domingo 11  de  febrero 2024
VISIÓN INTERNACIONAL

Secretario de la OEA advierte que en Venezuela hay una erosión de la democracia

Almagro solicitó a Maduro permitir que se encaminen las acciones para el restablecimiento del equilibrio de poderes, el respeto por la voluntad del electorado, la realización de los procedimientos conforme a los principios fundamentales y garantías que otorga el Estado de Derecho  
 

CARACAS.-REDACCIÓN

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, aseguró que en Venezuela con la parcialidad del poder judicial hay una “erosión de la democracia (…) porque el Estado de Derecho pierde credibilidad con un sistema judicial percibido como parcial”.

El representante de la OEA dedicó varios mensajes en su cuenta en Twitter, @Almagro_OEA2015, donde publicó frases de una carta que envió este 12 de enero, al presidente de la República, Nicolás Maduro, y que fue publicada en la página oficial de la OEA.

Almagro dirigiéndose a Maduro le señala que está obligado a velar por el buen cumplimiento de lo dispuesto en los artículos 2 a 7 de la Carta Democrática Interamericana, “obligaciones que, por otra parte, se encuentran asimismo en otras normas jurídicas interamericanas, incluida la propia Carta de la OEA, la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre y numerosas declaraciones y resoluciones de la Asamblea General del Organismo”.

Destaca que todo aquello que signifique impedir a un solo diputado asumir su banca es un golpe directo a la voluntad del pueblo, porque es un concepto esencial de democracia ue el único soberano legítimo es el pueblo y, por lo tanto, interpretar y-0 distorsionar o que éste ha expresado en las urnas, afecta directamente la Voluntad popular”.

Advierte que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) propinó un "golpe directo" a los electores cuando declaró en desacato a la Asamblea Nacional, un "atentado" que evidencia la "erosión de la democracia" en ese país.

Manifestó su inquietud sobre el "equilibrio de poderes" en Venezuela, un día después de que el TSJ del país declarara en desacato a la Asamblea Nacional (AN) surgida de las elecciones del 6 de diciembre.

"La acción de alterar la representación política luego de un pronunciamiento tan claro del cuerpo electoral se constituye en un atentado, cuando las garantías de justicia parecen esfumarse", continuó.

Respecto a la declaración de desacato, aseguró que el TSJ la emitió "extralimitándose en sus funciones", y que la Sala Electoral de dicho tribunal, en su aplicación jurídica, ha hecho "retroceder dramáticamente el derecho al siglo XIX".

"Lamentablemente su Gobierno decidió integrar las instituciones en función de la política partidaria, para el CNE (Consejo Nacional Electoral), para el TSJ y para cada organismo de control (...). El Estado de Derecho pierde credibilidad con un sistema judicial percibido como parcial", afirmó el titular de la OEA.

"Cuando un poder se confiere a sí mismo condiciones para controlar, incidir, decidir, anular o manipular las competencias o facultades del Estado, la situación más allá de ser preocupante, pone en riesgo el equilibrio de los poderes del Estado", agregó.

Almagro opinó que el conflicto debe resolverse mediante "instancias probatorias" en el marco de una "independencia absoluta del poder judicial", para "conocer la verdad" sobre el supuesto fraude opositor en el estado Amazonas (sur).

"Considerar que una grabación anónima tenga más fuerza que las conclusiones del llamado antes del 6 de diciembre 'el sistema electoral más perfecto del mundo' es intolerable e insostenible jurídicamente", alertó el diplomático uruguayo.

El máximo representante de la organización continental consideró que las circunstancias políticas en Venezuela son ahora "todavía más preocupantes" que en noviembre, cuando envió otra carta para expresar su inquietud sobre el proceso electoral, en esa ocasión a la presidenta del CNE, Tibisay Lucena.

"Durante este proceso electoral e inicio de este periodo legislativo hemos visto la utilización del poder público para silenciar y acosar a la oposición, la violación de los frenos y contrapesos propios de la separación e independencia de los poderes, el nombramiento oportunista de miembros del poder judicial, la injerencia en distintos poderes del Estado", enumeró Almagro.

"Todo esto constituye lo que la doctrina conoce como erosión de la democracia, que contraviene los pilares fundamentales de la Organización y de principios establecidos claramente en su tratado fundacional y en la Carta Democrática Interamericana", agregó.

Por tanto, Almagro solicitó a Maduro permitir "que se encaminen las acciones para el restablecimiento del equilibrio de poderes, el respeto por la voluntad del electorado, la realización de los procedimientos conforme a los principios fundamentales y garantías que otorga el Estado de Derecho y la construcción de un camino de diálogo".

"Es esencial el respeto a la soberanía que surge de la expresión popular. El pueblo expresó su voluntad en las urnas, y dicha voluntad fue avalada por la justicia electoral venezolana", recordó.

"Ahora debe acatarse esa voluntad al respetarse el resultado de las elecciones o demostrar que esa no es la voluntad del pueblo de manera fehaciente, en un proceso con todas las garantías", agregó. 

LEA TAMBIÉN:

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar