Según los testimonios proporcionada por médicos de Cuba que han cumplido "misiones en el exterior", queda demostrado que el régimen cubano extrapola las mañas propias de su fallido sistema comunista hacia los diversos escenarios donde envía a sus "esclavos" del siglo XXI.

Entre esas mañas, según reseña Diario de Cuba, está la de falsear los datos estadísticos para simular éxitos relevantes, además del ya clásico modus operandi de revestir de solidaridad los más mezquinos intereses económicos y políticos, obteniendo pingües ganancias mientras se inmiscuye en la política interna de otros estados, adonde pretende o ya exporta su modelo autoritario.

Te puede interesar

Con las "misiones" promueven la falsa imagen de una Cuba solidaria que comparte sus logros en la salud y al mismo tiempo tratan de vender el sistema ideológico imperante en la Isla como la piedra filosofal de la justicia social, para embaucar literalmente al país que caiga en semejante seducción. El caso de Venezuela es un ejemplo clásico, que aun nadando en riquezas ha terminado en la ruina total tras seguir el guion de La Habana.

La Fundación Cubana por los Derechos Humanos (FHRC) ha recogido hasta la fecha 38 testimonios de médicos que decidieron contar sus experiencias. Entre ellos está Jesús Sánchez, especialista en Oftalmología de Santiago de Cuba, ahora residente en Arequipa, Perú, quien estuvo de misión en Bolivia del 2008 al 2011.

"Yo operaba cataratas y pterygium, dentro de la Operación Milagro, teníamos que hacer 20 cirugías diarias, pero a veces no teníamos a los candidatos para operar, no todos los bolivianos confiaban en nosotros", reconoce.

"La coordinadora me dijo que teníamos que inventar la estadística de los pacientes vistos, y todo tenía que cuadrar, el diagnóstico que tú dabas con los medicamentos, porque los medicamentos de la farmacia en los puestos médicos quien los enviaba era Cuba y también cobraba por ellos", añade el doctor Sánchez.

"Vi en la farmacia medicamentos que en ese momento, en Cuba, estaban en déficit, y al tener que inventar los pacientes y las estadísticas teníamos que desecharlos, no debía haber exceso de medicamentos cuando supuestamente habíamos visto 20 pacientes diarios", afirma. "Había una fuerte presión para cumplir con ciertas metas, y si esas metas no se alcanzaban, podíamos ser enviados de regreso a Cuba, y sin el pago de nuestro trabajo".

medicos cubanos Cuba AFP
Médicos cubanos.

Médicos cubanos.

También de una misión en Bolivia es la experiencia de María Cristina, especialista en Medicina General Integral de Holguín, ahora residente en Tampa. Su periodo fue entre 2008 y 2010, y nos cuenta: "En Bolivia nos mandaron a Potosí, que es la tercera ciudad más alta del mundo. […] Teníamos una meta para la Operación Milagro: conseguir dos pacientes para operar de pterigion o cataratas, teníamos que salir a buscarlos en los mercados".

"Estuve dos años […] y no atendí a muchos pacientes, más bien se inflaban las estadísticas que se informaban a los jefes de misión. Los bolivianos aunque no tenían buena atención médica no confiaban en los médicos cubanos, por un problema cultural", indicó la especialista.

Aunque la doctora no menciona la destrucción de los medicamentos, el hecho de que denunciara que tenían que inflar las estadísticas evidencia la matriz del problema: no podían tener medicamentos excedentes, debían deshacerse de ellos con discreción, generalmente destruyéndolos.

Y hay más testimonios que indican que no era ni es un hecho aislado en Bolivia. En Venezuela ocurrió de manera similar, tal como testimonia Eduardo Pino, doctor en Medicina General Integral de Ciego de Ávila y actualmente residente en México. Su misión fue en 2013, pero no llegó a completar los tres años convenidos porque desertó en busca de libertad y progreso.

"Fui enviado a una clínica en Valencia, era parte del programa Barrio Adentro, que enviaba médicos a las zonas desfavorecidas. Trabajábamos con miedo porque era una zona muy insegura". Afirma que allí pudo ver cómo "los medicamentos que estaban en falta en Cuba se los llevaban a Venezuela".

Y añade: "a veces hasta se medicaba de más para justificar la cantidad de consultas. Y en tiempo de elecciones traían más medicamentos para contentar a la gente y convencerlos de votar por Maduro".

Lo peor es que no hay razones para creer que esta dolosa práctica haya cesado. Hoy la falta de medicamentos es más aguda en Cuba y las misiones médicas en el exterior están priorizadas por el régimen por encima de las necesidades de atención médica de los cubanos. El personal médico tiene que continuar engordando las arcas de los militares.

En días pasados, Cuban Prisioners Defenders (CPD) presentó una denuncia ante la ONU y la Corte Penal Internacional (CPI) acerca de las interioridades de las "misiones médicas en el exterior" del régimen cubano, que pone al desnudo su naturaleza como "trabajo esclavo" y están apoyadas en los testimonios de 622 profesionales cubanos.

FUENTE: Con información de Diario de Cuba

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Es una buena opción para enlazar Miami con Miami Beach 28.09%
Es una decisión apresurada con varios puntos pendientes 22.66%
Será bien recibido como un medio de transporte sostenible y accesible para residentes y visitantes 30.23%
No debería acometerse. Sería malgastar fondos sin resolver el problema 19.02%
2061 votos

Las Más Leídas