martes 28  de  mayo 2024
La memoria humana

Albacea de nuestros recuerdos

Sin el apoyo de esta función cerebral no podríamos percibir, aprender, pensar o expresar nuestras ideas

La memoria es una función cerebral y, a la vez, un fenómeno psicológico, cuyo propósito es almacenar información codificada que puede ser recuperada, tanto de forma voluntaria y consciente, como de manera involuntaria.
n
Surge como resultado de las conexiones sinápticas repetitivas entre las neuronas. Un adulto cuenta con aproximadamente 100.000 millones de estas, lo que implica unos 100 billones de interconexiones. Y aunque nadie sabe a ciencia cierta cuál es la capacidad de nuestra memoria, se estima que esta varía entre uno y 10 terabytes.
n
Para comprender este volumen de información, tendríamos que decir que un terabyte puede almacenar datos equivalentes a 1.000 copias de la Enciclopedia Británica digital, por eso no nos resulta extraño comparar nuestra memoria con la de una computadora, aunque nuestro u201cdisco duro u201d es sin duda más potente y capaz.
n
Nuestra base de datos n

La memoria humana tiene una desventaja, y es el hecho de que tanto por razones fisiológicas como psicológicas somos susceptibles de olvidar. Pero más allá de esta consideración, este recurso es invaluable pues no sólo nos permite almacenar experiencias de las que podremos beneficiarnos en el futuro, sino que además, se encarga de proteger un recurso invaluable de nuestra individualidad: los recuerdos. n

Este proceso de almacenamiento se da en tres fases: la codificación o registro, que implica la recepción, procesamiento y combinación de la información recibida; el almacenamiento, que nos permite crear un archivo personal; y finalmente, la recuperación, que hace posible recordar lo almacenado. n

Relegada y misteriosa n


El pionero en el estudio experimental de la memoria fue Hermann Ebbinghaus, quien en el año 1885, analizó fenómenos básicos, como las curvas del aprendizaje y el olvido. Sin embargo, durante la primera mitad del siglo XX, este tema no llamó la atención de los especialistas ante el dominio de la corriente conductista.

Fue con la llegada de la revolución cognoscitiva, en la década de los cincuenta, que se convirtió en un tema integral dentro del enfoque del procesamiento de la información. nAunque no sabemos el lugar físico en que se ubica la memoria, se ha confirmado que en algunas regiones del córtex temporal están almacenados los recuerdos de la infancia, mientras que el significado de las palabras se guarda en la región central del hemisferio derecho, y los datos del aprendizaje, se alojan en el córtex parieto-temporal. Por eso, para aprender y recordar, necesitamos todo el cerebro.

Tipos de memoria: n


- Sensorial: Es el sistema que retiene, durante unas décimas de segundo, la información suministrada por los sentidos. Se sustenta en los conceptos. n

- De corto plazo: Espacio que empleamos para almacenar información temporal y que retiene mejor la interpretación de aquello que percibimos. n

- De largo plazo: Capacidad casi ilimitada de mantener una información de forma permanente. Esta se aloja a nivel inconsciente y puede recuperarse en cualquier momento.
Temas

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar