Especial

SAN JOSÉ.- Los nicaragüenses eligen este domingo a sus alcaldes, vicealcaldes y concejales de 153 municipios del país, en un ambiente marcado por la falta de credibilidad en el proceso, apatía ciudadana y algunos hechos de violencia previos al día del sufragio.

A estos cuestionamientos se suma una débil y tardía observación electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA), así como violaciones a la legislación electoral del gobernante Frente Sandinista cuyo poder no está en juego, sino la legitimidad con la cual reelige a todos o la mayoría de los 134 alcaldes que posee actualmente.

Las elecciones son dominadas por el Frente Sandinista de Liberación Nacional y en la contienda lo acompañan pequeños partidos políticos.

Según los opositores, el Consejo Supremo Electoral (CSE) ha acreditado a fiscales sandinistas como representantes de colectivos minoritarios aprovechando que no tienen capacidad para tener delegados en cada una de las Juntas Receptoras de Votos (JRV).

Eso le da un músculo mayor al oficialismo al momento de realizar algún fraude, como ya lo han denunciado opositores y organismos independientes en anteriores elecciones municipales y nacionales de 2008, 2011 y 2016.

Asimismo, hicieron saber que el CSE otorgó espacio en las mesas electorales a delegados de colectivos pequeños que fueron cedidos a militantes del partido en el poder, con el objetivo de que los sandinistas controlen cada una de las JRV.

El colapso del sistema electoral nicaragüense, debido a fraudes denunciados que se derivan del control sandinista sobre el CSE, ha provocado apatía entre los ciudadanos que provocarían un abstencionismo parecido al del año pasado, calculado en más del 70% por opositores.

En algunos municipios del sur, centro y norte del país, ubicados en el denominado “Corredor de La Contra”, sitios de donde salieron campesinos financiados por Norteamérica para luchar contra la revolución sandinista durante la década de 1980, hay alta tensión.

Simpatizantes de partidos opositores como el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) debieron protestar ante anomalías en el proceso del CSE dominado por el FSLN.

La diputada María Fernanda Flores, vicepresidenta del PLC, dijo este sábado que hay fuertes tensiones en Nueva Guinea, Caribe Sur, en donde decenas de fiscales de este partido no han recibido sus credenciales para laborar en las JRV.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), dijo obtener información de que 11 detenidos por protestas en San Dionisio, Matagalpa, serán procesados el lunes.

Los 11 detenidos son todos presidentes de JRV en San Dionisio, donde ocurrieron protestas violentas el miércoles pasado cuando el FSLN y el CSE no permitieron al presidente del Concejo Electoral Municipal del PLC, que asumiera sus funciones.

La misión de observadores de la OEA, encabezada por Wilfredo Penco, un político de izquierda de Uruguay y vicepresidente de sistema electoral de su país, avaló al menos tres de los denominados fraudes electorales dirigidos por Ortega y su partido, como miembro del Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica (CEELA), organismo afín al chavismo en Venezuela, precisamente a Hugo Chávez, y que nació en 2005.

De ahí que su presencia como jefe de misión de observadores genera desconfianza en una parte opositora que no participa en la contienda.

No obstante, Penco dijo que emitirá un informe profesional de lo ocurrido en Nicaragua, que enviará a la Secretaría General a cargo de Luis Almagro. Unos 60 observadores de la OEA estarán desplazados en los municipios del país.

El Frente Amplio por la Democracia (FAD), agrupación opositora que no participa en esta elecciones por carecer de personería jurídica como partido, volvió a criticar el proceso de las elecciones municipales sosteniendo que serán “un nuevo y masivo fraude electoral” organizado por el partido gobernante.

“En el FAD hemos rechazado de plano la realización de votaciones municipales sin las garantías necesarias para que los nicaragüenses podamos decidir con absoluta libertad y con respeto a nuestro voto, a nuestra decisión”, reiteró el grupo opositor, que insistió en elecciones libres y transparentes.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario