NUEVA YORK.- Más de 180 ejecutivos de importantes empresas reclamaron este lunes en una página completa de publicidad del diario The New York Times que no se restrinjan los derechos reproductivos de las mujeres, incluyendo el aborto, porque eso afecta a la igualdad laboral y además es "mal negocio".

La misiva está firmada por los consejeros delegados de firmas como Bloomberg, Yelp, H&M, Tinder o The Body Shop y hay nombres como el del fundador de Twitter, Jack Dorsey, o la diseñadora Diane Von Furstenberg, que reivindican "igualdad" en respuesta "a la alarmante tendencia de las prohibiciones que se están aprobando" en EEUU.

Te puede interesar

Organizaciones sociales que han coordinado la iniciativa, entre ellas Planned Parenthood y la Unión de Libertades Civiles de EEUU (ACLU), indicaron en una nota que esas restricciones "amenazan la estabilidad sanitaria y económica de sus empleados y clientes, haciéndolas malas para los negocios".

Los ejecutivos, que representan a 108.000 trabajadores, alegan que restringir el acceso a los servicios reproductivos "perjudica nuestra habilidad para construir conductos hacia una mano de obra diversa e inclusiva, atraer al mejor talento en los estados y proteger el bienestar de la gente que mantiene el negocio".

Los contrarios al aborto han iniciado una ofensiva en las últimas semanas con la aprobación de leyes en una decena de estados conservadores que prohíben la interrupción del embarazo en la mayoría de supuestos, incluidos la violación y el incesto.

En EEUU el aborto es legal en la práctica desde que en 1973 el Tribunal Supremo declaró inconstitucional cualquier interferencia del Estado en la decisión de la mujer sobre el embarazo.

En los últimos años, sin embargo, el movimiento conservador ha tratado de que el Alto Tribunal, de mayoría derechista, vuelva a estudiar su constitucionalidad para revertir la decisión de 1973.

"El futuro de la igualdad de género pende de un hilo y pone en riesgo a nuestras familias, comunidades, negocios y economía", dicen en la carta los representantes empresariales.

Entre las firmas que se han unido al manifiesto están también la marca de maquillaje MAC, la heladería Ben & Jerry's, la tienda de cosmética natural Lush, las marcas de ropa Kenneth Cole, rag & bone y Rebecca Minkoff o el banco Amalgamated.

Las casi 200 firmas implicadas en la campaña, que lleva el nombre "Don't ban equality" en las redes sociales, indicaron en Twitter que la "igualdad en el lugar de trabajo es uno de los asuntos laborales más importantes de nuestros tiempos" e invitaron a otros a unirse.

FUENTE: EFE
 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que hay condiciones para que se apruebe el TPS (Estatus de Protección Temporal) para los venezolanos que viven en EEUU?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas