viernes 23  de  febrero 2024
CORRUPCIÓN

Chavistas pudieron haber blanqueado más de 1.400 millones de euros con BPA

El epicentro de la red se sitúan altos responsables de la petrolera estatal PDVSA y de sus empresas filiales, así como importantes responsables políticos

CARACAS.-REDACCIÓN

Una investigación llevada a cabo por las autoridades judiciales del Principado está tras la búsqueda de información que vincula a una élite del chavismo con presuntos hechos de blanqueo de dinero, realizadas desde la Banca Privada de Andorra (BPA) entre 2006 y 2012.

De acuerdo con el diario español ABC, el epicentro de la red se sitúan altos responsables de la petrolera estatal PDVSA y de sus empresas filiales, así como importantes responsables políticos.

Aunque en las averiguaciones el expresidente de PDVSA y actual embajador de la ONU, Rafael Ramírez, no figura como uno de los responsables de estos hechos ilícitos, fuentes consultadas por ABC señalan que “es prácticamente imposible que las operaciones descubiertas se hicieran sin su conocimiento”.

Una comisión rogatoria de Estados Unidos destaca que en la tramitación de un expediente disciplinario a la entidad se constató que desde BPA se han creado sociedades instrumentales y las personas investigadas efectúan ingresos a cuentas que se abren en el mismo banco a funcionarios públicos o políticos, con cargos dependientes de Pdvsa o sus filiales. Según el diario, solo por este procedimiento, hay ingresos en cuentas de BPA de más de 79,7 millones de euros.

Esta comisión subrayó que en noviembre de 2007, la República Bolivariana de Venezuela y la República Popular de China para la constitución de un Fondo de Cooperación Binacional por el que este segundo país concedía un crédito al primero para inversiones.

China prestó 20 millones de dólares y, en ese contexto, cinco empresas chinas pagaron más de 154 millones de euros a una sociedad instrumental creada por BPA Serveis y controlada por Diego Salazar, primo hermano del entonces ministro y presidente de PDVSA Rafael Ramírez. La supuesta razón de esos ingresos era el pago de los servicios de asesoramiento de Salazar, pero no hay una factura con el detalle del trabajo hecho y además el dinero abonado por cada empresa se corresponde con un porcentaje de entre el 10 y el 15 por ciento del contrato de obra adjudicada.

En la segunda comisión rogatoria, la enviada a Venezuela el 22 de mayo, se puede leer asimismo que «desde el año 2006 y hasta finales de 2012 se han detectado operaciones financieras entre personas físicas y jurídicas que están relacionadas por las investigaciones.

La mayoría de las personas que participaron aquí eran de nacionalidad venezolana, entre ellas destacan: Albino Ferreras, director de una filial de PDVSA; Sarah Moya, directora gerente de PDVSA Gas-Colombia; Fidel Ramírez, hermano del expresidente de PDVSA Rafael Ramírez y médico de Hugo Chávez; Miguel Ángel Gómez Núñez, exembajador de Venezuela en Nicaragua; Luis Mariano Rodríguez Cabello; primo de Diego Salazar, que a su vez es primo hermano de Rafael Ramírez, o Javier Alvarado, exviceministro de Energía y presidente de una filial de PDVSA.

LEA TAMBIÉN: 

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar