Cada día, las filas del la Fuerza Armada Nacional de Venezuela se hacen más pequeñas. Los soldados están siguiendo el ejemplo de los civiles y han optado por escapar de los cuarteles hacia los países hermanos para poder paliar el hambre y los embates de la crisis humanitaria que atraviesa el país.

Esta realidad ha alcanzado niveles que han obligado a la FAN a reclutar jubilados y milicianos para participar como seguridad en los venideros comicios electorales pautados para el próximo 20 de mayo, según un trabajo del medio español ABC.

Los soldados han optado por huir de Venezuela ante la hiperinflación, sus anaqueles vacíos y la amenaza constante de ir a la cárcel por solicitar ante los superiores que les sea concedida la baja. La solución más expedita que han conseguido los uniformados es escapar, sin nada en los bolsillos, por las fronteras terrestres con destino a Colombia o Brasil.

La ONG Control Ciudadano contabiliza al menos 10.000 peticiones de soldados que se han querido retirar sólo en el mes de marzo. "Desde 2015 ha habido un aumento en detenidos militares acusados de traición, deserción y otros crímenes. Nuestra estimación es que hay 300 personas encarceladas -indica San Miguel-, en su mayoría tropas. Algunos son altos funcionarios, otros son civiles vinculados al Ejército", comentó la directora de la plataforma, Rocío San Miguel.

Según detalla ABC, los militares de más alto rango dentro de las Fuerzas Armadas no tienen contacto ni comunicación con los soldados de menor escala. La medida busca evitar que entre ambos grupos se planee un golpe militar que atente contra Nicolás Maduro.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está usted de acuerdo con un "alcalde fuerte" para la ciudad de Miami?

SI
NO
NO SÉ
ver resultados

Las Más Leídas