MIAMI.- El nuevo aniversario de la fiesta de independencia de Colombia llega en medio de un momento complejo. El reto que representa mantener bajos el número de contagios y fallecimientos por causa del coronavirus en ese país sudamericano es una gesta que se propone ganar el Gobierno colombiano.

Este 20 de julio se cumplen 210 años del inicio de una serie de sucesos que cambiaron el rumbo de la historia de Colombia. Todo comenzó con un florero que un criollo fue a pedir prestado a un español, hecho aparentemente insignificante que desató enfrentamientos que culminaron con la emancipación del país.

Te puede interesar

La Colombia de hoy libra una gran batalla, también el planeta entero contra un enemigo invisible que ha dejado ya millones de víctimas. El colombiano, acostumbrado a tener una vida social muy constante, a visitar al vecino o tomarse algún licor en medio de música y baile, está conminado al aislamiento por estos días de pandemia.

Así también será este año la conmemoración de la hazaña independentista: sin público en las calles o plazas, pero sin dejar de mostrarle al mundo que el colombiano no se doblega ante el virus, como lo hizo en aquel tiempo pasado frente al dominio español en una demostración de gallardía y valor.

El “Florero de Llorente”

Previo a ese evento, se había creado una “junta de notables” compuesta por autoridades civiles e intelectuales criollos que realizaban reuniones sucesivas en casas de los integrantes y luego en el observatorio astronómico, cuyo director era Francisco José de Caldas.

En estas reuniones se hizo evidente la necesidad de diseñar una táctica política que consistía en provocar una “limitada y transitoria perturbación del orden público” para tomar el poder español.

La junta de notables propuso promover un incidente con los españoles, a fin de crear una situación conflictiva que diera salida al descontento potencial que existía en Santa Fe (hoy Bogotá) contra la audiencia española.

Antonio Morales, uno de los “notables”, propuso que el incidente podía provocarse con el comerciante peninsular José González Llorente y se ofreció “gustoso” a intervenir en el altercado.

Era viernes, día de mercado. Se había convenido que Luis Rubio fuera a la tienda de Llorente a pedirle prestado un florero o cualquier clase de adorno que les sirviera para decorar la mesa de un banquete. En el caso de una respuesta negativa, los hermanos Morales procederían a agredir al español.

Aquel día, Llorente negó el préstamo del florero. De inmediato, los criollos acusaron a Llorente de haberlos insultado y llamaron al pueblo a protestar contra los españoles. Algunos historiadores aseguran que el español inicialmente fue cortés, pero después habría lanzado palabras que sirvieron a los propósitos de los americanos.

A raíz de los hechos, el encargado de la ciudad intentó calmar al pueblo. Sin embargo, fue inútil. Poco después, el criollo José Acevedo y Gómez propuso una junta de gobierno integrada por criollos y encabezada por el virrey.

No obstante, el pueblo no aceptó la designación del virrey, por lo que se convocó a un cabildo abierto. El virrey y los miembros de la Real Audiencia fueron apresados para dar paso a un gobierno integrado por criollos.

Una vez instalada la Junta Suprema, en las horas finales de la tarde, la noche del 20 de julio y el amanecer del 21 de julio se redactó el documento que se conoce con el nombre de Acta de Independencia, que estuvo precedido por lo que también se recuerda como el “Grito de Independencia”.

Los retos de hoy

En tiempos recientes, Colombia todavía tiene retos importantes por sortear entre los que destacan el narcotráfico, la guerrilla y la corrupción, a lo que se sumó el avance de un virus que deja ver números desalentadores no solo en ese país, sino en toda América Latina.

En lo que respecta a Colombia, el presidente Iván Duque extendió hasta el 1ero. de agosto el aislamiento preventivo obligatorio en todo el país para contener la expansión del COVID-19, mientras continúa con una reapertura gradual de las actividades económicas y sociales.

En los más de 1.100 municipios de esa nación sudamericana de unos 50 millones de habitantes, 490 municipalidades están libres de coronavirus, 295 no han reportado casos en las últimas tres semanas y 100 tienen baja afectación, según las cifras del Gobierno. En Bogotá, la Costa Atlántica y el Amazonas el impacto de la pandemia ha sido alto.

Colombia ha recibido elogios internacionales por su transparencia en la entrega de información a la comunidad sobre las estadísticas asociadas con la enfermedad entre la población. La adquisición de más ventiladores mecánicos para las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) sigue siendo uno de los grandes desafíos en la lucha contra el virus.

Paralelo con el pasado

El reto que afrontan los colombianos es uno más de los tantos que han tenido que encarar en los últimos dos siglos, con especial énfasis en los recientes 40 años que estuvieron marcados por las acciones de grupos guerrilleros como las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) y el ELN (Ejército de Liberación Nacional), los carteles de la droga y los paramilitares.

Narcotraficantes como Pablo Escobar le hicieron mucho daño al país. Las organizaciones rebeldes asesinaron y secuestraron a miles de colombianos, dejando una estela de dolor y sangre. Las autodefensas o paramilitares también pusieron su cuota de muertes en esa nación.

Ahora el enemigo a vencer es el COVID-19 y entre los colombianos vuelve a emerger un sentimiento de unión para salir adelante en medio de la crisis que ha traído esta pandemia en todo el mundo.

El aniversario de la independencia de Colombia quizás no tendrá este año los desfiles militares a los que regularmente asisten miles de nacionales de ese país para demostrar su patriotismo. Esta vez tendrán que seguirse a través de la señal de televisión y las redes sociales.

Sin embargo, esta fecha puede servir de estímulo para hacerle frente con decisión y estoicismo a un adversario contra el que no se puede luchar con armas convencionales.

dcastrope@diariolasamericas.com
@danielcastrope

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

El 18 de agosto culmina la elección primaria de la Comisión de Miami-Dade, que aprueba resoluciones que inciden en la vida cotidiana en este condado. ¿Cuáles temas deberían reforzar los candidatos?

Transporte público
Vivienda asequible
Desarrollo económico
Estrategia poscoronavirus
ver resultados

Las Más Leídas