NUEVA YORK.- Poco antes de Halloween, el estreno de la película Inferno del director Ron Howard y con Tom Hanks y Felicity Jones no pudo conquistar la cima de la taquilla en las salas estadounidenses y canadienses, que siguió en manos de Boo A Madea Halloween.

La comedia de terror del director Tyler Perry recaudó 16,7 millones de dólares en su segundo fin de semana y con mucho menos salas de exhibición, según reportó la web especializada Box Office Mojo.

Inferno, la más reciente adaptación de un bestseller de Dan Brown, fue estrenada en más de 3.500 cines de Estados Unidos y Canadá, pero debió conformarse con una magra recaudación de 15 millones de dólares.

El Hollywood Reporter citó varios motivos para el traspié de Howard y Hanks con Inferno, entre ellos la campaña electoral estadounidense y el creciente fastidio del público norteamericano con las secuelas.

El código Da Vinci, la primera película, recaudó en 2006 77 millones de dólares en Norteamérica. En tanto, Ángeles y demonios, parte dos de la serie, logró en 2009 un estreno con 46 millones de dólares. Sin embargo, ambas fueron producidas por 150 millones de dólares, mientras que la última cinta de la trilogía no costó más de 75 millones.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario