MADRID.- Setenta y cinco partidos desde el 1 de enero y diez de ellos en las dos últimas semanas: el cuerpo le pidió un respiro a Rafael Nadal y el tenista español se lo concederá la próxima semana para llegar con garantías al Masters de Londres.

El número uno del ránking mundial anunció este martes que no jugará la próxima semana el torneo de Basilea porque tiene una sobrecarga en la rodilla derecha después de la intensa gira asiática de octubre. Ganó el título en Pekín y llegó a la final de Shanghái, acumulando 17 horas y 24 minutos en la pista en apenas 13 días. Un esfuerzo que ahora le pasa factura.

"Tristemente tengo que deciros que no participaré en el torneo de Basilea tras ver a mi médico en España a mi regreso de Shanghái", explicó en las redes sociales el campeón de 16 Grand Slam, que perdió la final de Shanghái ante Roger Federer con un vendaje en la rodilla.

"Tengo una carga de estrés en la rodilla, problema que ya tenía durante el torneo de Shanghái, y, aconsejado por mi médico, me obliga ahora a tomar un tiempo de reposo", añadió el jugador, que cumplió en junio 31 años.

El español, que sufre graves problemas en la rodilla desde que era prácticamente un adolescente, no precisó cuánto tiempo se tomará de reposo. Su idea después de Basilea era jugar el Masters 1.000 de París (del 30 de octubre al 5 de noviembre) y el Masters de Londres (del 12 al 19 de noviembre).

La cita que cierra el año en la capital británica es el gran objetivo que le queda a Nadal esta temporada, un 2017 en el que reapareció con fuerza tras superar una lesión de muñeca para ganar seis títulos y recuperar el número uno.

El Masters es el único gran título que falta en sus vitrinas, donde ya lucen los los cuatro Grand Slam y dos oros olímpicos, uno en singles y otro en dobles. Pero el torneo que reúne a los ocho mejores de cada temporada se le resiste.

Nadal acabó 11 temporadas entre los ocho mejores del ránking mundial, pero diversos problemas físicos le permitieron sólo jugar siete ediciones del Masters. Llegó a la final en 2010 y 2013, pero perdió ambas.

Lo que se vivió hasta ahora en 2017 refuerza la idea de que un Nadal sano es capaz de pelear por todos los títulos y en todas las superficies. Lleva ganados 65 partidos y seis títulos, cuatro en arcilla y dos en pista dura.

Sin embargo, lo que le ocurrió con la rodilla en Shanghái fue un recordatorio de la tremenda exigencia del circuito. Y, sobre todo, las canchas duras para sus rodillas. Nadal suma ya esta temporada 46 partidos en "hard", un dato que no se veía desde su fantástico 2010, cuando terminó el año con 49 y tres Grand Slam en el bolsillo. Entonces tenía 24 años.

Ahora, con 31, Nadal optó por tomarse una pausa y no jugar Basilea. Un título más en un torneo de categoría ATP 500 no va a suponer un gran cambio en su trayectoria. Dar un respiro a la sobrecargada rodilla le permitiría evitar una lesión mayor y llegar al Masters en mejores condiciones.

Su ausencia en Basilea podría apretar la lucha por el número uno. El español lidera la lista actualmente con 10.465 puntos, seguido por Federer con 8.505.

El suizo sí jugará delante de sus hinchas, por lo que si gana el título alcanzará 9.005. La diferencia entonces sería de 1.460 con los torneos de París y Londres por disputarse. El campeón en la capital francesa se llevará 1.000, mientras que en el O2 Arena lo máximo que puede conseguir el ganador son 1.500.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario