EDGAR C. OTÁLVORA
Analista @ecotalvora

Las elecciones presidenciales en Colombia tendrán lugar en el aparentemente lejano año 2018, pero desde ya las piezas se están moviendo para definir los nombres de quienes disputarán las elecciones en las cuales Juan Manuel Santos será reemplazado. Si las negociaciones de La Habana se concretan, en esas elecciones competiría un candidato de las Farc, consumándose el proyecto impulsado por el castrochavismo de probar suerte con la vía electoral en Colombia. Entre los potenciales candidatos para el 2018 aparece el actual vicepresidente Germán Vargas Lleras, nieto del expresidente Carlos Lleras Restrepo y, en consecuencia, pariente del dos veces presidente de Colombia Alberto Lleras Camargo. Desde el opositor uribismo está cobrando cuerpo el nombre de una mujer sin antecedentes familiares presidenciales pero que se ha transformado, en poco tiempo, en figura de alta presencia política nacional. Se trata de la senadora Paola Holguín, nacida en Medellín en 1973, con formación universitaria como comunicadora social y estudios de postgrado en seguridad y defensa en la Escuela de Guerra del Ejército colombiano. Quien esté haciendo seguimiento a la política colombiana no debería perder de vista a la senadora Holguín.

*****

El tema “Venezuela”, la posibilidad de que la crisis económica se transforme en serio conflicto político y social con consecuencias en la estabilidad regional, se ha colocado en la agenda de conversación entre importantes actores internacionales. La expulsión masiva de colombianos del mes de agosto conllevó a modificar  sustancialmente la evaluación que del gobierno de Nicolás Maduro hacen tanto cancillerías como bancos de peso mundial e influyentes centros de análisis político privados. La diplomacia vaticana, en manos del ex nuncio apostólico en Caracas Pietro cardenal Parolín, se muestra especialmente atenta a lo que ocurre en Venezuela y el propio papa Francisco habría introducido el tema en conversaciones con mandatarios extranjeros con quienes se ha visto recientemente.

En medio de tensiones con dos países vecinos, incluso con movilización de tropas y armas a la frontera con Guyana, Maduro viajó el 25SEP15 para su segundo viaje a Nueva York en menos de dos meses, en lo que parecieron unas vacaciones otoñales de cinco días y no una intensa semana de actividades en medio de la concentración de personalidades globales que se produjo con motivo de la Asamblea General de la ONU.

*****

Con la creciente confrontación entre EEUU y Rusia como telón de fondo, Venezuela es percibida como un flaco peón de la geopolítica de Moscú. Tras anunciar su decisión de adquirir una docena de aviones de combate rusos Sukhoi, Maduro sostuvo un encuentro con el canciller de Vladimir Putin, Sergei Lavrov, el 26SEP15 en NY. Oficialmente el motivo de la reunión fue la firma de un anodino acuerdo sobre “armamento estratégico en el espacio”. Cuatro días después, la canciller de Maduro, Delsy Rodríguez, intervino en la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU del cual Venezuela es miembro no permanente, con un discurso que la oficina de prensa de la ONU calificó como “virulento”. Rodríguez desde la ONU y Maduro en una cadena de radio y Tv ya de regreso en Caracas, apoyaron los bombarderos iniciados por Rusia en Siria a favor del régimen de Bashar al-Asad. “Venezuela es un socio importante que apoya las iniciativas rusas que se debaten en el Consejo de Seguridad de la ONU”, confirmó el canciller de Putin en entrevista con una de las televisoras estatales venezolanas difundida el 01OCT15. El precio de la relativa protección que Moscú pueda prestar a Maduro es la de involucrar a Venezuela en un conflicto ajeno y peligroso. Salvo las reuniones y almuerzos con sus socios carnales Raúl Castro, Cristina Kirchner, Alexis Tsipras y Evo Morales, la única reunión presidencial que mantuvo Maduro en NY fue con el mandatario iraní Hasán Rohanni, parte de la alianza rusa en Siria.

*****

El 27SEP15 se produjo en la sede de la ONU un encuentro propiciado por el Secretario General Ban Ki-moon, en el cual Maduro y el presidente de Guyana  David Granger, finalmente se encontraron en lo que el guyanés calificó como una “reunión sombría”. Maduro llegó a la reunión con la posición de mantener un esquema bilateral, tutelado por Ban, en procura de un acuerdo de límites. Guyana se niega a continuar por esa vía y aspira una solución “legal” recurriendo a un tribunal internacional. Producto de la reunión, Maduro se comprometió a enviar de regreso a Georgetown a su embajadora. Igualmente, Maduro prometió dar el beneplácito a la nueva embajadora designada por Guyana, la veterana diplomática Marilyn Cheryl Miles, quien en el pasado ha sido Embajadora de su país en Caracas y Brasilia. Igualmente Maduro aceptó que Ban envíe a Venezuela una comisión para analizar el diferendo con Guyana. Esta comisión ya hizo su visita a Guyana a principios del mes de septiembre, durante la cual se entrevistó con excancilleres de Guyana de diversos partidos, altos funcionarios, expertos en el tema limítrofe, dirigentes políticos y realizó visitas al Esequibo. El gobierno venezolano se había negado a permitir la presencia de esa comisión y se ignora si Maduro aceptará que la ONU entre en contacto oficial con voceros de la oposición venezolana.

LEA TAMBIÉN: Maduro reorganiza el poder militar en pocas manos

Las gestiones de Ban son de casi nulo impacto en la resolución de la disputa entre Venezuela y Guyana, ya que cualquier mecanismo que se decida para alcanzar un acuerdo dependerá de la improbable aprobación previa de ambas partes.

*****

Dos días después del encuentro Maduro-Granger, el guyanés utilizó su discurso ante la Asamblea General de la ONU para acusar a Maduro de desestabilizar la región, concentrar tropas en la frontera y estar impidiendo el desarrollo de su país. Venezuela, en manos del régimen chavista, ha derivado de país víctima de un despojo territorial a país agresor.  

Previo a su reunión con Maduro, Granger conversó con Raúl Castro en la ONU,  para pedirle que utilice su influencia sobre el gobierno venezolano para “poner fin a la controversia” lo más pronto posible. El canciller de Guyana, Carl Greenidge, sostuvo por su parte un encuentro con su colega ruso, Serguéi Lavrov, con quien  habría conversado sobre el conflicto con Venezuela pidiéndole igualmente que influyera sobre el gobierno Maduro.  

*****

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, a su regreso de NY anunció que no participaría nuevamente en la Asamblea Anual de la ONU, porque es “una locura donde todo el mundo habla y nadie escucha”. Evo Morales, Maduro y Correa discursearon ante una  sala casi vacía. Raúl Castro se convirtió en uno más de los delegados que pululaban anónimos en los pasillos y debió esperar cuatro días para reunirse con Obama. Para el castrochavismo esta vez Nueva York sólo fue lugar para tomarse fotografías, hacer compras y caminar por las calles bajo la protección del servicio secreto, sin ningún impacto político.

LEA TAMBIÉN: Roto el pacto del chavismo con gobierno de Colombia

Mientras Correa se quejaba de su estadía en NY, su colega Juan Manuel Santos llegó a Bogotá el 02OCT15 radiante por el éxito que lo rodeó. Con la firma de un acuerdo parcial sobre “justicia” con las Farc el 23SEP15, Santos arribó a EEUU precedido de la promesa de un pronto acuerdo con la guerrilla, apoyado por una heterogénea lista de gobiernos. Aparte de reuniones con empresarios, banqueros, mandatarios y organismos internacionales, Santos coincidió en actividades de trabajo con Barack Obama, recibió al Secretario de Estado John Kerry y fue alabado por el vicepresidente Joe Biden en una velada black-tie el 01SEP15 organizada por Atlantic Council. Mientras Santos exprimía el impacto mediático del preacuerdo con las Farc, en Colombia y en Cuba las cosas tendían a complicarse en la medida que surgían contradicciones sobre el contenido de lo pactado.

*****

La euforia de unos y las férreas críticas de otros sobre el alcance del acuerdo quedaron sin piso apenas una semana después de ser firmado. El texto del documento se ha mantenido en secreto. Oficialmente sólo se conocen los enunciados incluidos en un comunicado difundido en La Habana el día de su suscripción. Desde entonces, la oposición uribista crítica de los acuerdos y las Farc, coinciden en exigir que el gobierno Santos publique el texto, el cual supuestamente ya estaba concluido y estaría siendo sometido, en un inusual proceso, a consideración de la Corte Internacional de Justicia. Las Farc se muestran en desacuerdo con los esbozos que el gobierno ha presentado sobre el acuerdo. El 28SEP15, el jefe negociador de las Farc, Iván Márquez, tuiteó: “Hasta el momento los plenipotenciarios del gobierno han explicado el acuerdo tergiversando mucho de lo acordado. Esperamos esto se corrija”. Al día siguiente las Farc emitieron desde Cuba un comunicado donde señalan que  “el acuerdo denominado Jurisdicción Especial para la Paz, Principios básicos del componente de justicia del Sistema integral de verdad, Justicia, Reparación y No repetición, está cerrado”. Pero lo que para las Farc ya es tema cerrado, para el gobierno Santos no lo es. El viernes 02OCT15, el jefe negociador del gobierno colombiano, Humberto de la Calle, puso a tambalear el acuerdo con la guerrilla al afirmar que el texto por él firmado tiene la advertencia de tratarse de “un documento en desarrollo” y no un texto definitivo. Aún existirían imprecisiones sobre temas candentes tales como la “restricción efectiva de la libertad” a que serían sometidos los guerrilleros, dice De la Calle.

En la práctica, el texto deberá volver a manos de un equipo de abogados, colombianos y extranjeros, que desde Bogotá han negociado y redactado los documentos jurídicos para su aprobación en La Habana. La oferta de Santos para un acuerdo el próximo mes de marzo no se compadece con el estado real de las negociaciones.

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.83%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.64%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.53%
42232 votos

Las Más Leídas