PEKÍN. - El Gobierno de Pekín ordenó una "investigación inmediata" después de que un investigador chino anunciase el nacimiento de los primeros bebés genéticamente modificados.

La Comisión Nacional de Sanidad anunció hoy que está investigando si el caso cumple con las leyes de responsabilidad del tratamiento de la salud de las personas.

El científico He Jiankui, de la ciudad china de Shenzhen desató la indignación entre científicos y comités éticos en todo el mundo con su anuncio del nacimiento de dos niñas a las que se modificó el ADN cuando eran embriones.

He aseguró haberlo hecho utilizando la herramienta de edición genética CRISPR-Cas9, de reciente creación, para hacer que las niñas fueran resistentes al VIH. El uso de esas herramientas genéticas puede tener ciertos riesgos.

Todavía no se sabe si el anuncio de He es cierto, ya que su investigación no fue publicada ni constatada por ninguna revista científica. De haber sido así, las nuevas características genéticas de estas niñas podrían ser transmitidas a sus descendientes.

Según publica hoy el diario estatal "China Daily", He no solicitó permiso a las autoridades de Shenzhen para llevar a cabo su experimento. La Comisión Local para Planificación Familiar y Salud no fue informada, a pesar de que habría tenido que evaluar éticamente el proyecto, señaló.

La universidad de He se mostró el lunes "profundamente conmocionada" en un comunicado y señaló que el científico realizó la investigación fuera de la institución y sin su conocimiento.

Más de 120 científicos chinos condenaron también el lunes el anuncio en una carta abierta. Experimentar en humanos es una "locura" y acarrea graves consecuencias potenciales, señalaron. "Es posible que los bebés nacidos estén sanos durante un periodo de tiempo, pero los riesgos y daños potenciales para el grupo humano (...) son incalculables", advirtieron.

He tenía previsto dar el miércoles una conferencia en Hong Kong en la Cumbre

FUENTE: EFE
 

Deja tu comentario