LOS ANGELES.- Durante varios años, Ahston Kutcher ha sido el protagonista ideal de la típica comedia romántica estadounidense, una etiqueta de la que sólo se libró realmente gracias a una serie de televisión. Y ahora parece que el Kutcher inversor, que el miércoles cumple 40 años, ha superado al Kutcher actor.

Sus ojos marrón oscuro, su marcada barbilla y el pelo como si acabara de salir de la cama, unidos a su 1,89 metros de estatura, hicieron que este actor de Iowa sedujera a millones de fans. Gracias a su atractivo rostro, pasó de publicitar cadenas de pizza en su juventud a realizar campañas de moda para Calvin Klein, Versace y Gucci, desfilando por las pasarelas de Milán, París y Londres.

Es muy probable que Christopher Ashton Kutcher no hubiera dado el salto a la interpretación sin tener a sus espaldas una carrera como modelo. Pero gracias a su papel de Michael Kelso en la serie de televisión That '70s Show la comedia romántica pronto encontró espacio para él. Ya fuera junto a Brittany Murphy en Just Married o a Cameron Diaz en What Happens in Vegas, Kutcher era el tipo de al lado del que enamorarse.

Al actor le ha resultado muy difícil desencasillarse, salvo excepciones como el exitoso thriller de ciencia-ficción The Butterfly Effect o Bobby, que gira en torno al asesinato de Robert Kennedy. En Kiss & Kill dio vida a un asesino, pero seguía siendo el hombre musculoso al que quedarse mirando. Aquella película le valió el irónico "premio" Razzie a la peor interpretación del año.

Tampoco fue especialmente aplaudida su actuación en el biopic Jobs (2013), que protagonizó sobre todo gracias a su parecido físico con el Steve Jobs más joven. Y no mejoró la cosa que dos años después llegara Steve Jobs, premiado con un Globo de Oro y con Michael Fassbender en la piel del fundador de Apple. Sin embargo, le fue mucho mejor como sucesor de Charlie Sheen en la sitcom televisiva Two and a Half Men, en la que actuó hasta 2015.

Con todo, parece que ninguno de esos trabajos interesó de verdad a Kutcher. En lugar de eso, aprovechó sus elevadas remuneraciones para invertir en el sector tecnológico. Y es que Kutcher pronto identificó el valor de empresas como Uber, Airbnb, Spotify o Skype y, junto a su socio Guy Oseary, hizo que en seis años 30 millones de dólares pasaran a ser 250 millones, según la revista Forbes (2016).

Tras divorciarse de Demi Moore, Kutcher prioriza ahora su vida privada junto a la también actriz Mila Kunis, con la que tiene dos hijos. "Todo lo que dice Mila está bien", bromeaba ante Ellen DeGeneres en una entrevista el pasado mayo. En las instantáneas se lo ve feliz junto a Kunis, de origen ucraniano. Y de algún modo, eso se lo debe a la interpretación: ambos se conocieron en el set de That '70s Show y allí se besaron por primera vez. Eso sí, por exigencias del guión.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que se deben modficar las leyes para el porte de armas en EEUU?

Sí, deben ser más estrictas
Sí, debe prohibirse el acceso a armas a civiles
No, deben mantenerse tal como están
No, pero se debe aplicar con mayor rigurosidad
ver resultados

Las Más Leídas