CARACAS.-REDACCIÓN

La ola de violencia que ha invadido a Venezuela causa mella en cada sector del país. Ante esto el Gobierno de Nicolás Maduro solo ha demostrado tener cuatro estrategias: ignorar el tema, ocultar las cifras, crear planes “maravillosos” en contra de la inseguridad o culpar a la oposición.

La situación ha llegado a niveles tan alarmantes que recientemente la embajada de Estados Unidos en Caracas emitió un mensaje a sus ciudadanos en el territorio venezolano en el que les recuerda “la amenaza criminal en los alrededores de Caracas”.

En el mensaje se recomienda a los ciudadanos estadounidenses revisar su consideración sobre seguridad y mantener un estado de alerta en Caracas y toda Venezuela, además señalan los canales regulares para notificarle a la embajada algún inconveniente.

LEA TAMBIÉN: Video terror de la inseguridad en Venezuela

Quizás uno de los detonantes de este anuncio fue la muerte de John Pate, un ciudadano estadounidense que residía en la ciudad de Caracas desde hace varios años. Allí encontró un lugar perfecto para ejercer su carrera de abogado, pero también halló la muerte de las manos de unos delincuentes que le arrebataron la vida con varias puñaladas.

Situaciones como estas han ocurrido de manera repetitiva en los últimos años. La delincuencia no mira colores políticos, nacionalidades, edades, ni horarios. Está a la orden del día demostrando cuán creativos pueden llegar a ser los agresores con tal de lograr el objetivo.

Linchamientos: un drenaje de la ira

La injusticia y la impunidad en Venezuela han despertado la necesidad de modos alternativos para “cuidarse las espaldas”. Una de las maneras para lograr esto han sido los linchamientos que, tan ilegales como recurrentes, forman parte del día a día del venezolano.

LEA TAMBIÉN: Delincuentes le ganan a la policía en Venezuela

El criminólogo Javier Gorriño explicó que ante las deficiencias del sistema de justicia, las personas prefieren actuar en momentos críticos de violencia. La falta de respuesta, el retardo procesal y la corrupción dentro de los órganos policiales han fomentado una necesidad de tener “una alarma” para la defensa propia.

Según el diario El Nacional, estos han sido los linchamientos más recientes:

  • 28 de julio

A Jorvin Ortega, de 20 años de edad, le hicieron un disparo en una de las piernas, le propinaron varios golpes y lo prendieron en fuego después de rociarle gasolina.

  • 2 de agosto

Guido Hildemaro Pérez, de 44 años, fue linchado en el kilómetro 13 de la carretera Petare-Santa Lucía por presuntamente estar involucrado en la violación de una adolescente. Fuentes policiales informaron que al hombre le mutilaron las manos y pies y lo prendieron en fuego.

  • 7 de agosto

Alejandrina Orta, de 54 años, fue quemada viva dentro de su residencia en la calle San José del sector El Placer de Santa Lucía del Tuy. Varios hombres tomaron represalias en su contra tras no conseguir a su hijo, que supuestamente es uno de los homicidas que ese día mató a un adolescente en una buseta de transporte público que cubre las rutas troncales de la zona.

  • 11 de agosto

Un delincuente que incursionó en uno de los apartamentos del piso 3 de las residencias Bucare, en Terrazas de Club Hípico, fue ultimado con un cuchillo por uno de los vecinos de la vivienda a la que ingresó para robar y someter a los propietarios. Sin embargo, el yerno del dueño de la residencia se abalanzó sobre el hombre y lo atacó con un cuchillo.

  • 12 de agosto

Un grupo de vecinos de la calle  B de la urbanización Los Ruices, en Caracas, linchó a un hombre que asaltó a una mujer que salía del Central Madeirense, situado en el sector. El hombre fue brutalmente golpeado y quedó semidesnudo frente a la panadería Los Cortijos.

  • Resumen

Seis linchamientos fueron reportados en todo el país en junio. El último hecho ocurrió en Táchira donde una poblada acuchilló, golpeó y quemó a un individuo que salió de prisión. Oficiales de la Policía Nacional lo rescataron en el barrio 8 de Diciembre de San Cristóbal cuando ardía. El hombre tenía antecedentes por robo en Caracas y en Táchira.

Cifras rojas

 Según los medios locales, en agosto han llevado al menos a 263 cadáveres a la famosa morgue de Bello Monte, en Caracas. De acuerdo a los otros meses del año 2015, el número de personas fallecidas que entran a este lugar oscila entre 200 y 400.

De manera extraoficial, se conoce que el régimen prohíbe a los periodistas de sucesos acceder a estos números con exactitud, por lo que se ven en la necesidad de anotar uno a uno en la medida que van ingresando a lugar. Las cifras son inexactas probablemente, pero siguen siendo alarmantes.

LEA TAMBIÉN: Embajada de EEUU en Venezuela alerta sobre “amenaza criminal” en Caracas

El Gobierno implementó como medida de seguridad la llamada “Operación para la Liberación y Protección del Pueblo” (OLP), la cual se ha desplegado en su primer mes de operaciones en 12 estados del país, según indicó el ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Gustavo González López.

En estos operativos, de acuerdo al Ejecutivo, se detuvieron por diferentes delitos a 931 individuos, de los cuales 113 son extranjeros; se desarticularon 27 bandas, se recuperaron 115 vehículos y 75 motos, se incautaron 1.017 armas y 2093 municiones de diferentes calibres y se recuperaron 1248 apartamentos pertenecientes a la Gran Misión Vivienda Venezuela (programa habitacional chavista), tras inspeccionar 8.244 viviendas.

"Con este instrumento jurídico seguiremos atacando las raíces de la criminalidad, que atentan contra nuestro pueblo", señaló el ministro.

 

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Considera que el régimen cubano está relacionado con la droga hallada en Panamá dentro de unos contenedores con destino a Turquía?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas