La astrología mundial no es un estudio fácil, pero es primordial para interpretar la historia y sus ciclos. A través de ella vemos cómo surgen civilizaciones y también cómo sucumben. Aunque algunas han durado siglos, hasta el momento ninguna cultura o imperio se ha escapado de los ciclos astrales ni ha superado los tiempos de crisis.

Júpiter y Saturno inician una secuencia cada 800 años y cambian de elemento cada 200 años aproximadamente. La última vez que cambiaron a elemento tierra fue 1802, el siguiente cambio de elemento será en el 2020. Este año también ocurrirá una conjunción entre estos dos planetas sociales. En este caso, la configuración prevé que se den sucesos relacionados con la política y con la economía que nos lleven hacia una fase de expansión (Júpiter), a través de la contracción (Saturno).

Existen datos interesantes sobre las conjunciones Júpiter-Saturno:

-1200 a.C: Las plagas de Egipto; origen de los alfabetos occidentales; empieza la descomposición del Imperio Egipcio.

-400 a.C: La guerra civil del Peloponeso pone fin a la sociedad griega y su predominio político; en América Central las migraciones dan origen a la fundación del Antiguo Imperio Maya. Constantino se convierte al cristianismo y la Iglesia asume el verdadero poder en Occidente.

-1200: Momento clave del paso de la Edad Media a la Moderna; las Cruzadas; Gengis Khan; segregación del Imperio Árabe; ruina del Imperio Maya por los aztecas.

- 1940: llega al tope la ideología nazi, con Adolf Hitler en la cumbre de su poder, anexando países a Alemania y provocando la Segunda Guerra Mundial.

-1961: Cuba se declara socialista, su régimen crea un partido único y EE. UU. rompe relaciones con este país. Se construye el muro de Berlín para separar a la Alemania comunista de la democrática. Se independizan del Reino Unido, Sierra Leona y Kuwait. Venezuela aprueba su nueva constitución.

-1981: Se nota un viraje hacia el neoliberalismo. IBM lanza la primera computadora personal, primer paso de un gran cambio en el modo de vida de la humanidad.

-2000: Se siente un viraje hacia la izquierda en buena parte de Latinoamérica. Finlandia reescribe su carta magna. Conflictos y desenmascaramiento de la Iglesia católica que poco a poco la está conduciendo a su caída total en los próximos 200 años.

Las repetidas conjunciones entre Júpiter y Saturno también han confirmado tener una fatal correlación con los presidentes de EE. UU. Acontecen más o menos cada veinte años y desde 1840 el presidente de nuestro país ha muerto antes de ver cumplido su mandato presidencial. El primero de la secuencia fue William Harrison, que falleció por problemas de salud en 1841; veinte años después Abraham Lincoln muere asesinado en 1865; el presidente de la próxima conjunción Júpiter Saturno fue James Garfield, murió de un tiro en 1881; el siglo XX comenzó con una de esas tétricas conjunciones, y William McKinley muere víctima de un asesinato en 1901; unos años después, en 1923, muere Warren Hardin por enfermedad y Franklin Roosevelt, también por padecimientos de salud en 1945; John F. Kennedy sería el próximo, siendo derribado a tiros en Dallas, en 1963. La siguiente conjunción ocurrió en 1981, Ronald Reagan es el primer presidente que escapó a este ciclo fatal, no sin que una bala le traspasara el pecho ese mismo año. (Reagan era asesorado por la astróloga, Joan Quigly y se comenta que gracias a ello escapó a la muerte que lo amenazaba bajo el maldito ciclo Júpiter-Saturno). No obstante, el próximo presidente bajo la siguiente conjunción, George Bush, también salió ileso (es importante recordar que se produjo la histórica tragedia de las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001 bajo su mandato, siendo el preámbulo a la guerra contra el terrorismo).

La próxima conjunción sucederá a finales del 2020, coincidirá con el recién elegido presidente en las elecciones de noviembre 2020 y tendremos la oportunidad de conocer si este ciclo lo podemos catalogar como nefasto para los presidentes de este país.

Algo si podemos dar por seguro la conjunción de este año 2020 en el elemento aire no solo marcará nuevos paradigmas sociales, culturales y políticos, sino que consolidará definitivamente la Era Acuario, por ello no son de extrañar todos estos cambios que vivimos actualmente, acuario es un signo vinculado a los cambios bruscos, también está relacionado con los valores de solidaridad, libertad y rebeldía ante los poderes conservadores, algo que veremos reflejado en el 2020.

La Era de Acuario entrará de lleno y los valores piscianos irán desapareciendo, acuario es el despertador de la humanidad, no soporta jerarquías controladoras y manipuladoras. Acuario reivindica la libertad y la justicia de todos los pueblos, Acuario es la Utopía, es la construcción de un mundo ideal.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Estaría usted de acuerdo con que los padres en Florida puedan decidir si sus hijos asistirán o no a clases cuando se traten temas como la evolución humana, la educación sexual o la influencia del hombre en el cambio climático?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas