El 03JUN17 la alta jerarquía de las Farc se desplazó a pocos kilómetros de la frontera de Colombia con Venezuela, en la denominada “Zona Veredal El Indio” en las inmediaciones de la población de La Gabarra en el departamento Norte de Santander. El lugar, uno de los centros de concentración de los guerrilleros de las Farc tras las firmas de los acuerdos con el gobierno Santos, recibía ese día la visita de quien se autodenomina como “Comandante en Jefe” de las Farc, Rodrigo Londoño Timochenko. El sobrevuelo de un helicóptero militar colombiano en las cercanías del campamento sobre territorio de Colombia, desató mensajes de alerta de la guerrilla denunciando el hecho. El jefe guerrillero exigió “no más provocaciones” alegando que el sobrevuelo violaba los acuerdos Santos-Farc. El hecho dejó preocupaciones sobre una aparente extraterritorialidad concedida a las Farc sobre los campamentos “de transición”. Pocas horas después, el mismo Timochenko anunció vía Twitter su disposición a suspender la entrega de armas a raíz de un hecho menor: la detención de un guerrillero en Bogotá. Oficialmente la guerrilla habría entregado un tercio de su armamento a los funcionarios de la ONU encargados de supervisar el proceso de “dejación de las armas”. La dirigencia de las Farc, aún sin haberse cumplido el desarme, ya se desplaza libremente a lo largo del país con escoltas armados realizando públicos actos de proselitismo político y el Estado colombiano se dispone a financiar la actividad política de las Farc.

En tanto, desde diversas zonas de Colombia llegan reportes sobre acciones violentas, incluyendo ataques a patrullas militares, cometidas por tropas de las Farc calificadas como “disidentes”.

*****

El tema “Venezuela” sigue pendiente de una declaración por parte de los cancilleres de la Organización de Estados Americanos. La “reunión de consulta” de los cancilleres de los gobiernos que forman la OEA fue convocada para el 31MAY17 en Washington cuando realizó una larga sesión. Ante la falta de una clara mayoría a favor del contenido de una declaración, los cancilleres convinieron en no dar por concluida la reunión sobre la “situación en Venezuela” y realizar una nueva sesión en Cancún, México, donde se concentrarán a partir del 19JUN17 para la celebración de la Asamblea General anual del organismo. Formalmente en el balneario mexicano se estarán realizando dos eventos distintos: una sesión de la Reunión de Consulta sobre Venezuela que pudiera incluso no ser la última y, el “47 Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea General”.

La sesión de los cancilleres de la OEA sobre Venezuela debería tener lugar el día 19JUN17 en horas de la tarde, poco antes de iniciarse la sesión inaugural de la Asamblea General en el Centro de Convenciones Moon Palace Arena. Según lo acordado en la reunión del 31MAY17, para la nueva sesión a realizarse en Cancún debería contarse con un texto debidamente consensuado entre la mayoría de las delegaciones, para lo cual se le encomendó a los representantes permanentes ante la OEA avanzar en las negociaciones de una posición común. Hasta ahora no ha sido posible alcanzar un acuerdo que cuente con los votos necesarios para su aprobación por lo que se estima que el día 18JUN17, antes de la llegada de los cancilleres a Cancún, deberá producirse una reunión de delgados de los países miembros para intentar precisar una posición con respaldo mayoritario.

Los países caribeños que representan catorce votos de los treinta y cuatro miembros, actuaron como bloque el 31MAY17 abortando la iniciativa de declaración apoyada por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, EEUU, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y México que procuran una declaración fuerte contra lo que califican como una ruptura del orden democrático en Venezuela. El Caribe, donde algunos de sus gobiernos son francos aliados del régimen chavista y otros altamente dependientes de EEUU y del Reino Unido, promueve una declaración anodina que se limite a ofrecer al gobierno Maduro el concurso de la OEA en un eventual diálogo con la oposición.

*****

Mientras en el seno de la OEA, los países del Caribe se posicionan en contra de la línea de EEUU sobre Venezuela, en otros terrenos no dudan en secundar acciones estadounidenses. El 07JUN17 comenzaron en Barbados los ejercicios coordinados y combinados anuales Tradewinds, auspiciados por el Comando Sur de EEUU, enfocados en acciones contra crímenes transfronterizos, acción ante desastres naturales, coordinación de seguridad en el Caribe. La versión 2017 contempla actividades en Barbados, Trinidad y Tobago y Miami, por parte de 2.500 funcionarios militares y civiles, guarda costas, policiales y de protección civil de Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, República Dominicana, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, San Cristóbal y Nieves, Surinam, San Vicente y las Granadinas, Trinidad & Tobago, además de EEUU, Canadá, Francia, México, Países Bajos y Reino Unido. En estos ejercicios participan San Vicente y las Granadinas, Surinam, San Cristóbal y Neves, y República Dominicana gobiernos cercanos al régimen chavista. La agencia de propaganda rusa RT, aliada mediática del gobierno de Nicolás Maduro, distribuyó una nota titulada “Comando Sur de EE.UU. inicia ejercicios militares frente a las costas de Venezuela” en un intento de presentar falsamente las maniobras como una operación de presión contra el régimen venezolano.

*****

El gobierno Maduro optó por desoír innumerables reclamos desde el extranjero, incluso de gobiernos y dirigentes de izquierda, en sus llamados para reestablecer la constitucionalidad en Venezuela, lo cual le ha valido un creciente cerco político internacional. Los jerarcas del régimen, en una obvia emulación del esquema cubano, han preferido recurrir a la represión indiscriminada y a mano militar como respuesta a las protestas populares, a la vez que intenta disolver la Asamblea Nacional, neutralizar al liderazgo opositor e imponer un poder legislativo bajo su total control que, además, proceda a una reforma constitucional de desconocidos alcances. La táctica de supervivencia del régimen chavista le está resultando altamente costosa interna y externamente. Desde el chavismo que hegemónicamente ha controlado el Estado venezolano por casi dos décadas, han surgido señales de una ruptura por parte de jerarcas que tienden a distanciarse del núcleo dominante, cuyo caso más notorio es la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, quien impugna la Asamblea Constituyente convocada por Maduro. A su vez, los apoyos políticos externos a favor del régimen chavista tienden a disminuir y a hacerse menos categóricos.

*****

En el seno del gobierno de EEUU, impulsadas por el influyente grupo de parlamentarios republicanos de origen latino, se consideran rutas alternas de presión unilateral sobre Venezuela, ante la imposibilidad de coordinar a nivel de la OEA un plan de acciones. Aumentar el número de jerarcas del régimen chavista sujetos a sanciones, llevar la situación de Venezuela a nivel del Consejo de Seguridad de la ONU como un tema de crisis humanitaria, limitar las importaciones de crudo venezolano, son algunas de las medidas que ya abiertamente se comentan en medios periodísticos y políticos en EEUU. El “tema Venezuela” forma parte de las conversaciones de Donald Trump y su Secretario de Estado Rex Tillerson en sus encuentros con mandatarios y cancilleres de la región. El gobierno colombiano, al igual que Brasil y Argentina, han colocado la crisis venezolana en sus temas de diálogo bilateral con números gobiernos. México, país cuya diplomacia tradicionalmente se mantenía ajena a temas suramericanos, se ha mostrado ahora particularmente activo entre los países latinoamericanos que debaten líneas de acción ante la crisis en Venezuela.

*****

Por cierto, en medios diplomáticos en Caracas corrió la versión según la cual la cancillería de México habría optado por reemplazar al personal no mexicano que laboraba en su misión diplomática en Venezuela. La medida habría sido tomada ante sospechas de espionaje por parte del gobierno.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario