viernes 2  de  diciembre 2022
ANTE LA PATRONA DE CUBA

El Papa ora por los cubanos dispersos por el mundo

<p>El rezo del pontífice fue un momento de recogimiento al que no asistieron fieles, aunque numerosas personas acudieron a la colina sobre la cual se levanta el santuario y aguardaron bajo la lluvia la llegada de Francisco</p>

22 de septiembre de 2015 - 00:55

EL COBRE, CUBA.-EFE

El papa Francisco oró este lunes ante la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, la patrona de Cuba, a la que pidió, como "madre de la reconciliación", que reúna a su pueblo "disperso en el mundo".

"Haz de la nación cubana un hogar de hermanos y hermanas para que este pueblo abra de par en par su mente, su corazón y su vida a Cristo", pidió el pontífice en su plegaria en el Santuario del Cobre al que acudió al poco tiempo de llegar a Santiago de Cuba, tercera y última etapa de su viaje a la isla.

A la oración de Francisco en la basílica menor del santuario, donde llegó procedente del Seminario San Basilio Magno que será su residencia hasta mañana, asistieron doce obispos cubanos, el cardenal Jaime Ortega, máxima autoridad católica en la isla, y el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin.

El rezo del pontífice fue un momento de recogimiento al que no asistieron fieles, aunque numerosas personas acudieron a la colina sobre la cual se levanta el santuario y aguardaron bajo la lluvia la llegada de Francisco.

Ante la pequeña estatua de la Caridad, junto al altar, el Papa besó el pie de la imagen y le hizo una ofrenda a la patrona de Cuba: un florero de plata con flores también de plata desde el tallo y pétalos de cerámica.

LEA TAMBIÉN: Papa Francisco: "Cuba tiene heridas, como todo pueblo"

Posteriormente rezó, primero de pie y después sentado en sillón, ante la Caridad del Cobre, ante la que leyó dos oraciones: la de San Juan Pablo II al coronar la imagen de la Virgen de la Caridad y la oración del Plan Pastoral.

Al finalizar la plegaria, unos niños entonaron ante Francisco una versión coral de "Yo vengo a ofrecer mi corazón", del cantautor argentino Fito Páez que el pontífice les agradeció.

El origen de la devoción a la Virgen de la Caridad del Cobre se remonta a 1606, cuando tres pescadores -dos indios, Juan y Rodrigo de Hoyos, y un esclavo negro, Juan Moreno- encontraron una imagen de madera que flotaba en el agua en la Bahía de Nipe (noreste).

La pequeña estatua tenía la inscripción "Soy la Virgen de la Caridad"; después fue llevada a la mina de El Cobre, donde en 1684 fue edificado el primer santuario.

Fue en ese lugar donde, en 1801, se leyó el "Manifiesto por la libertad de los esclavos de las minas de El Cobre" y ahí es de destacar la labor especial del capellán del santuario, Alejandro Escanio, a favor de los esclavos.

LEA TAMBIÉN: Cinco opositores detenidos con violencia en la misa del Papa

En 1868 el héroe de la independencia de Cuba y defensor de la abolición de la esclavitud, Carlos Manuel Céspedes, se trasladó en peregrinación al santuario y oró por la libertad de su país ante la imagen.

El 12 de julio de ese año se celebró en el lugar una misa en acción de gracias por la liberación de la isla, en presencia de oficiales del Ejército libertador.

El papa Benedicto XV, en 1916, vista la creciente devoción de los cubanos por la Virgen de la Caridad del Cobre, la proclamó patrona de Cuba y, en 1927, se inauguró el santuario actual; el 20 de diciembre de 1936 el entonces arzobispo de Santiago de Cuba, monseñor Valentín Zubizarreta, coronó a la imagen como Madre y Patrona.

El 30 de diciembre de 1977 el papa Pablo VI otorgó al santuario del Cobre el título de Basílica Menor; durante su viaje a Cuba en 1998, el papa Juan Pablo II coronó a la estatua de la Virgen con el Niño y la ceremonia incluyó el canto del Himno Nacional cubano.

Al pie de la imagen en aquella ceremonia se depositaron el escudo de armas y la bandera cubanos, símbolo de la devoción popular de los isleños por su patrona. 

LEA TAMBIÉN: Peregrinos desean que mensaje del Papa llegue a políticos

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Las más leídas

Una madre y su hija miran los precios de productos cárnicos en un supermercado.

Te puede interesar