Brasil prohibirá a partir del lunes la entrada de europeos y de numerosos países asiáticos y de Australia, como medida sanitaria para impedir la propagación del coronavirus, según determinó este jueves el Gobierno.

La restricción valdrá por 30 días e incluye a los pasajeros de vuelos provenientes de la Unión Europea (UE), Reino Unido, Islandia, Noruega, Suiza, así como de China, Japón, Corea del Sur, Australia y Malasia que no tengan residencia o una justificativa laboral o familiar para ingresar a Brasil, precisó el decreto ministerial.

Te puede interesar

La asesoría del Ministerio de Justicia, que divulgó la medida, no supo explicar de inmediato por qué la restricción no incluye a Estados Unidos, que ya registra más de 10.000 casos confirmados del nuevo coronavirus COVID-19 y 153 muertos por la enfermedad.

Los brasileños natos o naturalizados, así como aquellos extranjeros con residencia en Brasil, o que vengan a reunirse con familiares brasileños, seguirán autorizados a ingresar.

También podrán entrar aquellos profesionales de organismos internacionales que cumplan misión en el país o cuenten con un permiso del gobierno brasileño.

Por la mañana, el Gobierno prohibió la entrada al país por vía terrestre de extranjeros oriundos de Argentina, Bolivia, Colombia, Guayana Francesa, Guyana, Paraguay, Perú y Surinam.

frontera brazil militares coronavirus afp.jpg
Militares se preparan para bloquear el Puente de la Amistad en Ciudad del Este, Paraguay, en la frontera con Brasil, el 18 de marzo de 2020.

Militares se preparan para bloquear el Puente de la Amistad en Ciudad del Este, Paraguay, en la frontera con Brasil, el 18 de marzo de 2020.

El texto indicó que Uruguay será objeto de una determinación posterior. Bolsonaro ya había anunciado el martes el cierre de la frontera con Venezuela.

Brasil, con más de 210 millones de habitantes, confirmó hasta el momento seis muertos y 621 contagios del coronavirus COVID-19.

El gobierno brasileño adoptó esas decisiones después de que Argentina, Chile y Colombia cerrasen todas sus fronteras terrestres, marítimas y aéreas para evitar un impacto mayor de la pandemia.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, consideraba a inicios de mes que la crisis sanitaria mundial estaba "sobredmensionada" y dijo en varias ocasiones que veía en ella un fondo de "histeria" mediática ante la alerta que generava el avance del coronavirus.

Pero bajo la presión de líderes del Congreso, de la Corte Suprema y de empresarios, el gobierno comenzó a tomar medidas más fuertes.

Rio, a partir del sábado sin playas

Los gobernadores de los estados también comenzaron a actuar por cuenta propia ante el incremento de casos de coronavirus.

El estado de Rio de Janeiro y la ciudad de Sao Paulo, principales focos de la pandemia en el país, ya se habían declarado el viernes pasado en "estado de emergencia", suspendiendo las clases y restringiendo los servicios comerciales y el uso de los transportes públicos.

Rio, un centro turístico mundial, anunció además este jueves que a partir del sábado cerrará por un periodo inicial de 15 días la circulación en las playas, así como el funcionamiento de bares y restaurante.

El decreto determina igualmente la suspensión de enlaces aéreos, marítimos y terrestres con otros estados brasileños donde se hayan declarado casos del coronavirus, pero estas medidas deben ser refrendadas por las autoridades federales.

Embed

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Ante la nueva ola de COVID-19, el condado Miami-Dade ha vuelto a cerrar los restaurantes, salones de fiesta y gimnasios... ¿De quién es la responsabilidad?

De las autoridades, que no han sabido controlar la situación
De los jóvenes, que no toman medidas y propagan la enfermedad
De todos, porque no hemos entendido que prevenir es la solución
De los negocios, que con tal de vender, no cumplen las medidas sanitarias
ver resultados

Las Más Leídas