REDACCIÓN

A su llegada a La Habana, el papa Francisco agradeció al pueblo y Gobierno cubanos por el recibimiento y la oportunidad de estar en una tierra que tiene la vocación natural de ser “punto de encuentro”, "como lo soñó José Martí", dijo en alusión al héroe nacional cubano.

El Papa envió su mensaje no solo a quienes viven en la isla, sino a los que no han podido estar en La Habana y a los cubanos que viven fuera de ese archipiélago que “mira a todos los caminos con un valor extraordinario como llave entre el norte y el sur, el este y el oeste”.

Francisco pidió al presidente cubano hacer llegar sus sentimientos de consideración a todos los cubanos y también al exmandatario Fidel Castro.

Poco después de las 4:00 pm, en el aeropuerto José Martí, de La Habana, el viento arrebató el solideo al Papa.  Asistido por un escolta, el Sumo Pontífice lo recogió y continuó bajando la escalerilla del avión que lo llevó a Cuba (EFE)

Dijo que el viaje se realiza en el año que marca el 80 aniversario de relaciones diplomáticas ininterrumpidas entre la isla y el Vaticano y reconoció que “hoy renovamos estos lazos de cooperación y amistad para que la iglesia siga acompañando y alentando al pueblo cubano en sus esperanzas y aspiraciones”.

LEA TAMBIÉN: El papa Francisco ya está en Cuba

Valoró de muy positivo que “este viaje apostólico coincida con el primer centenario de la declaración de la Virgen de la Caridad del Cobre como Patrona de Cuba”.

La creciente devoción entre los cubanos es “testimonio creciente de la presencia de la Virgen en el corazón” de los cubanos, dijo el Papa y afirmó: “Iré al Cobre como hijo y peregrino para pedirle a nuestra madre por todos sus hijos”.

Sobre el proceso de acercamiento entre Estados Unidos y Cuba dijo ser testigo de un acontecimiento que "nos llena de muchas esperanzas" en medio de un mundo que necesita mucha "reconciliación en esta atmósfera de tercera guerra mundial por etapas que estamos viviendo".

Jóvenes celebran la llegada del papa Francisco este sábado 19 de septiembre de 2015, en La Habana, para una visita apostólica de 4 días. (EFE)

En sus palabras de recibimiento al Sumo Pontífice, el presidente cubano Raúl Castro, precisó que en la actualidad “el Gobierno y la Iglesia católica en Cuba mantienen relaciones en un clima edificante”, y dijo que en la isla “ejercemos la libertad religiosa como derecho consagrado en nuestra constitución”.

LEA TAMBIÉN: El Papa viene a abrazar a los pueblos, dice teólogo Frei Betto

Su intervención también calificó el embargo como “bloqueo que provoca daños humanos y privaciones a la familia cubana” y sentenció que es “cruel, inmoral e ilegal”. Dijo igualmente que en medio de un proceso de restablecimiento de relaciones con Estados Unidos hay temas pendientes que deben ser dirimidos, como “el territorio que ocupa la base naval en Guantánamo, que debe ser devuelto a Cuba”.

“Nuestro pueblo es trabajador, instruido, abnegado y generoso” dijo Raúl. “En nombre de este noble pueblo, le doy la más calurosa bienvenida”.

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.78%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.66%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.57%
31220 votos

Las Más Leídas