FLORIDA.- Un anciano muere a tiros de la policía después de una larga noche en la que disparó, insultó y gritó insultos racistas a sus vecinos para finalmente negarse a salir de su vivienda y a entregar las armas.

Previamente el anciano de 71 años disparó un arma y grito insultos racistas contra varios vecinos durante varias horas en la localidad de Lakeland, según informa un comunicado de prensa al que tuvo acceso la agencia AP.

El incidente se desarrolló el jueves por la noche en Lakeland. En un comunicado de prensa, los oficiales de policía de Lakeland dijeron que los oficiales hicieron solicitudes continuas para que Jerry Roach saliera de su casa. Durante una conversación telefónica con los negociadores, Roach declaró que "saldría y los oficiales tendrían que matarlo".

El informe dice que Roach salió al exterior, armado con una escopeta. Rehusó las demandas de dejar caer la escopeta. Cuando se negó, los seis oficiales presentes dispararon contra él al negarse a bajar el arma.

El anciano murió en un hospital de la localidad mientras los seis oficiales están bajo licencia administrativa pagada en espera de una investigación.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario