MIAMI.- Durante los más de 19 años de existencia del chavismo en Venezuela, varias han sido los intentos de diálogo entre las fuerzas del régimen y la oposición que han fracasado; en el criterio de expertos solo han servido para consolidar al chavismo en el poder.

Este lunes, quien fuera candidato presidencial Henrique Capriles aseguró que la oposición venezolana debe reevaluar su estrategia y sentarse en una mesa de negociaciones con el chavismo en el poder para buscar una solución a la crisis política en el país.

Te puede interesar

"El mundo libre (...) insta a una solución política negociada. Yo sí creo que hay que construir ese proceso de negociación", dijo Capriles, quien enfrentó a Hugo Chávez en las elecciones de 2012 y un año después, tras la muerte del entonces gobernante, a Nicolás Maduro.

"Del lado del chavismo sí hay gente que quisiera la negociación", aseguró Capriles en un encuentro con corresponsales extranjeros en Caracas. "El año pasado hubo un primer esfuerzo, no llegó hasta el final", sostuvo.

Cumplidos dos años desde que Juan Guaidó asumió como presidente encargado de Venezuela con apoyo internacional encabezado por EEUU, la oposición venezolana vive momentos difíciles, mientras Maduro mantiene control territorial e institucional, apoyado por las fuerzas armadas.

"La estrategia tiene que cambiar", sentenció Capriles. "Si no tenemos una estrategia sobre la base de la realidad, nuestra estrategia nunca va a poder avanzar", siguió el dirigente, y agregó que es posible "reunificar la oposición".

Guaidó ha rechazado restablecer negociaciones con Maduro y plantea mantener presión con sanciones internacionales como las fijadas por Estados Unidos contra Venezuela.

En efecto, las declaraciones de Capriles han desatado una serie de opiniones enfrentadas. Algunos estiman que éstas ofrecen apoyo al régimen mientras que otros aseguran que la oposición debe replantearse su estrategia, porque de seguir por el camino que transita tenderá a desaparecer.

Diario Las Américas consultó a un grupo de venezolanos, de dentro y fuera del país, sobre esta propuesta que divide a la opinión pública.

Gestos de la dictadura

El analista político y escritor Moisés Naím, aseguró que hasta ahora, en Venezuela, las negociaciones han servido para dividir a la oposición y debilitarla, mientras que la dictadura las usa para ganar tiempo y fortalecerse.

"Antes de cualquier negociación tiene que haber decisiones y gestos por parte de la dictadura que muestren con hechos que está dispuesta a negociar de buena fe. La liberación de los presos políticos, por ejemplo, podría ser una señal importante. Otra sería el inicio de las reformas indispensables del sistema electoral para garantizar que las elecciones de cualquier tipo sean libres y verificables. El gran debate del país no debe ser si negociar o no, sino que la dictadura muestre su buena fe y que no usa la negociación como un truco más para mantenerse en el poder a cualquier costo".

¿Partes iguales?

A juicio de Adriana Kostencki, presidenta de la Asociación Nacional Venezolana de Abogados en Estados Unidos,dos partes se sientan a negociar cuando ambas tienen cartas con qué jugar”.

"Con una oposición tan dividida, ¿quién se va a sentar a negociar? ¿Capriles solo y decir que él representa al pueblo? Los venezolanos hoy en día no se sienten representados por Capriles. Quien tiene que sentarse primero a negociar es la misma oposición o, mejor dicho, los diversos representantes de las diferentes oposiciones, revaluar sus estrategias, determinar el liderazgo que busca el pueblo, y dejar a un lado los intereses personales y anteponer los intereses del país".

Destaca que Capriles “pareciese no entender que con el régimen venezolano no se negocia, porque cuántas oportunidades en el pasado se sentó a una mesa de diálogo o negociación y fue por gusto”.

Oposición

"En el país, en la calle, los empresarios, la gente común y corriente ya no habla de política. Están tan ocupados sobreviviendo que la política pasó a un segundo plano. Lo que no significa que apoyen al régimen, todo lo contrario, pero ya no ven un camino en la oposición. A mi juicio la oposición se desvanece, no representa nada. Si la oposición venezolana no realiza algún movimiento político creativo que lo coloque de nuevo como un actor efectivo, sino lo hace desaparecerá".

Así lo aseguró Alfredo Marín, un venezolano empleado de una de las pocas industrias que queda en el país y que prefirió modificar su nombre para evitar algún señalamiento.

Régimen

Ernesto Ackerman, presidente de la organización Venezolanos-Estadounidenses Independientes (IVAC), advierte que participa poco en la política interna de Venezuela, pero la propuesta de Capriles amerita que "todos opinemos y demos una señal de alerta al mundo".

Aseveró que al parecer Capriles “no termina de entender que él no está tratando con políticos o personas decentes, sino, como ya lo hemos dicho muchas veces, con una banda de criminales que no entiende nada sobre diálogos, ni mesas de negociaciones”.

Y añadió: "A esta gente la única forma de hacerla salir del poder es por la fuerza. No debemos descuidar lo que hemos venido pidiendo y es la ayuda internacional para salir de estos criminales que tienen secuestrada a Venezuela. Ni elecciones, ni conversaciones, ni diálogos, ni nada de eso sirve para lograr una salida a la crisis en Venezuela. Sabemos que la ayuda internacional puede traer consecuencias, pero la consecuencia final puede ser la salida de este régimen oprobioso que nos ha llevado a un abismo muy profundo".

Agotados en el hambre

Una maestra de escuelas públicas que vive en el estado Miranda, que pidió no ser identificada, aseguró que la gente vive el día a día, por lo que las declaraciones de los políticos pasan por debajo de la mesa.

"Crecí en una familia clase media. Mi padre profesor de bachillerato y mi mamá secretaria. Ambos con sueldos promedios. Pero nosotros no conocimos el hambre. Vivíamos con bienestar. No era lujo pero uno se adaptaba y era feliz. Ahora, en mi casa hay cuatro salarios, más lo que se rebusca mi hijo con diseños gráficos que vende afuera y le pagan algo en dólares, y con todo eso la nevera puede pasar varios días vacía. A veces comemos solo pasta y de muy mala calidad. Entonces, ¿crees que me importa lo que dice Capriles? O lo que dice Guaidó, o lo que dice cualquiera de la oposición. Estos mal nacidos chavistas nos quitaron hasta la esperanza. ¿Diálogo? Déjame que me ría. Quién dialoga con el hambre de mis nietos. Quién llena un corazón de esperanza cuando hoy veo a mis colegas que cada vez son más delgados. A mis vecinos que buscan comida en la basura. Quién habla en nombre de los venezolanos que no tenemos medicinas. ¿Quién?"

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.44%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 31.26%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.3%
23039 votos

Las Más Leídas