Asignación de divisas en Venezuela cayó 65% :: Diario las Americas :: Venezuela
Contáctenos Suscríbase Boletín de Noticias Avisos Especiales   @DLasAmericas  
  

Asignación de divisas en Venezuela cayó 65%

El recorte que deja al desnudo una de las razones de la escasez que vive el país afectó sectores prioritarios como salud y alimentos


VENEZUELA | 23 de enero de 2016

Corte drástico en asignación de divisas agrava la crisis
Ampliar

Analistas consideran que con el recorte en la asignación de dólares al sector privado, el Gobierno no podrá minimizar el impacto social (ARCHIVO)

CARACAS.-ANGIE CONTRERAS C.
Especial

El desplome en los precios del petróleo registrado durante 2015 dejó al desnudo la severa crisis económica por la que atraviesa Venezuela. El país sufrió la reducción en más del 50 por ciento de sus ingresos por renta petrolera, lo que derivó en un recorte significativo de las divisas que se destinan para las importaciones, incluso en las consideradas como de primera necesidad.

Según un informe de la Gerencia de Estadísticas y Análisis Estratégico del Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex), entre enero y julio de 2015 y el mismo lapso de 2014, la asignación de divisas disminuyó 65 por ciento al pasar de 6.866 a 2.416 millones de dólares.

Desde el año 2003, en Venezuela está vigente un control de cambio a través del cual el Gobierno, antes por medio de Cadivi y ahora por medio del Cencoex, administra y asigna divisas al sector privado.

En 2014 las únicas cifras difundidas por el organismo oficial fueron las registradas entre enero y julio de ese año y no se cuenta con la totalidad de las divisas asignadas. Sin embargo, el informe de 2015 sí muestra una visión total de la liquidación de dólares durante los 12 meses.

Al observar el comportamiento en la entrega de divisas entre ambos años se evidencia que incluso durante todo 2015 se desembolsaron menos recursos para la economía que entre enero y julio de 2014.

Las estadísticas del Gobierno venezolano muestran que entre enero y diciembre de 2015 se liquidaron 4.243 millones de dólares para las importaciones ordinarias, cifra menor a los 6.866 millones de dólares destinados para el mismo fin solo en siete meses del año anterior.

Ese frenazo en la liquidación de los dólares que se destinan para la importación se vio claramente reflejado en la escasez de alimentos, medicinas y bienes en general registrada en el mercado venezolano durante el año pasado. En noviembre la escasez de alimentos, solamente en  Caracas, se ubicó en 65 por ciento, según reveló en ese momento la encuestadora privada Datanálisis.

En detalle

De acuerdo con el informe, el sector de alimentos recibió en todo 2015 menos de la mitad de las divisas que recibió solo en los primeros siete meses de 2014. Entre enero y diciembre de 2015, Cencoex asignó para la importación de alimentos 1.251 millones de dólares, mientras que solo entre enero y julio de 2014 había asignado 2.843 millones de dólares.

El sector salud también experimentó un recorte en la asignación de divisas. Entre enero y diciembre de 2015, Cencoex liquidó 2.208 millones de dólares mientras que entre enero y julio de 2014 adjudicó 1.968 millones de dólares para la importación de insumos, materias primas, equipos y medicamentos terminados.

En 2015 el Cencoex liquidó al sector automotriz sólo 2.405.000 dólares, lo cual explicaría la ausencia de repuestos, autopartes y material para ensamblaje de vehículos nuevos en el país. El monto fue adjudicado entre tres empresas del ramo.

En Venezuela el mercado de autos nuevos prácticamente ha desaparecido, pues debido al recorte en la asignación de divisas, las empresas ensambladoras que hacen vida en ese país no han podido reponer los inventarios para ensamblar autos nuevos.

En el  área de caucho y plástico la asignación fue de 44.000.271 dólares entre enero y diciembre de 2015; para Ciencia y Tecnología se destinaron 4.386.000 dólares; para el comercio la partida fue de 56 millones de dólares.

Para los medios de comunicación y prensa se destinaron  17.095.000 dólares, de los cuales 12.250.000 dólares fueron liquidados al periódico Últimas Noticias –con línea editorial pro oficialista–, según se desprende del informe del Cencoex.

El sector manufacturero venezolano se encuentra casi paralizado por falta de insumos lo que afecta directamente la producción interna.

Carece de envases, empaques y tintas para el marcaje de precios y etiquetas El sector gráfico recibió el año pasado 5.572.000 dólares, mientras que para la importación de libros y útiles escolares el Cencoex liquidó una cantidad similar. Para la compra en el exterior de maquinarias y equipos el organismo asignó 19.321.000 dólares; en el área metalúrgica el desembolso fue de 3.416.000 dólares y al sector químico la adjudicación fue de 525.288.000 dólares.

A discreción

La asignación de divisas durante 2015 a través del Cencoex se realizó de manera atemporal e insuficiente, según lo han manifestado los sectores productivos que convergen en la economía venezolana.

En el informe realizado por la Gerencia de Estadística y Análisis Estratégico del Cencoex, se evidencia que la liquidación de las divisas no se realizó de forma equitativa y regular, sino que hubo meses en los que los sectores no recibieron ni un dólar. Por ejemplo, en enero de 2015, sólo una empresa del sector alimentos recibió dólares de las 108 empresas registradas.

En el primer mes del año, Cencoex liquidó sólo 18.268.000 dólares para importaciones ordinarias (alimentos; salud; automotriz; caucho y plástico; ciencia y tecnología; comercio; comunicación y prensa; eléctrico; electrodoméstico, electrónico; gráfico; maquinaria y equipos; químicos; servicios, telecomunicaciones; y textil). El mayor desembolso se registró en el mes de octubre cuando adjudicó 796.252.000 dólares para el mismo fin.

Alarmas encendidas

Las proyecciones económicas para el país no son nada alentadoras.

Recientemente el Banco Central de Venezuela (BCV), tras un largo período de silencio, señaló que la economía del país suramericano registró una contracción económica de 7 puntos en el tercer trimestre de 2015. Esta situación tiende a agravarse durante este año, debido a que los precios del petróleo siguen en picada registrando un precio promedio de 18 dólares por barril.

Asdrúbal Oliveros,  economista y director de Ecoanalítica, explicó que la situación es preocupante porque en el corto plazo el país no tiene manera de sustituir las importaciones por producción interna, y ya no dispone de las divisas para financiar el volumen de importación que el país requiere.

“A 30 dólares promedio el barril, el Gobierno tiene un faltante de 27.000 millones de dólares. Por eso prácticamente no tiene margen de maniobra. Calculamos que si el Gobierno logra reunir entre los préstamos de China y otros países, la ventas de activos, cuentas por cobrar de Pdvsa, en entre otras cosas, todavía tendría un  faltante de entre 10.000 y 12.000 millones de dólares. Eso dice que la situación de escasez se agravará con respecto a 2015, crece el riesgo de conflictividad social más el entorno político”, expresó el analista.

Oliveros estima que el segundo trimestre del año será complicado pues será en ese momento cuando el mercado resentirá el impacto del desplome de los precios del petróleo, porque ingresará menos dinero al país. “El Gobierno no podrá minimizar el impacto social. Deberá escoger entre pagar deuda y mantener el entorno social”.

A través del recorte en la asignación de dólares al sector privado, el Gobierno logró cubrir el faltante de 17.000 millones de dólares que le hacían falta para cubrir deuda, pero el recorte no estuvo acompañado de una política de ajuste interna como la revisión del tipo de cambio, el control de precios y subsidios.

Oliveros considera que esas medidas aún deben aplicarse, aunque es tarde para atajar la crisis que ya estalló. Además hay un elemento en la economía que no está siendo atendido: la hiperinflación. El fondo Monetario Internacional prevé inflación record de 720% en 2016.

“Si la corrección de precios no es suficiente, si no se diseña un plan de suministro de materias primas e insumos, el problema será mucho más grave. Incluso haciendo eso tardará por lo menos este año en verse el resultado. No es algo que se materializará de forma inmediata”, señaló el director de Ecoanalítica.

Concluyó en que la caída de los precios del crudo sólo ha dejado al descubierto una crisis económica que venía gestándose desde 2009.

LEA TAMBIÉN:

Histórico de noticias