BUENOS AIRES.- Argentina y Perú igualaron este jueves sin goles en el estadio La Bombonera de Buenos Aires, un resultado que combinado con el triunfo de Chile sobre Ecuador dejó a los Incas en zona de repechaje y al conjunto de Lionel Messi a un paso de quedarse afuera del Mundial de Rusia 2018 a falta de una sola fecha.

El conjunto de Jorge Sampaoli prolongó la sequía de goles que arrastra en esta clasificación y ahora deberá buscar un triunfo el martes ante Ecuador en la difícil altura de Quito, mientras que Perú deberá defender su puesto ante Colombia si quiere hacer historia y volver a disputar un campeonato del mundo después de 36 años.

El cambio de estadio decidido por Argentina, que apeló a la presión de la hinchada en La Bombonera, no surtió efecto. El conjunto de Ricardo Gareca no se amedrentó y los argentinos no lograron en cambio inspirarse para anotar las tantas oportunidades erradas.

Con un aliento pocas veces visto en partidos de eliminatorias, la Albiceleste salió a buscar el triunfo que necesitaba para mantener viva la ilusión de ir al Mundial de Rusia. La barrabrava de Boca se ocupó de animar el regreso de la selección al mítico escenario después de casi 50 años, y le dio la bienvenida a Messi con una gigantesca bandera en la que se leía "homenaje al mejor jugador del siglo".

Perú actuó a consciencia. Se agrupó bien, no dejó espacios y le hizo una marca múltiple a Messi de la que le costó zafar, a menos que retrocediera, lo que, por otro lado, le significaba pagar un alto precio para volver a acercarse al arco rival.

Tuvo algunas chances el crack del Barcelona, la más clara con un potente remate desde lejos a los 38 minutos y a los 46', cuando estrelló el balón en el palo derecho de Pedro Gallese. A los 89' con el estadio colmado pendiente de su zurda, su tiro libre rebotó en la barrera.

Antes, los de Sampaoli apelaron a una jugada preparada: Ángel Di María disparó un tiro de esquina rasante y atrás que Messi conectó con potencia pero el intento quedó trunco en la defensa Inca.

Los peruanos aprovecharon en tanto cada oportunidad para sorprender con veloces salidas de contraataque. Jefferson Farfán fue quien más cerca estuvo de abrir el marcador, al conectar un tiro libre con un potente remate que se fue apenas centímetros afuera del palo derecho de Sergio Romero.

El conjunto de Jorge Sampaoli sin embargo no cedió, aunque no pudo concretar lo que iba creando. Alejandro Gómez forzó al portero peruano, Pedro Gallese, que debió saltar para desviar apenas por encima del travesaño un remate del jugador del Atalanta desde la izquierda.

También el delantero "xeneize" Darío Benedetto, en su debut como titular, mostró algunas luces pero no pudo anotar cuando conectó de cabeza un exquisito centro de Messi y se le fue por encima del arco.

El 1-0 parcial de Chile sobre Ecuador que dejaba a la Argentina en el sexto puesto y fuera del Mundial hizo reaccionar a los locales en su regreso del descanso y el primer minuto paralizó al estadio. Primero Gallese tapó a Benedetto, Messi la estrelló en el palo y otra vez el portero peruano se lució sacando un disparo de Lucas Biglia.

Pero después tampoco pudieron Gómez ni Emiliano Rigoni, que entró por Di María, y Benedetto –máximo artillero del pasado torneo argentino- volvió a fallar frente a Gallese. Hasta Javier Mascherano, este jueves defensor central, se perdió de anotar un gol con un remate de larga distancia que se fue por encima del travesaño.

Argentina prolongó así la sequía de goles que padece pese a contar con varios de los mejores atacantes de las ligas europeas, con apenas 16 goles en 17 fechas, y sólo dos en este año, un penal polémico ante Chile y un gol en contra ante Venezuela.

El intento de Sampaoli por buscar más generación de juego con el ingreso de Fernando Gago duró poco, el futbolista de Boca se lesionó a los pocos minutos de entrar y debió ser reemplazado por Enzo Pérez. El resultado pudo haber sido peor si Romero no salvaba en el último balón a la Argentina, al desviar un tiro libre de Paolo Guerrero.

El partido se jugó en medio de fuerte tensión, al punto que Perú se trajo a Buenos Aires su provisión de agua para evitar suspicacias y crecieron las sospechas por la visita relámpago del presidente de la FIFA, Gianni Infantino, el día previo al partido, cuando se reunió con los presidentes de Argentina, Paraguay y Uruguay para impulsar la candidatura conjunta de los tres países al Mundial 2030.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario