El régimen cubano no puede mantener el poder sin cambiar. El descontento social en Cuba, antes disimulado, ha irrumpido en sectores de la sociedad, potenciado por los medios de comunicación modernos y las redes sociales.

A los problemas pendientes de solución, como el combustible, la vivienda, el transporte, la alimentación o los medicamentos, se suman otros como los siguientes: 1- El 16 de enero se informó una reducción del gas licuado. 2- El 30 de enero el designado gobernante Miguel Díaz-Canel advirtió que, debido a la falta de combustible, la zafra azucarera podría detenerse por unos días, y 48 horas después dos centrales azucareros de la provincia Granma paralizaron sus labores. 3- El 6 de febrero taxistas privados que conectan La Habana con Artemisa y Mayabeque se declararon en huelga, en protesta por nuevas medidas restrictivas.

Te puede interesar

Ese empeoramiento, unido al recrudecimiento de las medidas de EEUU contra el régimen de la isla, se agudiza con la presencia del nuevo coronavirus COVID-19.

En un acto de desesperación para obtener divisas, el régimen no aprovechó las ventaja geográfica de que Cuba es una isla ni las experiencia de Asia y Europa para el aislamiento, regiones por donde la pandemia debutó antes que en Cuba. Ante la amenaza de su arribo, en lugar de cerrar las fronteras a tiempo, anunció garantías al turismo. Como resultado, la enfermedad penetró en medio de una crisis, caracterizada por el decrecimiento de la producción, el desabastecimiento de alimentos, medicamentos, productos de aseo, escasez de agua, carencia de créditos internacionales y con una población envejecida.

mujeres coronavirus fila comida habana cuba 03242020 afp.jpg
Dos mujeres de avanzada edad, una de ellas con una mascarilla, conversan junto a una fila de personas que esperan para adquirir suministros en una calle en La Habana el 24 de marzo de 2020, en medio de la emergencia social por la propagación del nuevo coronavirus en Cuba.

Dos mujeres de avanzada edad, una de ellas con una mascarilla, conversan junto a una fila de personas que esperan para adquirir suministros en una calle en La Habana el 24 de marzo de 2020, en medio de la emergencia social por la propagación del nuevo coronavirus en Cuba.

La coincidencia de la crisis estructural, las medidas de EEUU y la pandemia del coronavirus, provocarán un empeoramiento en las condiciones de vida muy superior al habitual. Y se percibe un aumento de la actividad de los que antes se dejaban expoliar tranquilamente y que, por la crisis, comienzan actuar de forma independiente.

Una muestra de la velocidad a que se están produciendo acontecimientos, antes inconcebibles, habla por sí sola:

En febrero: 1- el intento de linchar a un violador en Santiago de Cuba terminó en un enfrentamiento entre los vecinos y la policía. 2- En el "Último Jueves" de la revista Temas, dedicado a la prensa, dos periodistas de órganos alternativos le dieron un giro inesperado al encuentro al plantear sus críticas y formular preguntas a los presentes, rompiendo la incomunicación que el régimen ha logrado mantener entre periodistas independientes y oficialistas. 3- La censura al documental Sueños al pairo, seleccionado para la Muestra Joven del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfica (ICAIC), provocó que una veintena de realizadores retiraran sus obras en solidaridad, obligando al ICAIC a posponer el evento. Seguidamente, en respuesta a la expulsión de la directora de la Muestra, un grupo de cineastas emitieron una declaración de protesta. 4- La mutilación por el Instituto Cubano de la Radio y la Televisión (ICRT), de una escena del filme Love Simon, donde dos jóvenes homosexuales se besan, provocó el repudio de la comunidad LGBTIQ, que convocó una besada pública que obligó al ICRT a disculparse y a retransmitirlo íntegramente.

En marzo: 1- el encarcelamiento del artista Luis Manuel Otero Alcántara y el anuncio de que sería sometido a un juicio sumario, fue respondido por el Movimiento San Isidro con acciones legales ante organismos internacionales y manifestaciones de protestas de artistas, editores, activistas, periodistas, cineastas, oficialistas y opositores, cubanos y extranjeros, y la recogida de unas 3.000 firmas, lo cual obligó a la suspensión del juicio hasta nuevo aviso. 2- Decenas de cuentapropistas de Santa Clara, coreando la consigna "¡Pagamos patentes, no somos delincuentes!", se manifestaron frentes a las sedes del Poder Popular y el Partido Comunista de la provincia, en contra de las nuevas regulaciones contra ese sector.

Protesta en Santa Clara, 12 de marzo de 2020-diario de cuba.jpg
Protesta en Santa Clara, en el centro de Cuba, 12 de marzo de 2020.

Protesta en Santa Clara, en el centro de Cuba, 12 de marzo de 2020.

Los hechos citados confirman que se está produciendo un cambio acelerado en la toma de conciencia, conjuntamente con la pérdida del miedo, que han obligado al Partido-Estado-Gobierno a posponer, suspender o variar decisiones; algo impensable en épocas anteriores.

Totalmente fuera de tiempo, sin voluntad política para introducir la economía de mercado y negociar el diferendo con EEUU, la salida podría tomar un camino extremadamente peligroso.

La economía de mercado –reguladora de la vida económica– es un resultado de la civilización humana. No la engendró el capitalismo sino que existió siempre. Sin embargo, el Partido-Estado-Gobierno, atado a la ideología, ha decidido que la planificación y no el libre mercado seguirá siendo el rasgo distintivo de la economía.

Las relaciones con EEUU, después del restablecimiento de vínculos diplomáticos, de la visita del entonces presidente Barack Obama a Cuba y de los seis paquetes de medidas que dictó su administración para flexibilizar el embargo y como prueba de un cambio de política hacia Cuba, pusieron al desnudo la disposición del régimen de no cambiar e impedir el empoderamiento de los cubanos.

Por esas razones, el coronavirus, en tiempos de crisis en la economía, tendrá un efecto incalculable sobre la deteriorada situación del país que podría conducir a un estado de ingobernabilidad. A menos que las autoridades de la isla, fuera de tiempo, se llenen definitivamente de voluntad política para salvar la nación y salvarse a sí mismas ante la historia.

FUENTE: Publicado originalmente en Diario de Cuba

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Varias municipalidades de Miami-Dade comienzan a reabrir locales comerciales no esenciales como restaurantes, cafeterías, barberías, salones de belleza y tiendas minoristas, bajo estrictas medidas de sanidad. Usted, ¿qué piensa?

Es una decisión precipitada. Vamos a sufrir un rebrote de COVID-19.
Hay que abrir ya la economía y aprender a convivir con este virus.
La responsabilidad individual será lo que diga si reabrir está bien o no.
Hay que mejorar nuestro sistema inmunológico, esa es una defensa natural.
ver resultados

Las Más Leídas