MIAMI.- En horas de la mañana de este viernes detuvieron a la esposa e hijos de José Daniel Ferrer en el parque Céspedes de Santiago de Cuba, cuando exigían pacíficamente una prueba de vida y la libertad de Ferrer y la de los otros tres activistas encarcelados.

Embed

Te puede interesar

"¿Dónde está José Daniel Ferrer?" "¿Cuáles son los cargos?" Preguntan sus familiares; preguntan los opositores en la isla; preguntan los periodistas independientes que sortean obstáculos para seguir su caso; preguntan voces solidarias por todo el mundo; pregunta un exilio que mira con atención los pasos burdos del régimen.

Muchas preguntas y denuncias que se topan con el silencio del régimen cubano, un silencio que, como han afirmado, revela el temor ante una verdad que ya no pueden tapar con un dedo.

Ferrer, quien fue parte del “Grupo de los 75” disidentes arrestados y procesados en 2003, se ha mantenido como uno de los opositores de más visibilidad en Cuba, sobre todo en el oriente de la isla. La estrategia del régimen con los opositores, como se ha visto, se repite una y otra vez: se los llevan sin decir nada, simplemente los montan en los autos de la policía política y luego desaparecen.

Estas violaciones se enfrentan a un sinnúmero de denuncias internacionales, y en la propia isla, desde el foro de las redes sociales. Recientemente un editorial del diario estadounidense The Washington Post pidió la liberación de Ferrer aduciendo que ningún gobierno puede "encarcelar la libertad de expresión".

Embed

También se han pronunciado a favor de la liberación de Ferrer la iniciativa CUBADECIDE, con reacciones y videos en redes sociales; Cuban Prisoners Defenders con una denuncia formal presentada ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU; Freedom House; Amnistía Internacional; Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA); Antonio Ledezma, Alcalde Metropolitano de Caracas en el exilio, entre otros.

A estos reclamos se une su hermano, Luis Enrique Ferrer. En conversación con DIARIO LAS AMÉRICAS detalló las irregularidades en torno a la detención de José Daniel, junto a otros opositores.

¿Cuándo comenzó todo?

Cuatro miembros de UNPACU fueron arrestados el 1 de octubre. Se había presentado un Habeas Corpus con los cuatro por separado. Lo habían rechazado prácticamente de un día para otro, con un montón de contradicciones en el documento de rechazo donde hablan de que ya estaban detenidos, y con un auto de privación de libertad emitido por la fiscalía.

Mantienen en anonimato el fiscal que dictó el auto. El auto nunca ha aparecido, es decir, a ningún familiar le han entregado este documento donde supuestamente ellos son pasados a la prisión por orden de la fiscalía. Un montón de contradicciones.

Luego se presentó una apelación y todavía no hemos obtenido respuesta. Lo que es palpable es que los cuatro continúan desaparecidos: dos de ellos desde el mismo día 1 de octubre, que son Fernando González Vaillant y José Pupo Chaveco; y en el caso de José Daniel Ferrer y Roilán Zárraga Ferrer, ambos desde el día 4, que les dejaron ver por 10 minutos a sus familiares.

Desde esa fecha hasta ahora nadie más ha podido verlos ni se sabe en qué lugar los tienen, si siguen en el centro de Versalles de la policía política en Santiago de Cuba, que es el equivalente de Villa Marista (donde los familiares los vieron el día 4). Los otros dos ni siquiera se saben si estuvieron o están ahí.

Embed

¿Hay cargos en su contra?

No hay una acusación formal. Es una especie de secuestro, porque ni siquiera la dictadura cubana ha cumplido con sus propias leyes. Normalmente en los reglamentos que tienen en los centros de detención de la policía, es que una vez por semana les dan unos minutos de visita a los detenidos con los familiares que van a verlos.

En este caso ya vamos para más de tres semanas con dos de ellos que nunca han recibido ninguna visita y dos que solamente tres días después de haber sido arrestados los dejaron ver. Creemos que los dejaron ver para bajar un poco las denuncias.

¿Qué han hecho los familiares en la isla?

Los familiares se han dirigido tanto a Versalles como a la prisión de Aguadores. En estos lugares es como si no los tuvieran. Por ejemplo, en el caso de la prisión de Aguadores, a donde le habían dicho a la familia que había sido trasladado José Daniel. Cuando se dirigen ahí le dice el segundo jefe de la prisión que por orden del primero, hasta 15 días después no le iban a dar ninguna visita a José Daniel.

Cosa violatoria, porque normalmente en Cuba, ya que hay tanta necesidad en las cárceles, cada vez que un preso es trasladado a una prisión, en cuanto la familia va a verle le dan 30 minutos de visita para que le lleven aseo personal y cosas que la prisión no le garantiza. Y luego la visita le corresponde el día que toca la visita a todos los presos.

No le dieron esa famosa visita de media hora. La familia siguió insistiendo y un día de visita llegó temprano en la mañana y en vez de ver a los jefes, fueron directo a los salones de visita. Y ahí el que se encarga es un militar que tiene la lista de los presos, y cuando empezó a buscar en la lista le dijo a la esposa de José Daniel que ese preso no se encontraba allí.

En otras palabras, es como si nunca hubiese estado en Aguadores, o que no estaba en la legalidad de los reglamentos que tienen ahí.

A la esposa la detuvieron y la expulsaron de la prisión de Aguadores, le dijeron que no podía ir durante un año a esa prisión. La amenazaron, le querían quitar el teléfono. Ella anda con tres niños menores de edad.

Los hilos de la represión

En el caso de los activistas, tanto en Santiago, en Guantánamo como en La Habana, han habido otros detenidos que han estado poniendo pancartas y pidiendo la liberación de José Daniel.

En el caso de Santiago de Cuba, han detenido en estos días a varias personas, como a Carlos Oliva Rivery, Carlos Amel Oliva, a la esposa de José Daniel un día que iba saliendo con los niños a la prisión, a Jorge Cervantes García. A algunos los han multado con dos mil pesos. En La Habana han detenido a activistas de UNPACU y a periodistas independientes.

La dictadura está en una etapa que ellos saben que es la última, y están tratando de mantenerse en el poder sembrando el terror, no solamente contra UNPACU y las Damas de Blanco, sino contra todo el que disienta. Pero ya no pueden controlarlo como lo hacían en otra época.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la decisión de Trump de imponer aranceles al aluminio y al acero provenientes de Brasil y Argentina?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas