de estadounidenses, ni los de cruceros y aviones privados, como parte de la política de presiones del Gobierno de Donald Trump sobre La Habana por su apoyo al régimen de Nicolás Maduro en Caracas.

Te puede interesar

En abril último, Washington dio luz verde también al Título III de la Ley Helms-Burton, una vieja legislación para que ciudadanos estadounidenses presenten demandas contra compañías extranjeras radicadas en la isla por usar propiedades nacionalizadas tras la revolución de 1959.

Antes del recrudecimiento de las sanciones de EEUU a Cuba, el auge del turismo en los últimos años había ayudado a compensar los ingresos del país, sobre todo como resultado del restablecimiento de las relaciones diplomáticas y la flexibilización que favoreció la administración de Barack Obama.

Desde que Trump llegó a la Casa Blanca se ha endurecido la política contra el régimen de la isla y a juicio del ministro de Turismo cubano, estas medidas "provocaron una reducción de la actividad turística del 20,33% en el mes de junio".

Embed

Marrero explicó que el país espera cerrar el año con la llegada de unos 4,3 millones de turistas, muy por debajo de los 4,7 millones que arribaron el año pasado.

"La meta para 2019, tras las prohibiciones de Washington, quedará recortada en un 10 por ciento", declaró el ministro, según la Agencia de Noticias Prensa Latina.

Los visitantes estadounidenses se habían convertido en el segundo grupo más grande de turistas que había llegado a la isla en los últimos años después de los canadienses, el principal mercado emisor.

Marrero reconoció que el país se proponía a recibir 1 millón de cruceristas en 2019, pero lamentó que "en estos momentos no tenemos ningún barco operando en Cuba".

El designado gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel, dijo este jueves que "una parte importante de lo que entra (ingresos) y de lo que disponemos semanalmente para pagar deudas (...) viene del turismo". "Es una de las actividades que suena la contadora (caja registradora) todos los días para el país", apuntó.

La política del Gobierno de Trump ha estado dirigida a evitar, entre otras cosas, que el dinero que llega a Cuba por concepto de turismo vaya a engrosar las arcas del estado y, principalmente, las de los militares que controlan el mayor número de instalaciones hoteleras y extrahoteleras dentro de la isla.

FUENTE: Con información de Europa Press

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la presión internacional logrará la libertad del opositor cubano José Daniel Ferrer, detenido por el régimen de la isla desde inicios de octubre?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas