EDGAR C. OTÁLVORA
Analista
@ecotalvora

El “socialismo del siglo XXI”, frase publicitaria trajinada por Hugo Chávez, que abrigó a las más diversas tendencias de izquierda del Continente, comienza a  desmoronarse. La izquierda ecuatoriana está desarrollando una recia campaña contra el Gobierno de Rafael Correa al cual califican como “neoliberal”. En Venezuela, sectores protochavistas de izquierda radical acusan a Maduro de  traicionar el pensamiento socialista de Chávez volcándose a un proyecto capitalista con inminente salida fascista. El 18SEP15 el actual Secretario General de la OEA, el uruguayo de izquierda Luis Almagro, en carta pública al dirigente chavista Elías Jaua, censuró al régimen venezolano: “Ninguna revolución puede dejar a la gente con menos derechos de los que tenía, más pobre en valores y en principios, más desiguales en las instancias de la justicia y la representación”.

*****

El Gobierno Maduro está peligrosamente militarizando y aumentando la actividad castrense en los bordes con Colombia, en momentos cuando el régimen chavista optó por generar una crisis fronteriza con ese país y la cooperación bilateral es casi nula.

Desde que Nicolás Maduro ordenara el 19AGO15 cerrar la frontera y suspendiera garantías constitucionales, se han registrado tres incidentes militares los cuales han sido procesados vía diplomática por Bogotá, dejando entrever los riesgos de un evento armado que pudiera enrarecer aún más las relaciones entre ambos países.

*****

Las fuerzas armadas venezolanas, desde el 19AGO15, han realizado una ostensiva movilización de tropas desde el interior del país hacia los estados fronterizos. Mediante sucesivos decretos, Maduro ha suspendido garantías constitucionales en 23 municipios de los estados Táchira, Zulia y Apure, con cierre de tráfico fronterizo y creación de zonas con estado de excepción en las cuales todas “las autoridades del Ejecutivo Nacional” fueron puestas bajo el mando de una jefatura militar única. De esa manera, por ejemplo, el 60% del poco habitado estado Apure ya está bajo una situación de virtual Gobierno militar, pero ya áreas urbanas no fronterizas comienzan a ser anexadas al esquema de excepción constitucional. En un decreto del 15SEP15, Maduro incluyó varios municipios del estado Zulia entre los sujetos a suspensión de garantías, uno de ellos es el municipio La Cañada de Urdaneta el cual no cuenta con límites con Colombia, no está situado en una región marginal del país sino que forma parte de la periferia de la ciudad de Maracaibo, la segunda del país y uno de los principales bastiones electorales.

LEA TAMBIÉN: Venezolanos en el mundo marchan a favor de la libertad

Entre los derechos constitucionales suspendidos por Maduro se encuentran el de la libertad de reunión pública y el derecho a manifestar. En las cercanías de las elecciones legislativas, la realización de actividades políticas de calle están sujetas a previa aprobación y deberán ser solicitadas con quince días de anticipación ante las autoridades militares. El cuadro de crisis fronteriza que inicialmente fue justificada por Maduro como decisiones para luchar contra el “paramilitarismo”, luego se convirtieron en medidas de presión contra Colombia señalado por el chavismo como país agresor y, más recientemente, los decretos presidenciales fronterizos comienzan a ganar ribetes de medidas paulatinas para limitar la actividad política electoral opositora.

*****

El sábado 12SEP15 habrían sido avistados y registrados en radar colombiano dos aeronaves militares venezolanas que sobrevolaron zonas de la Guajira ingresando en dos ocasiones a territorio de Colombia. Según la versión del ministro de Defensa venezolano, general Vladimir Padrino, ese día dos aviones de fabricación china K-8 venezolanos habrían realizado tareas de “reconocimiento desde Castilletes por toda la frontera”, negando el ingreso a territorio colombiano. En el estilo de “Twitter diplomacia gamberra” utilizado por el Gobierno Maduro, su canciller Delsy Rodríguez tuiteó el 13SEP15: “Vemos con preocupación la sistemática tendencia del Gobierno colombiano para inventar incidentes que no existen a fin de afectar relaciones”. El tuiteo causó sorpresa en varias cancillerías de la región ya que la crisis actual fue detonada por incidentes creados por acciones del Gobierno Maduro. El evento de los K-8 sobrevolando la Guajira provocó el envío de una nota de protesta a Venezuela por parte del Gobierno de Juan Manuel Santos, mientras el ministro de Defensa de Maduro acusaba a Colombia de querer generar conflictos.

El domingo 13SEP15 se produjo un tercer incidente. Dos aviones de combate venezolanos Sukhoi SU-30 de fabricación rusa fueron registrados por radares militares colombianos volando desde la Base El Sombrero (estado Guárico, al centro del país) hacia territorio colombiano. Según la versión colombiana, pese a intercambios por radio entre controladores de vuelo militares colombianos y autoridades militares venezolanas, una de las aeronaves Sukhoi habría cruzado la frontera llanera entre el estado Apure y el departamento de Vichada. Al contrario de lo que ocurre en la Alta Guajira donde no existen accidentes geográficos notables que marquen los límites, entre Apure y Vichada se localiza el rio Meta que sirve de límite internacional. Las autoridades militares venezolanas habrían alegado condiciones meteorológicas adversas para justificar el sobrevuelo del Sukhoi venezolano en esta despoblada frontera. Los aviones de guerra venezolanos supuestamente realizaban una operación de “control aéreo” ante la presunta presencia de una aeronave ilegal.

La noche del 17SEP15, según un boletín oficial de Venezuela, un avión de guerra venezolano Sukhoi “se precipitó a tierra” mientras realizaba una operación de control aéreo antinarcóticos en zona fronteriza con Colombia. Los restos de la nave y de la tripulación fueron localizados en las inmediaciones de la población de Elorza, en los llanos de Apure, a sesenta kilómetros de Colombia. Como consecuencia de la pérdida de la aeronave, Maduro ordenó a su ministro de Defensa negociar a la brevedad con Rusia el reemplazo y el aumento de la flota de Sukhoi.

LA TAMBIÉN: Militares venezolanos cruzaron la frontera, denuncia Colombia

La realización de operaciones aéreas, incluso de tipo rutinarias, en áreas cercanas a la frontera con Colombia con amplias posibilidades de sobrevuelo no intencional del país vecino, en medio de una crisis entre los dos países, podría ser entendida por la jefatura castrense colombiana como actos de provocación o como parte de un esquema de identificación y evaluación de su aparato defensivo.

Pero no sólo se están registrando supuestos incidentes aéreos. El 18SEP15 el Ejército colombiano anunció haber encontrado indicios (vainillas) de una incursión de tropas venezolanas en la zona de Montelará del corregimiento La Majayura en la Guajira colombiana. Vecinos del lugar acusan a miembros de la Guardia Nacional venezolana de haber ingresado a territorio colombiano, haber realizado disparos y quemado la motocicleta de un hombre objeto de persecución. Cierto o falso el hecho enardeció las redes sociales colombianas.

*****

En 1958 John Foster Dulles, Secretario de Estado del Gobierno de Dwight D. Eisenhower, indujo el surgimiento de una nueva palabra, brinkmanship, con la cual se refleja la acción militar de posicionamiento de tropas y armas por parte de un país para provocar una reacción bélica de otro. Dulles advirtió que “la capacidad de llegar hasta el borde de la guerra sin entrar en ella es un arte necesario. Si no se le domina, inevitablemente se entra en guerra”.

Tras un mes de crisis fronteriza con Colombia, pareciera obvio que el régimen chavista optó por utilizar en la frontera con Colombia diversas medidas de choque del recetario castrense en caso de la tradicional hipótesis de conflicto con ese país. Sin llamarlo con esa palabra, el Gobierno de Colombia, la Iglesia católica y la oposición venezolana han sugerido que el Gobierno Maduro pudiera estar ejecutando una maniobra de brinkmanship. Pero como advirtió Dulles, si no se domina el arte del pulseo inevitablemente se puede entrar en guerra.

*****

Las fuerzas militares colombianas ordenaron a sus tropas en zonas fronterizas con Venezuela la aplicación de un “protocolo táctico azul" titulado “Protocolo Militar Crisis Humanitaria”. El documento ordena a las tropas, entre otros aspectos, mantener una conducta de “prudencia táctica” ante la presencia de “tropas de rojo”, nombre asignado en el documento a los militares venezolanos. “No dejarse provocar por tropas de rojo o de la población civil”, “no portar armamento en desarrollo de una misión humanitaria” y “no cruzar la línea fronteriza” son tres de las directrices que la jefatura militar colombiana expresamente emitió para atender la crisis fronteriza con Venezuela. Según un comunicado del Ejército colombiano del 18SEP15, en la región guajira “por orden del Gobierno Nacional, las tropas del Ejército Nacional se encuentran de tres a cinco kilómetros de la línea de la frontera”.

*****

La diplomacia chavista fracasó en su intento de llevar el pleito con Colombia al escenario de Unasur, teóricamente dócil a los designios de Caracas. Maduro, con apoyo de Cristina Kirchner y Rafael Correa, procuró una reunión presidencial de Unasur e incluso su canciller llegó a anunciarla como un hecho. La solicitud de reunión fue presentada por Argentina y el Gobierno uruguayo que preside actualmente Unasur, procedió el 15SEP15 a consultar a los países miembros. Una decisión requería la aceptación unánime de los doce miembros de Unasur, lo cual no ocurrió. Así como Santos no logró hacer convocar una reunión de cancilleres en la OEA para denunciar a Maduro, tampoco Maduro pudo concretar una reunión presidencial en Unasur.

*****

Luego de intensas gestiones diplomáticas públicas de los Gobiernos de Uruguay, Ecuador, Brasil y Argentina, con acción privada de diversas cancillerías de la región, finalmente se concretó un encuentro entre Nicolás Maduro y Juan Manuel Santos para conversar sobre la crisis fronteriza. Como clara señal del serio deterioro de las relaciones entre ambos Gobiernos, el encuentro pactado para celebrarse la tarde del 21SEP15 en el Palacio de Carondelet de Quito, no será bilateral. Los presidentes de Uruguay y Ecuador, Tabaré Vázquez y Rafael Correa, como presidentes de Unasur y Celac, estarán presentes en el diálogo de Maduro y Santos.

LEA TAMBIÉN: Camiones no cruzarán frontera hasta reunión Santos-Maduro

La reunión de Quito sólo fue posible luego que Maduro cediera a varias condiciones de Santos. En medio de la crisis bilateral, el martes 15SEP15 se produjo en San Antonio del Táchira una reunión de coordinación curiosamente mantenida en secreto por Venezuela y develada por Colombia. Las exigencias de Santos en cuanto a reunificación familiar de quienes quedaron separados tras la expulsión masiva desde Venezuela y, un corredor para el paso de escolares, fueron abordadas en esa reunión por personal diplomático colombiano y por la delegación enviada por Maduro integrada por el gobernador del estado Táchira y un general del Ejército.

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 31%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.7%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.3%
17068 votos

Las Más Leídas