¿Alguna vez has experimentado esa impresión extraña de haber estado en un lugar con anterioridad a pesar de ser la primera vez que lo visitas? Tal vez sea muy difícil explicar el porqué, pero es como si viéramos una misma película por segunda vez. Este sentimiento se conoce popularmente con la expresión déjà vu (en francés "ya visto") o paramnesia, afecta al 80% de las personas y hace referencia a la sensación de sentir que ya has vivido previamente una situación que es completamente nueva.

La explicación científica para explicar este suceso está relacionada con el proceso de almacenamiento de la memoria. Más concretamente se afirma que ocurre un pequeño retraso a la hora de distinguir un estímulo externo y por ende da la sensación de que ante nuestros ojos está apareciendo algo que ya hemos vivido. Sin embargo, una parte de los científicos está en desacuerdo con las teorías de sus colegas y algunos han establecido una relación entre el déjà vu y el fenómeno de la precognición y la clarividencia, calificando la manifestación como una prueba inequívoca de la existencia de las facultades psíquicas.

Desde la perspectiva espiritual el déjà vu es una corta remembranza de una vida pasada. Conscientemente no podemos recordar nuestras vidas previas, pero algunas imágenes emergen al estar en un lugar específico o con determinadas personas. No se considera un concepto reciente traído por las tendencias de la nueva era, porque entre tantos ejemplos contamos con el de Pitágoras que opinaba que esas repentinas sensaciones de experimentar eventos nuevos, pero sentirlos como hechos ya vividos antes, eran confirmación de la reencarnación. Milenarios conocimientos esotéricos, divulgados por prestigiosos psíquicos como Edgar Cayce, psicólogos como Dr. Ian Stevenson, o psiquiatras como Carl Jung, sostienen que todo lo ocurrido en este mundo se encuentra grabado en los registros akáshicos que en forma simbólica de faja etérica alrededor de la Tierra, protegen la vida en el planeta.

El déjà vu es uno de los fenómenos que más curiosidad despierta en el ser humano, puesto que te deja perplejo y sucede a todo el mundo en algún momento de su vida. Algunas personas pueden dar información minuciosa sobre los lugares que ven por primera vez, y la sensación de déjà vu puede ser tan aguda que parece estar asociada con los aspectos místicos de la vida.

Experiencias tan frecuentes como nuestros sueños, déjà vu, o encuentros con energías sobrenaturales podrían ser pruebas de que vivimos en una de nuestras infinitas vidas, y si somos capaces de desentrañar estos misterios, tendremos la llave de nuestros orígenes genuinos, una realidad donde no somos controlados, ni manipulados, donde nosotros somos los que disponemos quiénes somos o lo queremos ser.

"Todos hemos experimentado alguna vez esa sensación que nos viene ocasionalmente de que lo que estamos diciendo o haciendo ya lo hemos dicho o hecho antes, en algún momento muy remoto, o de que hace mucho tiempo ya estuvimos rodeados por los mismos rostros, objetos y circunstancias, y sabemos perfectamente lo que se va a decir a continuación, como si de pronto lo recordásemos". David Copperfield (1850), Charles Dickens

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario