El Gobierno de Argentina ha confirmado este jueves la presencia en el país de algunos funcionarios del régimen de Evo Morales que entraron en territorio argentino como turistas después de la renuncia del mandatario boliviano el pasado domingo.

Según la ministra de Seguridad argentina, Patricia Bullrich, se trata de "un puñado" de funcionarios que cruzaron por la frontera norte del país "como turistas" aprovechando que no hay restricciones de entrada entre los dos países, si bien no ha querido desvelar sus identidades "por una cuestión de protección".

Te puede interesar

Bullrich ha considerado que su llegada "seguramente" ha venido motivada "por las situaciones de violencia que había en sus territorios". "Han entrado con normalidad" y lo han hecho "solos", ha señalado en rueda de prensa al término del consejo de ministros en la Casa Rosada, según informa la agencia estatal Télam.

Según ha aclarado la ministra, se trata de funcionarios y ex funcionarios de Evo Morales, "de segundo o tercer nivel", que ya "están protegidos" en Argentina. "No vamos a dar las identidades por una cuestión de protección de la vida de las personas", ha recalcado ante las preguntas de los periodistas.

Entretanto, el presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, ha asegurado desde Montevideo que estaría "encantado" de dar asilo a Morales en el país una vez él asuma el mando el próximo 10 de diciembre.

"Argentina es casa de todos los bolivianos y para mí el día que llegue a la Presidencia va a ser un honor recibir a Evo Morales y a (el exvicepresidente boliviano) Álvaro García Linera en el país", ha sostenido, según informa el diario 'La Nación', que precisa que de hecho ya se habrían iniciado las gestiones para que esto sea posible a partir del 11 de diciembre.

"Si hubiera sido el presidente les habría dado asilo"

"Si yo hubiera sido presidente en este momento les hubiera ofrecido asilo desde el primer día. Argentina es su casa así que encantado los recibiré", ha añadido el dirigente peronista, quien en los últimos días ha expresado su apoyo continuado a Morales y tachado de "golpe de Estado" lo ocurrido en su país.

Por otra parte, el futuro presidente argentino ha defendido que la "crisis institucional" de América Latina hay que "resolverla con más democracia". "Tenemos que preservar la institucionalidad y la democracia", ha defendido, subrayando que "las democracias en crisis hay que resolverlas con más democracia, sin presiones, y con el voto".

Preguntado sobre si considera que hay una crisis del progresismo en la región, Fernández ha replicado que lo que hay es "una crisis institucional seria en Bolivia, por unas elecciones que se frustraron".

"Chile está revolucionado, pero la demanda es por igualdad social, que es una demanda progresista. También Ecuador. Son demandas progresistas. No hay crisis del progresismo", ha defendido, en referencia a las protestas que se han registrado en el último mes en estos dos países en contra de sus respectivos presidentes, Sebastián Piñera y Lenín Moreno.

FUENTE: EUROPA PRESS

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la decisión de Trump de imponer aranceles al aluminio y al acero provenientes de Brasil y Argentina?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas