WASHINGTON.- El ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, no descartó este miércoles que Estados Unidos active la próxima medianoche el título III de la ley Helms-Burton, lo que supondría endurecer el embargo a Cuba, una medida a la que se opone tanto España como la Unión Europea.

"No estamos seguros de que antes de las doce de hoy [miércoles] no se presente la comunicación al Congreso", comentó Borrell en una rueda de prensa celebrada en la embajada de España en Washington.

Te puede interesar

Desde su creación en 1996, el título III de la ley Helms-Burton ha sido suspendido por todos los Gobiernos cada seis meses, de forma que nunca ha llegado a entrar en vigor por completo.

El canciller, que se encuentra en Washington con motivo de la reunión ministerial de la OTAN que se celebra esta semana en la capital, reconoció que la situación de Cuba es uno de los principales temas que ha tratado en sus encuentros con representantes del Gobierno.

Borrell recalcó que la decisión de la Casa Blanca no necesita ser sometida a una votación en el Congreso, por lo que no descartó que se produzca un anuncio antes de acabar la jornada.

"Si no la presentan, no me voy a atribuir el mérito... Pero creo que ha quedado clara nuestra posición", sostuvo.

Apenas unos minutos después de que el ministro español realizara estas declaraciones, el Departamento de Estado anunció que había notificado al Congreso que mantendrá suspendido durante dos semanas más el título III de la ley Helms-Burton.

Borrell, que en los últimos días se ha reunido con el secretario de Estado, Mike Pompeo, y con el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, afirmó que la Unión Europea respalda la postura del Gobierno español.

El titular de Exteriores aseveró que las sanciones perjudicarían los intereses nacionales en Cuba, pero subrayó que la postura del Ejecutivo español también responde a "una cuestión de principios" puesto que no ve con buenos ojos el deseo de Washington de querer imponer sus leyes fuera de su territorio.

El título III de la ley Helms-Burton fue creado para permitir que los estadounidenses, incluidos los cubanos nacionalizados, pudieran demandar ante tribunales a las compañías que supuestamente se están beneficiando de propiedades confiscadas por la revolución de Fidel Castro en Cuba.

FUENTE: Con información de EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que las policías de Florida entreguen los indocumentados a las autoridades de inmigración?

Las Más Leídas